ARTÍCULO: LO MEJOR DE 2014

ARTÍCULO: LO MEJOR DE 2014

Antonio Rodríguez

Se nos fue 2014. Y con él, muchos recuerdos. Hemos vivido grandes momentos y decepciones. Canastas que nos hicieron vibrar y tragos que mejor olvidar. Como vemos en la cabecera de este reportaje, tuvimos inicialmente un Real Madrid de récord en la Liga Endesa: decir ahora que los blancos permanecieron 28 jornadas imbatidos en la Liga Endesa, es dar la sensación que ha pasado más de un año. Pero fue así, el conjunto que durante bastantes meses parecía imbatible. Un extraordinario encuentro frente a Valencia Basket (105-110), les hizo conocer su primera derrota. Pero ahí quedó la marca.

Lamar Odom, visto y no visto

Pues así fue. Su aportación a la Liga Endesa quedó reducida a un partido, 17 minutos y 2 puntos. El fichaje con más glamour de la temporada, quedó en nada. En Espacio Liga Endesa fuimos testigos de su actuación en directo. Y cuando quiso arrancarse en uno contra uno ante un rival y vio que le quedaba mucho para superarle, fue consciente del estado de forma en el que estaba. Fue honesto y comenzó a dar algunos pases hasta que al poco, se vio agotado. Un fichaje que quedará para la anécdota en este 2014.

Lucas Nogueira, gotas NBA antes de su marcha

Parecía haber un contencioso con su club, Movistar Estudiantes, cuando Lucas Nogueira decía que estaba lesionado y por más pruebas que le hacían en España, demostraban que no era cierto. El caso es que regresó a España por unas fechas y tuvo, en algunos casos, actuaciones estelares. En esta victoria de los suyos en Badalona (76-89), dio muestras de lo que es capaz de hacer. Que era un lujo en nuestra competición cuando lo pudimos disfrutar. La foto es suficientemente explícita.

La canasta que valió un título

Pero vamos a remontarnos en el tiempo un poco. Vámonos al 9 de febrero, donde esta canasta de Sergio Llull quedará para los anales de la historia. Fue en Málaga, en la final de la Copa del Rey. Un encuentro vibrante, cuya temperatura fue subiendo cada vez más, donde un canastón de Brad Oleson segundos antes, hizo soñar a los azulgranas, que con un último y desesperado palmeo de Tomic, pudieron ganar. Pero grabada estará con esta suspensión, tras un magistral pase de Sergio Rodríguez y un 77-76 en el marcador, que les otorgó el título a los blancos.

MVP Doellman

Fue el Jugador Más Valioso de la temporada regular. El ala-pívot estadounidense Justin Doellman, justificaba con esta nominación a título individual, una excelsa temporada de Valencia Basket, que muchos pensamos que rompería la hegemonía de Real Madrid y Barcelona. Tuvo actuaciones formidables en momentos puntuales para ser galardonado con tal premio.

Valencia Basket, campeón de la Eurocup

Y es que entre esos momentos puntuales formidables de Doellman, entra la segunda parte en Kazan, donde en el encuentro de vuelta de la final de la Eurocup, Valencia Basket sentenció la final y se llevó el título para sus vitrinas. Una gran alegría para la parroquia taronja y para unos jugadores, que ya lo ven. Khimki, Niznhy Nodgorov y Unics Kazan fueron cayendo ante un rival implacable.

La Final Four de Milán

Claro, que las alegrías valencianas no tuvieron continuidad entre los aficionados españoles en la Final Four de la Euroliga, la gran cita, en Milán. Debiendo enfrentarse Real Madrid y F.C. Barcelona en semifinales, con los azulgranas muy lastimados (cayeron derrotados por 100-62), dos días después fueron los madridistas, quien con todos los favoritismos posibles y más que justificado, tuvieron que regresar con la cabeza gacha tras claudicar en una prórroga, ante un sorprendente Maccabi Tel Aviv, con mucho menos potencial que en otros años, pero con una sapiencia baloncestística como pocas veces se ha visto (98-86). Fueron dos palos en un periplo de dos días. Los primeros, supieron levantarse. Los segundos, quedaron heridos para lo que restaba de temporada.

