DIARIO DE UNAS SEMIFINALES

DIARIO DE UNAS SEMIFINALES

Antonio Rodríguez

4º Unicaja 77-66 F.C. Barcelona (Viernes, 12 de Junio de 2015).

Los playoffs son maravillosos, ¿qué quieren que les diga? Esa reiteración de partidos entre los mismos protagonistas, una y otra vez, una y otra vez, dan un abanico de tonalidades sensacional  cuando miramos el emparejamiento desde el papel, con la fascinación del qué pasará. Añadamos los piques personales, las derivas que tomarán el que éste me cosió a triples o el otro me la lió después de los bloqueos. Unicaja-F.C. Barcelona, estamos en esas.

Un buen número de periodistas de medios catalanes hicieron acto de presencia en el Martín Carpena para el tercer encuentro. Y estoy convencido que siendo Málaga la ciudad que es, no tendrían ningún problema en alargar su estancia un par de días más, a la espera del cuarto enfrentamiento. Quien más quien menos, tenían planes para ese “extenuante” día intermedio entre partido y partido. Eso sí, nada de playa, que incluso algunas gotitas cayeron hoy a mediodía. Fina lluvia que en nada presagiaba un descalabro de Unicaja, sino todo lo contrario.

Podía ser la despedida en el Martín Carpena por este ejercicio 14/15, y eso se palpaba en el ambiente. Los aficionados decían su –probable- adiós mirándote y mostrando con los dedos de ambas manos ‘2 a 2’. No se concebía perder. Ni mucho menos los jugadores que representaban a esta “marea verde”, pues con un 9-0 inicial, salieron como auténticas motos. Estábamos viendo lo mismo una semana después, pero en distinto escenario y con las camisetas cambiadas. Quien aplastaba era Unicaja, quien mostraba actividad, agresividad y llegar a todas partes. Fueron recuperando jugadores que habían estado muy discretos hasta ese momento. Los momentos de Kuzminskas eran más continuados, mientras que Vladimir Golubovic se llevó la primera cerrada ovación de la noche, al ser sustituido antes de finalizar el primer cuarto. El montenegrino se hizo muy grande en la zona, intimidó colocando tapones, aseguró el rebote –gran valedor de la victoria cajista- y sobre todo, siendo muy físico, frenando en seco la aportación de Ante Tomic. Los cambios de asignación ordenados por Joan Plaza para que nunca estuviera libre, funcionaban. Cerraban líneas de pase, aguantaban unos segundos al gigante croata, suficientes hasta que su par recuperaba posiciones. El primer cuarto finalizó con 20-14, bastante decoroso para los visitantes, tras sufrir un 11-3 en sus carnes como primer parcial.

Jayson Granger volvía a ser el base explosivo que corría, daba un tempo acelerado que exigía sacrificios y mucha tensión en los suyos, pero que funcionaba. Tal ritmo frenético que hacen acrecentar las diferencias: 29-15, 36-22. Impensables márgenes hace bien poco. Dos enormes entradas de Mindaugas Kuzminskas, daban una máxima de 41-22 a falta de segundos para el descanso, que finalizó con 41-24 tras anotar Tomic aprovechando un rechace ofensivo. Los azulgranas no habían tenido la tensión que Unicaja les exigía y eso se notaba.

El rebote estaba siendo aún más diferencial que en tercer partido (46 a 28), que ante un rival desacertado en el tiro (21 de 60 fueron los tiros de campo azulgranas), multiplicaba dígitos en el electrónico. Claro, que así no podían salir en la segunda mitad y sí se atisbó mucha mayor actitud y lucha en los hombres de Xavi Pascual. Pero el desacierto seguía siendo casi el mismo. Un parcial de 0-7 acercaba a los azulgranas a un 52-40 tras verse con un 52-33. Tuvo que ser Juan Carlos Navarro quien metió el miedo en el cuerpo con dos entradas consecutivas quien puso un 59-52 a falta de 6 minutos para la finalización, que fueron respondidos con una suspensión de Ryan Toolson y una asistencia para la canasta de Carlos Suarez, que nuevamente fue el gladiador de Unicaja. 12 rebotes en esta ocasión llevaron su nombre. Un robo y posterior mate de Will Thomas volvió a situar la quincena de la tranquilidad (63-52), hasta culminar el encuentro en el definitivo 77-66.

Unicaja había batido en todas sus facetas al F.C. Barcelona. La serie se empataba a 2 y 48 horas después, se solventaría en el Palau Blaugrana, en un quinto y definitivo.

ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO

1º F.C. Barcelona-Unicaja

2º F.C. Barcelona-Unicaja

3º Unicaja-F.C. Barcelona

5º F.C. Barcelona-Unicaja