ARTÍCULO: UCAM MURCIA, UNA TRAVESÍA “DE OCA A OCA” MUY PARTICULAR

ARTÍCULO: UCAM MURCIA, UNA TRAVESÍA “DE OCA A OCA” MUY PARTICULAR

Antonio Rodríguez

Las camisetas de UCAM Murcia son de las más bonitas en la historia de la Liga Endesa. Así las etiquetamos en su momento y estamos convencidos de ello. Me cuentan que precisamente en las prendas, cuando entró el patrocinio de la universidad, pretendían que fuesen eso: como las universitarias. Americanas, en este caso. Sea la roja, blanca y azul, el diseño desenfadado pero sobrio, nunca recargado. Juvenil en las letras, destacadas y grandes y en las bandas laterales, han parecido tener un efecto hipnótico estos días. Tan hipnótico como…les permito que cojan papel y boli. Apunten:

- Jornada 22: Arranque del inicio de partido Baloncesto Sevilla-UCAM Murcia: 2-20 en el marcador.

- Jornada 23: Arranque del segundo cuarto UCAM Murcia-Bilbao Basket: parcial de 20-0 en 07:07.

Hipnotismo de sueño muy, muy profundo, diríamos. Tales parciales son devastadores. Marcan el devenir de cualquier encuentro. Y en ambos, los murcianos acabaron apalizando a sus rivales. Dos jornadas, dos palizas. Como el “de oca a oca”, versión macabra/deportiva para sus rivales. Les asesta la puñalada y les deja desangrarse hasta el minuto 40. Sin opción a cura. Sevilla Baloncesto, hace dos semanas, no mostró apenas argumentos. Bilbao, el pasado fin de semana, jugó un segundo cuarto…es muy difícil explicar que tras una acción (¿de verdad pudo hacer tanto daño el tapón de Augusto Lima?), lograse ser un equipo desconcentrado, perdido, con un rosario de pérdidas de balón desesperante. Estamos hablando que en el segundo cuarto anotaron 3 canastas, por 9 pérdidas. ¡9 balones perdidos! Y en estas “pájaras” rivales, los hombres de Diego Ocampo anotan. Sí lo hacen, sí. En esta ocasión, le tocó el turno a Scott Bamforth, con 10 puntos en los poco más de 8 minutos que estuvo en este dramático cuarto para los bilbaínos.

Es cierto que a nivel personal, me gustó que al menos Bilbao Basket mostrara algo de su sello identificativo. Tras verse con la treintena por debajo en el electrónico (hasta un 60-28 llegaron a tener en contra), recortaron hasta los 14 de desventaja a base de rebotes ofensivos: hasta 6 en el tercer cuarto, para acercarse a un 64-50. El chasquido volvió a sonar y el proceso hipnótico volvió a rebrotar, hasta llegar a la treintena nuevamente (87-57). Si tuviera que publicar un informe del por qué las razones de este proceso tan tortuoso para el rival, explicar las pérdidas de balón, algunas infantiles, de los hombres dirigidos por Sito Alonso, quizás tenga que basarme en intuiciones:

- Porque sí veo a Augusto Lima muy activo en la zona, con movilidad, protegiendo el aro de entradas a canasta. Y por ello, quiero intuir cierto miedo escénico en sus rivales. No obstante, quizás Lima sea el hombre alto con más salto vertical de toda la Liga Endesa. Y eso llega a producir ansiedad rival por lo aventurado que pueda ser lanzar en la pintura, a la par que beneficio en sus compañeros, que pueden arriesgar más en sus asignaciones individuales, porque al fin y al cabo, “the man is in da house”.

- Porque lo que sí veo es escaso “miedo a la velocidad” en ataque de los murcianos. E intuyo que pueda ser que el estado de confianza con el que cuentan algunos jugadores, a los que no les importa llegar y matar, desde la distancia que sea, sin templar tan siquiera. Es típico de ese estado de gracia. Apunten tres nombres: Raulzinho Neto, Scott Bamforth y Nemanja Radovic. Lo del reloj y gastar segundos, no va mucho con ellos, si de lo que se trata es de anotar. Llegan a campo contrario y lo hacen. Así de fácil. ¿Cómo? Para dar esas pistas, ya hay que pagar entrada.

- Y esto no es ya intuición. Es un hecho el 12/22 (54%) en lanzamientos triples. Y eso, sin apenas contar con Scott Wood en esta ocasión. Creo que al aficionado, viendo esa soltura, le sale decir “es que no se cortan un pelo”. Pues eso. que así están.

De victoria en victoria, de paliza en paliza. Este es en la actualidad UCAM Murcia y así se lo contamos. Porque no hay otra manera de hacerlo.

Fotos: (ACB Photo / J. Bernal).