VALENCIA BASKET, BUENAS SENSACIONES FINALES PARA ILUSIONARSE

VALENCIA BASKET, BUENAS SENSACIONES FINALES PARA ILUSIONARSE

Antonio Rodríguez

Finalizó la temporada 14/15 para Valencia Basket, tras ser derrotado en el último encuentro de semifinales ante el Real Madrid (84-90), dando así el resultado final de 3-1 para los actuales campeones de Europa. Para los valencianos, el amargor de una derrota que se mezcla con el buen sabor de una eliminatoria al completo, en el que han puesto en apuros a sus rivales a lo largo de los cuatro encuentros, teniendo la oportunidad de haber ganado los cuatro.

No solamente fueron buenas sensaciones las vistas en el segundo enfrentamiento, sino que en el primero, pusieron enormes problemas tácticos a los hombres de Laso, supieron cuales eran sus opciones y sacaron  buena tajada de ellas. La imagen en el Barclaycard Center fueron muy notables, al margen de tener un 1-1 en su viaje a Valencia.

Una vez allí y a pesar de las lesiones, la más notoria la de Pau Ribas, estuvieron a décimas de poder situar la eliminatoria dos a uno a favor. Luke Harangody estuvo a punto de obrar la hazaña. El ala-pivot estadounidense tuvo unos últimos minutos estelares en el que pudiera haber sido el enfrentamiento más decisivo de toda la eliminatoria. Y eso, para alguien que venía a ocupar la misma plaza que el ídolo del equipo, Justin Doellman (que no el sustituto), es una hoja de servicios importante. Harangody, disfrutando más o menos minutos según partidos, ha sabido estar, mostrarse y destacar en los momentos más decisivos. Recuerden el excelso final, tirando de talento y orgullo, el día en el que aún se soñaba con eliminar al Khimki en el partido en La Fonteta de semifinales de Eurocup. Observen los servicios prestados en estas semifinales ligueras. La grata imagen ofrecida muestra sonrisas entre los aficionados.

Que Guillem Vives haya estado de sobresaliente también en este rush final de temporada, ha sido vital para llegar a un nivel tan alto de juego. Su mayor determinación ofensiva, la evolución que hemos visto, mejor en Mayo que en Marzo, y más aún que en Enero, le han hecho ser un arma para los suyos, quebradero de cabeza para las defensas contrarias en muchas ocasiones. Con la mejora en sus porcentajes de tiro exterior, hacían que ya no se usasen las rutinas para defenderle en el dos contra dos como decían los manuales de Noviembre. Esos ya no servían.

Mención especial al hombre que ha llevado la bandera del equipo esa campaña: Pau Ribas. Su inclusion en el mejor quinteto de la Liga Endesa, las grandes actuaciones que ha tenido –lástima de las lesiones en estas semifinales- muestran un referente en la ciudad, entre sus aficionados. Ha sido uno de los jugadores que ofensivamente más diversidad ha mostrado y como aficionados, más han atraído.

Las malditas lesiones para este tramo final, sean Kresimir Loncar o Sam Van Rossom (éste ultimo, ha caído en desgracia en los dos momentos más importantes, tanto en competición europea como en la LIga Endesa), no empañan su gran temporada. Y por otra parte, sus compañeros han sabido dar un paso adelante cuando había que darlo.

Una gran actuación –otra más- de Bojan Dubljevic, pone fin a esta temporada en la que se comenzó de manera convulsa y algo decepcionante, donde con Carles Durán se ha llegado a un nivel de competitividad de mirar cara a cara al Real Madrid, con un nivel muy cercano al de la pasada temporada en estas mismas fechas, y sobre todo, han logrado que toda una ciudad se sienta orgullosa de su equipo y esperen con terrible ilusión, los primeros pasos de la próxima campaña.