NEMANJA NEDOVIC,REIVINDICACIÓN CON 18 PUNTOS EN UN ÚLTIMO CUARTO

NEMANJA NEDOVIC,REIVINDICACIÓN CON 18 PUNTOS EN UN ÚLTIMO CUARTO

Antonio Rodríguez

En el fragor de la batalla, cuando ambos equipos en liza se están jugando el partido, en los momentos decisivos, los arrebatos individuales, ganadores, son los que elevan a este deporte a la categoría de arte. Lo que hizo Nemanja Nedovic en el último período en el Fernando Buesa Arena, intentando dar la victoria a su equipo, Valencia Basket, anotando 18 puntos (para un total de 22), y sobre todo, de la factura con que se lograron, fue maravilloso.
 

Nemanja tuvo una notable actuación unos días antes, en la periferia moscovita, en la pista del Khimki, durante los cuartos de final de la Eurocup. Era el momento de la verdad de su equipo y como tal, respondió. Una primera mitad competitiva y acertada que por desgracia, no tuvo continuidad colectiva en la segunda. Y en Vitoria, inmersos ya en la competición que les queda, la Liga Endesa, tras un deficiente inicio de encuentro, ahí le tenían empecinándose en llevarse la victoria para tierras levantinas. Sus escalofriantes entradas a canasta, forzando faltas en más de una (la que provocó a Colton Iverson y logrando dos puntos, de verdadera antología), su uno contra uno para meterse en recovecos que no ve nadie, su corte, tomando la espalda a James, aplicando las instrucciones de un tiempo muerto, postularon al base/escolta serbio, como lo que debe ser: una estrella de nuestra competición.
Llegado a Valencia con la temporada no yendo ya por los caminos que se tenían previstos, a nuestro protagonista le está costando encontrar su lugar en su nuevo mundo. Y eso no suele favorecer cuando se viene precedido de fama y una ficha altas. Ante Laboral Kutxa vimos brochazos de lo que puede llegar a ser. Su potencia física, sus excelentes piernas, son combo perfecto a unos maravillosos fundamentos técnicos. Escuela serbia 2.0, aplicados sobre un físico siglo XXI. En Oakland, con los Warriors de Golden State, vieron esto que apreciamos el pasado domingo: flashes de enorme jugador, enorme potencial, pero al que le faltó consistencia. Entre otras razones, la más poderosa, fue su plaga de lesiones que ya le prohibieron jugar en el campamento de verano en su año rookie, escaparate fundamental para alguien como él, que viene “overseas”. En su año rookie, este nº30 de primera ronda de draft, tampoco las pudo apartar y tuvo que convivir con ese lastre.

Sí ha tenido problemas físicos este año, de hecho ha estado tocado estas últimas semanas. En nuestra esperanza está que tales males se olviden de su cuerpo y pueda mostrar las virtudes que tiene, que las pueda lucir, exprimir al máximo lo que puede hacer por su equipo y como finalidad, que les haga ganar. Como aficionado, tengo el convencimiento que Nemanja Nedovic es un de los jugadores que da color a nuestra Liga Endesa. 18 puntos en el último cuarto, repito, son una barbaridad y un espectáculo por si solo. Y eso, debemos cuidarlo. Debemos disfrutarlo.