PLAYOFF LIGA ENDESA (Cuartos de final).

PLAYOFF LIGA ENDESA (Cuartos de final).

Antonio Rodríguez

REAL MADRID – HERBALIFE GRAN CANARIA (2-0)

101 PUNTOS EN 36 MINUTOS

Real Madrid 101-74 Herbalife Gran Canaria

No daban crédito los aficionados del Barclaycard Arena cuando Pablo Laso solicitaba tiempo muerto con un 0-10 en contra y tan solo 3 minutos de juego. Seguían sin dar crédito cuando Brad Newley volvió a robar el balón y se encaminaba solo hacia canasta para ampliar a un 0-12 el electrónico. Si esto era el playoff, definitivamente no se había empezado con buen pie. Hasta que no se anotó por primera vez a falta de 06:16 para la finalización del primer cuarto, todo aquello parecía una dramática realidad paralela. Los cómodos, los asentados, eran los canarios, que parecían haber bebido pócimas de Aíto García Reneses, con sus 25 temporadas de playoff a cuestas. Y el drama crecía: 2-16 a falta de 05:37 y 5-19 a falta de 05:00.

Y aquí llegó la reacción del Real Madrid. No es que fuera impredecible, pero sí en tiempo récord. Llegaron a anotar 19 puntos en los 4 minutos que restaban, para un parcial de 22-4, liderar ya 27-23 al final del primer cuarto y a partir de ahí, velocidad de crucero que les dio la victoria, cómoda victoria. De cómo Sergio Rodriguez en una jugada de fantasía, pasando el balón entre las piernas para dejar el balón en una dulce bandeja, o cómo Felipe Reyes como en él es habitual, bregando delante de Walter Tavares (demasiado castigado por las faltas), K.C. Rivers, en ese estado de dulce que tiene ahora, que parece proclamarse “el hombre fuerte del lado débil” (5 de 6 en triples) y el ritmo frenético de Sergio LLull, fueron excesivos argumentos para sus rivales.

Para culminar, la salida de Luka Doncic como tercer base del equipo, que parece que es lo que oficiará (realmente es un base puro) ante la baja de Facundo Campazzo por el asunto de los pasaportes. Salió en el segundo cuarto para ir asentándose. Y en el ultimo y ante una fuerte presión de los canarios, brindó excelentes pases a continuaciones de los bloqueos, sin amedrentarse ante la presión defensiva, acabando con una bonita canasta por elevación. Doncic, desde su atalaya de 1.98 de estatura, maniobrando como director de juego, tiene junto a una privilegiada vision de juego, esa maravilla que tenía Papaloukas o a un nivel estelar, Magic Johnson: puede ver por encima de sus rivales. En un base, eso es oro puro.

OLIVER-TRANSFORMER

Herbalife Gran Canaria 86-93 Real Madrid

Albert Oliver cumplió ayer, 4 de Junio, 37 años. Cuando a falta de 4 minutos para la finalización del tercer cuarto anotó su primer triple, intentando remontar la decena de puntos que el Real Madrid tenia a su favor, llevaba 2 puntos en su casillero, junto a un buen puñado de asistencias, eso sí (acabó con 10). Y de repente, delante de nuestros ojos, apareció un jugador gigante, imparable, liquidador. Tres triples de manera consecutiva hicieron que lograra 9 puntos en este priplo comentado de 4 minutos hasta el final del tercer cuarto. Al aficionado del Gran Canaria Arena se le insufló un aire que no había tenido hasta ese momento. Y su ejercicio de credibilidad aumentaba viendo que Oliver anotó otros 7 nuevos puntos en el ultimo período (para un total de 18), certificando 16 en los últimos 14 minutos. La hazaña no fue posible, pero sí bastó para finalizar la temporada con el  mejor reconocimiento posible por parte de la afición.

El Real Madrid tuvo nuevamente en los Sergios, el pulmón y el rumbo para el triunfo. Sobre todo el lagunero, Rodríguez, que se sintió inspirado en ataque y logró 26 puntos (y 5/8 en triples). Sentenciaron con canastas oportunas y decisivas. El Real Madrid está en ‘modo playoff’ y las dos derrotas que sufrieron al final de la liga regular, más que olvidadas.

Herbalife Gran Canaria jugó con la agresividad que da la competición a estas alturas y porfió por jugar balones interiores a Tavares (notable su actuación en este emparejamiento de playoff), así como un motivado Eulis Báez intentaba sacar a su marca (por regla general Gustavo Ayón), dando a su compañero caboverdiano el mayor espacio posible para maniobrar. Herbalife Gran Canaria nos certificó la reivindicación de este tirador del norte, Sasu Salin, que tuvo momentos electrizantes. Y con una cerrada ovación hacia los suyos, los grancanarios se despidieron de su equipo, tras haber tocado la gloria en Europa. Algo difícilmente olvidable.