DIARIO DE UNAS SEMIFINALES

DIARIO DE UNAS SEMIFINALES

Antonio Rodríguez

1º F.C. Barcelona 91-60 Unicaja (Viernes, 5 de Junio de 2015).

“Oye, ¿y esto de la hora golfa?” preguntaban en las inmediaciones del Palau Blaugrana. El horario de 21:30 extrañaba a algunos, aunque no quitó que los aficionados llegaran con lentitud hacia el fuerte barcelonista. Viernes, iniciando así el fin de semana, tenia una puerta de bienvenida perfecto con un choque así.

Con el salto inicial, vayamos a lo que fue el partido. Salir con golpes de tanteo cuando lo que se está jugando son semifinales de la Liga Endesa, es un pecado grave, que puede costar muchas magulladuras. Tal cual le sucedió a Unicaja en su primer cara a cara con los azulgranas. Apenas hubo partido desde unos primeros parciales en el que la defensa de los hombres entrenados por Joan Plaza apenas aguantaban el uno contra uno, recurrían rápido a las ayudas y el desbarajuste producto de la falta de concentración, les hizo que, ya los primeros parciales (23-11 al final del primer cuarto) ya fuesen aplastantes.

Cuando a una nueva eliminatoria se piensa en una página en blanco y a ser posible, nuevo bolígrafo, por los andaluces muchos recordamos nuevamente que de sus últimos 8 enfrentamientos, habían acumulado 5 derrotas, midiendo su temperature en esta noche de viernes. Se ahogaron en la constancia de balones interiores ordenada por Xavi Pascual.  Tomic puede ser el jugador más desequilibrante de la Liga Endesa y en estos casos, cuando todo el juego ofensivo pasa por él, al F.C. Barcelona difícilmente se le puede igualar. Las opciones para diferentes opciones de juego, se disparan.

Los mejores minutos de los cajistas vinieron en el inicio del segundo cuarto, cuando sí se aplicaron en defensa y sí llegaron a reducer hasta un 25-18, con la entrada de Fran Vázquez supliendo a un desafortunadísimo Vladimir Golubovic, tardón en recuperar sus asignaciones defensivas y con malas manos para atrapar balones doblados. Todo ello se difuminó con tres robos de balón consecutivos de los locales, con la rúbrica final de un mate de Satoransky y otro de Abrines que acabaron por arrodillar a los visitantes, entre la alegría de los asistentes al Palau. Ni un excepcional mate de Mindaugas Kuzminskas en uno contra uno, superando a Tomic, lavó un poco su panorama (49-29 al descanso con un triple de Tomas Satoransky sobre la bocina).

En la reanudación, Unicaja tiró el partido en defensa. Un puñado de canastas anotadas sin voluntad de contrarrestar atrás, dieron paso a un logro para los azulgranas que puede sea su récord de este año al llegar a anotar en este tercer cuarto hasta en ocho jugadas consecutives (en cinco de ellas, triple). En tal racha, fue Brad Oleson quien más tajada sacó con 11 puntos –tres triples y una entrada-, hasta que fue sustituido, el artifice de tal borrachera de canastas hasta que lo sentó Xavi Pascual. Fue tal su acierto, que tuvo que pedir perdón en un gesto con las manos, tras anotar su ultimo triple contra tabla… lanzando desde una esquina. 23, 26 y 30 fueron los puntos que F.C. Barcelona logró en los tres primeros cuartos. A una actuación así, es incontestable para cualquier rival. Mario Hezonja, que se sumó al festín con otro triple sobre la bocina final del tercer período, dejó el 79-44 en el electrónico, para finalmente acabar el choque en un 91-60, que dejaba malas caras entre los malagueños.

A la salida del Palau, cercano a las once y media de la noche, con la brisa de la ciudad, temperatura agradable y un buen espectáculo presenciado, a los aficionados no les importaba en absoluto retirarse con total calma y parsimonia. Su esperado y glorioso fin de semana comenzaba con buen pie.

ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO

2º F.C. Barcelona-Unicaja

3º Unicaja-F.C. Barcelona

4º Unicaja-F.C. Barcelona

5º F.C. Barcelona-Unicaja