ENDESA BASKET LOVER CON LA BASE (V): FOGONAZOS DE ESTRELLAS FUTURAS (y 2):

ENDESA BASKET LOVER CON LA BASE (V): FOGONAZOS DE ESTRELLAS FUTURAS (y 2):

Antonio Rodríguez

NOAH CHURCHILL SORENSEN (UCAM Murcia. Base. 1,95. Nacido en 2003)

            De los jugadores que en los últimos meses ha ido reclutando UCAM Murcia, este base danés nos parece de sus proyectos más interesantes. Ya ha debutado en ACB y por personalidad en la pista, lo merece. Es de los mejores juegos de pies que nos hemos encontrado en el Campeonato de España junior en Granada. Con todos los requisitos físicos para destacar en el baloncesto de hoy día, salpimentado con el conocimiento del juego del base de toda la vida, tiene espíritu de dirección y carácter para sostener la batuta. No deja de ser una curiosa anécdota que sea el bisnieto del afamado político británico Winston Churchill (por lo de capacidad de mando).

              Marca extraordinariamente los pasos para entrar a canasta, sus cambios de dirección son de clinic y el tiro exterior, aunque aún no lo tiene perfeccionado, estamos convencidos que lo hará, porque su mecánica es más que correcta.

: Noah Churchill Sorensen (UCAM Murcia).

 

GAEL BONILLA (F.C. Barcelona. Escolta. 2,02. Nacido en 2003).

            Todo un superclase. Quizás pequemos de una mentalidad como que Eduardo Nájera haya eclipsado a los jugadores mexicanos en los últimos 20 años, metiéndoles a todos en el saco de tipos con raza y luchadores, como nos marcó este alero. En estas, apareció de este país Gael Bonilla, siendo todo finura y buenos fundamentos. Pasó por la academia canaria (CBA), aunque entre los azulgranas lleva ya unas cuantas temporadas, puliendo hasta la exquisitez sus fundamentos. Excelente bote de balón, capaz de superar a tipos más pequeños en uno contra uno, sapiencia para desenvolverse cercano al aro en típicos movimientos de poste bajo, un más que notable tiro exterior y si había algún “pero” que lo lleva etiquetando en los últimos años, quizás sea la frialdad en su juego. De momento, en Endesa Basket Lover lo ponemos en cuarentena, porque su actitud y compromiso defensivo a la hora de la verdad, tanto en las semifinales ante la Penya como en la final ante el Real Madrid, fue grande.

              Claro, que tenemos que dejar siempre un último apartado para la guinda de lo que más nos embauca del jugador: su capacidad de pase. Es un elemento diferencial, puesto que sus balones tienen como destino cualquier compañero, casi con independencia de su posición en cancha. Es más que llamativo su dominio. Para el organigrama establecido por su entrenador, Fabián Téllez, todo un lujo. Cuenta con un excelente porvenir en el futuro más reciente, porque es un producto de élite casi hecho.

 

MIGUEL ALLEN (Joventut Badalona. Alero. 2,03. Nacido en 2003).

              Otro importante de los elegidos en este top. Sobrino del mítico Ray Allen, es nacido en La Aldea de San Nicolas, en Las Palmas de Gran Canaria y de nacionalidad española. Reclutado por el Joventut en 2017 tras se invitado por los verdinegros en la Minicopa, este jugador que ya ha disputado 2 encuentros de Liga Endesa, mostró ser uno de los mayores portentos físicos en Granada. Un extraordinario atleta capaz de decantar los difíciles octavos de final del Joventut ante Casademont Zaragoza, con 6 de 7 en triples, anotando los 5 primeros. Que supo sentenciar con un último tiro de tres ese encuentro, estando ya muy cansado, lo que muestra una enorme fuerza mental y que ante Catalana Occident Manresa, logró otro impensable cuando se decidía la contienda. Y no, no hablamos exclusivamente de un tirador. Ya quisieran los rivales.

