A VUELTAS CON EL CLÁSICO REAL MADRID-BARCELONA ¿CÓMO LLEGAN?

A VUELTAS CON EL CLÁSICO REAL MADRID-BARCELONA ¿CÓMO LLEGAN?

Antonio Rodríguez

Siempre buscamos en el calendario el Barça-Madrid y el Madrid-Barça. Desde que éste sale a la luz, sabiendo ya “la costumbre” de disputarse uno de ellos en fechas navideñas, siempre esperamos el otro. Pues se dará este fin de semana, a las 12:15 de la mañana. Y como sucedió el año pasado, siempre puede servir como preludio a los éxitos/fracasos en el futuro reciente de ambos. A una posible confrontación en Euroliga, a un posible cruce de playoff. Se tornará decisivo a buen seguro.

Ambos han tenido más que suficiente tiempo par mostrar sus credenciales. Hemos podido seguir su evolución a lo largo de la temporada. Entre Supercopa, partido de ida en temporada regular, Copa del Rey y Euroliga, en las cinco citas directas, se ha dado un resultado de 3-2 a favor de los blancos, que se hicieron propietarios de los dos títulos jugados hasta la fecha. Pero ahora toca borrón y cuenta nueva, pues estamos en las mismas que hace 12 meses y eso, ahora no significa nada.

No vamos a dar claves de cara al choque del domingo, porque ante tal arsenal de armamento, es imposible predecir lo que podrá decantar por un lado o por otro el enfrentamiento. Sin embargo, sí  vamos a destacar lo que más nos ha llamado la atención, según hemos visto el recorrido en 27 jornadas ligueras y 23 de Euroliga. Algo así como pistas del espectáculo que podemos esperar. Que en definitiva, como aficionados, es lo que nos interesa:



Real Madrid

- La conexión Felipe Reyes-Gustavo Ayón. Lo que en la campaña anterior no se dio nunca, la titularidad de Felipe, este año sí que ha sido muy frecuente. Y su conexión con el otro titular, el mejicano Gustavo Ayón, ha sido en las últimas jornadas uno de sus mayores puntales ofensivos y uno de los mayores espectáculos. Pases desde poste bajo del uno a otro que tenía ganada la posición, que corta hacia canasta, son uno de los atrayentes, obra finalmente cincelada en el equipo dirigido por Pablo Laso hasta dejarlo perfecto. Ya en el Palau hace unos días, mostraron que pueden hacer mucho daño.

- En el lado negativo, el descanso obligado de Rudy Fernández tras el “latigazo” que le dio en la espalda tras entrar a canasta en el encuentro disputado en Zaragoza. Rudy, que se mostró instrumental en los argumentos iniciales del Real Madrid, con un excelso primer cuarto en el Palau el pasado Jueves Santo, son de esas maravillosas individualidades con las que cuentan ambos planteles, capaces por sí solos, de ganar un partido.

- Nocioni fue el jugador más destacado en su confrontación en la pasada Copa del Rey, decisivo para decantar el trofeo en las vitrinas blancas. La réplica de ese “3” reconvertido a “4” por la edad, porque las rodillas no son las de antes, pero con su talento intacto, tendrá nuevamente mucho que decir, al igual que los azulgranas cuentan con Bostjan Nachbar, otro jugador con idéntico recorrido evolutivo. El argentino siente de manera especial los momentos cumbre, y éste es uno de ellos.

- Jaycee Carroll. Ante la retirada a vestuarios de Rudy Fernández en Zaragoza, Jaycee tomó responsabilidades anotadoras, más de lo habitual esta temporada y dio el nivel que la poderosa línea exterior blanca demanda. En las situaciones comprometidas, en la hora de la verdad, examinaremos a Carroll, porque en ataque podrá dar un plus decisivo en los suyos.

F.C. Barcelona

- Marcelinho ha vuelto. Parecía algo tristón en el mes de Marzo, no daba la impresión de ser el mismo, pero ante UCAM Murcia destacó, volviendo a ser el guía en las directrices azulgranas. Se movió con toda comodidad y supo surtir de balones, los mejores balones, a sus compañeros. Vamos, lo de toda la vida

- Mario Hezonja y su última actuación ante el Real Madrid. Eso no puede pasar desapercibido. 15 puntos, 5/6 en triples en 17 minutos de juego ante los blancos en Euroliga, con su elegancia embaucadora, con su talento embriagador, es algo que el jugador croata tienen aún en mente. Cuando él se levanta, no tiene rival. Suelta desde tan alto la suspensión, que es imposible hacerle daño, por muy pegado que esté el defensor (que en algunos tiros, están).

- El cambio de cromos de Xavi Pascual. Durante varias temporadas hemos disfrutado -muchísimo- del dúo Marcelinho Huertas/Ante Tomic. Pues bien, el entrenador barcelonista ha ido incorporando poco a poco, en silencio, nuevos duetos. Queriendo dar más protagonismo -lógicamente- a Tomas Satoransky, le ha puesto a jugar de titular junto a Ante Tomic, para que ambos se vayan conociendo sus secretos personales en el noble arte del pick&roll. Y han conseguido una buena conexión. El checo es diferente al brasileño, ataca más la canasta y Tomic ha sabido entender eso.

Por otra parte, está la pareja Marcelinho junto a Tibor Pleiss. El pívot alemán, juzgado en demasía en otras fechas, ahora está encontrando su posición y en este nuevo dueto, está sabiendo acoplarse. Él no es Tomic ni lo pretende. Entra con más contundencia al continuar bloqueo, pero hay que ponerle el balón más cerca de la canasta de lo habitual con Tomic, capaz de resolver con pivotes, fintas y dribling. Sin embargo, han encontrado un tercer componente cuando a Pleiss se le da el balón en la bombilla, algo más alejado de su deseo, en el que tiene que pasar: el corte por línea de fondo de algún compañero. Sea el escolta en pista (Abrines es perfecto para esta faceta, como se vio en Murcia), como Macje Lampe, remontando y ganando la posición a su rival por detrás, como si los manuales de Zoran Savic siguieran vigentes en tal casa, están siendo una tercera vía de peligro para lograr muchos puntos. Y resulta una jugada terriblemente atractiva por la sucesión de pases, a la par de una espectacular finalización.

- En el lado negativo, Juan Carlos Navarro. Volvió a quedar tocado en el encuentro de Murcia y veremos si podrá participar. Su merma física y su posible no participación, dará más responsabilidad a Oleson y Hezonja. ¿De verdad suena a problema?

Y por supuesto, el Palacio de los Deportes. Domingo por la mañana es un momento perfecto para disfrutar de uno de los mejores encuentros de baloncesto que puede dar el Viejo Continente. Su empuje valdrá puntos. Estamos seguros.