REAL MADRID, ANTE UNA OPORTUNIDAD HISTÓRICA (II)

REAL MADRID, ANTE UNA OPORTUNIDAD HISTÓRICA (II)

Antonio Rodríguez

Final Four Madrid’2015. Un repaso a Fenerbahçe


Todo el mundo repite: son 20 años. Son demasiado tiempo. Los 5 años hasta volver a jugar una final de Copa de Europa, ante la Cibona de Drazen Petrovic, se hicieron muy largos. Los 15 años hasta que Sabonis alzó el trofeo en Zaragoza, como campeones de la Liga Europea en 1995, fueron casi una eternidad. Ahora, 20 años después de aquel gesto…demasiado tiempo. La ocasión la pintan bien. En casa, ante el público que ha ido encandilando en las tres últimas temporadas, el Real Madrid parece que tiene una cita única.


Evaluamos a su rival de semifinales: Fenerbahçe. Viene de derrotar en cuartos de final a Maccabi Tel Aviv por 3-0. Opino que es el equipo más débil de la Final Four. Sin ser el “invitado” como pudo sonar Olympiacos hace 3 años -y luego quedaron campeones-, son los que menos armas disponen para llevarse el título. Aunque el estandarte que lucen es francamente atractivo: Zeljko Obradovic.

Zeljko, cuando llega a una Final Four con un equipo nuevo, casi siempre ha triunfado: Partizán 1992, Joventut 1994, Real Madrid 1995, Panathinaikos 2000. Exceptuando cuando llegó con la Benetton Treviso en 1998, perdiendo ante el AEK Atenas en semifinales, sus recorridos se cuentan por éxitos cada vez que ha llegado con representante diferente. En Turquía, tras la fuerte inversión que han hecho, esperan lo mejor de él.

VIRTUDES

            - Zeljko Obradovic. Debe ser su punto número uno. Su disciplina y sobre todo, la familiaridad con la que maneja esta cita, hacen que los jugadores se lo tomen como algo natural, eximiéndoles de responsabilidad excesiva.

            - Mike Goudelock. El base estadounidense tiene una enorme capacidad de creación. Enorme tiro exterior aprovechando bloqueos y saber penetrar a canasta, anotando él o doblando grandes balones. En uno contra uno es devastador.

            - Movilidad de Nemanja Bjeliça. Ha sido nombrado el MVP de la Euroliga 2015. Desde su posición de “4”, el que pueda jugar tan abierto, el que tenga ese uno contra uno tan peligroso cuando cuenta con espacios, le hace ser muy importante.

            - La continuación en los bloqueos de Jan Vesely. Aunque sus bases son más de doblar balones tras penetrar -sobre todo Goudelock-, Vesely, con su potencia, debe ser muy vigilado cuando continúa. Como se arranque, vuela.  Y una vez ahí, es imparable pararles.

            - El Semih Erden actual es una versión mucho más musculada, que a nada que coja el balón bajo el aro, machaca. Él coge el balón y machaca. Sin contemplaciones. Por eso, deberán ser vigiladas sus líneas de pase para evitar que el destino sea un balón en sus manos y en las cercanías de la canasta. Con su estatura, es complicado negarle el aro con la bola cercano al aro.

            - Las muñecas de Bogdanovic y Zisis. No creo que sean bases desequilibrantes. El primero por joven y el segundo, porque nunca fue un gran director. Sin embargo, sus tiros en suspensión serán peligrosos. No puede haber dudas defensivas cuando reciben bloqueos, porque sí saben encontrar su momento.