              Miguel Allen es un atleta de algo más de dos metros que sabe dar los dos pasos cuando entra a canasta como nadie. Calzarse las “botas de siete leguas” que rescata Fran Fermoso de los cuentos populares y en dirección al aro. Distancia y altura que consigue en sus entradas. Y sobre todo, equilibrado. En todas sus acciones, homenajeando la maravillosa perorata de Samaniego en sus charlas, Allen siempre ataca el aro, tras la sinfonía de sus dos pasos equilibrado, salta equilibrado y si choca con contrarios en el aire para tirar, permanece equilibrado. Por eso sus tiros entran o casi entran. Es la “bendición” de este jugador que más nos atrapa.

              Por su importancia en el plantel, ha debido jugar muchísimos minutos. Y con la carga de tantos partidos en tantos días consecutivos (repetimos, 7 partidos en 7 días), lo que se pudiera entender como relax defensivo, quizás nosotros lo queríamos ver como gestión y regulación de esfuerzo en tantos minutos en pista. Con sus condiciones y exigencia, puede llegar a ser un gran defensor.

              Si es tipo de highlight es por todo lo comentado anteriormente. Un “coast to coast” suyo aúna todas sus virtudes para regalo de los aficionados. Fue determinante hasta que tuvo que rendirse en los últimos minutos ante los azulgranas en semifinales. Uno de los chavales con más futuro.

Miguel Allen (Joventut).

 

ELI N’DIAYE (Real Madrid. Alero. 2,03. Nacido en 2004)

            Ver a N’Diaye jugar es disfrutar del mayor ‘todoterreno’ de toda la competición. Un jugador con enormes condiciones atléticas que ha ido adaptando su juego poco a poco desde posiciones claramente interiores a -intuimos- ser el “3” que está en todas, que pone su físico al servicio de ayudar a sus compañeros. Porque ese es el carácter que tiene, el del trabajo incansable, la humildad y el sacrificio por los demás. Buscando un retrato robot en él, mezclen las virtudes de Moustapha Sonko y Carlos Jiménez y se harán una idea aproximada de lo que sabe hacer. Trabajado técnicamente, fiero reboteador, capaz de subir el balón y dominar su bote en contragolpes, con decente tiro exterior que irá incrementando su eficiencia, convicción para jugar cercano al aro y con habilidades para defender a jugadores exteriores en uno contra uno.

              Perteneciente a las categorías inferiores del Real Madrid desde sus años como infantil, lo mejor en las dos últimas temporadas, llegando la mayoría de analistas a un consenso común, es su progresión, salto de calidad y capacidad de mejora. Por lo que, con 17 años, adelantamos que su evolución seguirá in crescendo. Explotó cuando fue el MVP en la fase final del Euroleague Basketball Next Generation el pasado junio en Valencia, proclamando campeón al Real Madrid. En Granada fue un puntal espiritual, por encima de las estadísticas, aunque sufrió, como el resto de sus compañeros, en la gran final.

 

Eli N'Diaye (Real Madrid). 

          

    No vamos a reiterarnos más en dos jugadores fascinantes de los que ya hablamos en anteriores artículos, como es el caso del base esloveno del Real Madrid Jan Vide y el pívot del Joventut Rubén de Oliveira Santos. Lo que sí vamos a mencionar otros nombres que nos parecieron muy destacables en ambos campeonatos:

 

Urban Klavzar (Real Madrid. Escolta. 1,86. Nacido en 2004): Al menos en directo, nunca habíamos visto un jugador europeo que con 17 años, tenga el lanzamiento exterior de este esloveno. Algo asombroso, casi mágico. Tras recibir, tras dribling, con fuerte oposición defensiva… repetimos que asombroso. El único problema de este escolta es que, con su estatura, de momento no vemos un reciclaje claro a la posición de base. Pero, ¿ha de serlo? En Endesa Basket Lover pensamos que no tiene por que pasar ese “peaje”. Es lo que es y en ello, lo consideramos uno de los mejores.

Urban Klavzar (Real Madrid).

 

Doudou Diahame (Obradoiro Peleteiro. Alero. 2,01. Nacido en 2006): Es el producto más interesante de los obradoiristas. Un chico al que claramente se ha trabajado con él como exterior, en un cuerpo de jugador interior para llegar a ser completo. Poderosas condiciones atléticas, a sus 15 años debemos intuir todo lo bueno y poco nos atrevemos a confirmar. Llegó a participar, no solamente en el cadete de San Fernando, sino en el junior de Granada. Que sabe encarar en uno contra uno a campo abierto, habilidoso en el cambio de dirección, las dos manos trabajadas para dejar bandejas y tiros cortos y un marcado sello de sentido colectivo, todo ello, eso es más que evidente. Su mecánica de tiro es atractiva. A seguirle con atención.

Doudou Diahame (Obradoiro Peleteiro).

 

Diego Fernández (Cajasiete Canarias. Base-escolta. 1,98. Nacido en 2005): En los partidos que lo vimos, nos hubiese gustado verlo más minutos como base, porque la comunicación que tenía en el pick&roll con los interiores, era excelente. Más que notable capacidad de pase para encontrar a sus compañeros. Un jugador con instinto creativo, lo que nos gusta. Muy buenos fundamentos, sobre todo en el dribling.

 

Hamza Mestoglu (UCAM Murcia. Alero. 2,02. Nacido en 2004): Otro de los productos becados por el UCAM Murcia muy interesante. En estas categorías y con el cuerpo -bastante formado- que tiene, lo hizo más en posiciones interiores. Y nos gustó mucho la manera de pivotar y sacar réditos cerca del aro con tiros cortos, sabiendo usar ambas manos. Un marcado carácter ganador en este jugador turco, duro, que llevó con su liderazgo a los murcianos a cuartos de final.

 

Sidy Cissoko (Fundación 5+11 Baskonia. Base. 1,98. Nacido en 2004): El jugador más interesante de los baskonistas, un base de primer año junior con nacionalidad francesa, muy potente físicamente, al que deberemos seguir su evolución técnica y su madurez en la dirección del equipo.

 

Jordi Rodríguez (Joventut Badalona. Alero. 2,03. Nacido en 2004). Tiro exterior. Fantástico en ejecución (muy rápida) y sus rachas pueden machacar a cualquiera. En Granada lo hizo ante Unicaja (5 de 8 en triples) y en cuartos de final ante Catalana Occident Manresa (sus 2 triples de 2 intentos en momentos muy importantes). Tirador para el futuro verdinegro. ¿Algo más? Pues nos lo demostrará cuando deje de ser tan remiso entrando a canasta.

 

Jakub Coulibaly (Unicaja. Pívot. 2,00. Nacido en 2003). Es el jugador interior que mejor vimos usar la línea de fondo de todo el campeonato: esperando pases doblados, buscando la espalda de sus marcadores, descubriéndose desde lado débil… todo para recibir y anotar. Porque es un arma que le gusta usar ya que, para ser tan interior, se ha quedado pequeño. Y eso es motivo de ser inteligente y saber usar sus armas. Con su anchura y el espacio que ocupa en la zona, es ideal y sabe optimizar cuando tenga compañeros que sepan pasar el balón en balones divididos o en continuaciones cortas de los bloqueos. Jugador de nacionalidad polaca. que, reconocemos no haber visto en directo previamente y nos llamó la atención que en todos los perfiles en la red, lo catalogan como alero.

 

Sediq Garuba (Real Madrid. Alero, 1,92. Nacido en 2004): Un defensor exterior extraordinario. Su potencia y lateralidad son impresionantes. Y tiene un instinto para saber un segundo antes hacia dónde va el atacante, asombrosa. Por su potencia, entra muy bien a canasta. No nos aventuramos a predecir el futuro del hermano pequeño de Usman, pero lo que sí tenemos claro es que puede ser un especialista en defensa de élite.