La alegría sevillana

Y llegó el playoff de la Liga Endesa. Y en los cuartos de final vimos un espectáculo formidable. Baloncesto Sevilla cayó derrotado en el primer encuentro por 30 puntos de diferencia (84-54). Sin embargo, lo que ofrecieron en los dos encuentros siguientes, se ganó aquí una mención: ganar con un mate en palmeo sobre la bocina de Marcus Landry en Sevilla y ofrecer un espectáculo en el tercer y definitivo choque en Valencia, como pocos habíamos visto a lo largo de la temporada. Valencia Basket finalmente ganó y se clasificó (87-84), pero tuvo que jugar y rendir hasta las últimas consecuencias ante unos andaluces que culminaron así la gran obra de Aíto García Reneses durante dos años en la capital hispalense.

El zapatazo de Unicaja

Esa fue la sensación que dio en semifinales. Un buen zapatazo en la mesa de Unicaja ante el Real Madrid, que si sufrió zapatazo, fue en el corazón, del terrible susto que pasó ante los andaluces. Increíble eliminatoria que se resolvió con 3-1 para el Real Madrid, pero que pudo finalizar con 0-3 a favor de los cajistas. Cuatro partidos llenos de acierto hasta morir deportivamente hablando. Los dos de Madrid fueron un espectáculo increíble difícil de olvidar. Y con las dos actuaciones en el Carpena, Unicaja, ese equipo que tuvo tantas críticas por parte de la afición cuando fueron derrotados en “su” Copa del Rey en cuartos de final, volvió a encandilarles y formar la comunión que siempre han sido. Tras una prórroga en el cuarto enfrentamiento (77-89), el Real Madrid salió vivo de Málaga, pero muy lastimado y lastrado ante la enorme exigencia física a la que se vio sometido.

Marcelinho

Si lo de Málaga fue salvaje, lo de Valencia fue una traca final para coronar las mejores semifinales de la historia de la Liga Endesa. En la NBA habíamos oído casos de eliminatorias en las que ningún equipo había logrado ganar en casa. Impensable en nosotros. Pues se dio de manera increíble en el Valencia Basket-F.C. Barcelona. Los levantinos tenían el factor cancha a favor. Sin embargo, a La Fonteta se le quedó cara de tonta cuando vio cómo sus jugadores, que parecían exhaustos de su enorme temporada, se arrodillaron en dos ocasiones, iniciando así la eliminatoria y debiendo viajar a cancha del rival. Allá que nos vamos a Barcelona a rematar la faena. Pues no, que los taronjas ganan. Que un pequeño reducto de locos aficionados que se desplazaron a la Ciudad Condal, más felices que unas pascuas y que vieron incrementado su número, porque en el cuarto volvieron a ganar y por momentos, apalizando al Barcelona. Y vuelta a Valencia, donde se veía que el ambiente, una hora antes del inicio del choque, era diferente. Aquello era día grande. Y para no decepcionar a nadie (bueno, menos a los valencianos), Marcelinho Huertas logró la canasta que vemos en la fotografía, con rectificado en el aire, con gran acierto y mucha, mucha sangre fría. Un pasaporte para la final más caro que nunca.

F.C. Barcelona, campeón de la Liga Endesa

Y así fue. Los azulgranas, tras pasar el terrible escollo valenciano, lograron el título de liga por 3-1 de una manera más sencilla de lo previsto inicialmente y de forma merecida. Con Pablo Laso desquiciado siendo expulsado en el último encuentro desde su silla de ruedas, tras la operación en el tobillo, el Real Madrid se mostró exhausto físicamente y anímicamente. Milán, Málaga…todo les pasó factura y cayeron derrotados, aunque su temporada no debiera caer en el olvido, ni mucho menos. Xavi Pascual, por su parte, fue uno de los grandes triunfadores, junto con unos jugadores que celebraron el título como uno de los más preciados. No era para menos. Fueron un gran equipo.

Sueños rotos

Y a finales del verano, llegó la Copa del Mundo de baloncesto. Esa gran cita en nuestro país, en la que todos nos sumamos para hablar de ella, para crear expectación, porque era eso: la gran cita. Y la eliminación en cuartos de final ante Francia, significó un golpe muy duro de asumir. Por ello, nos quedaremos con el juego de Granada, con los grandes ratos, con un tipo como Pau Gasol en grandes acciones y este tablero que tapa en parte la acción en la fotografía, que sea como nuestro recuerdo, que inconscientemente irá tapando y enterrando este mal trago.

El futuro inminente

La cara amable tras la cita mundialista, es que en esta nueva temporada 14-15, estamos viendo jugadores que pueden tomar el relevo. Jugadores jóvenes, con descaro y con talento a raudales, que parecen tener capacidad de liderazgo. El más claro ejemplo es Alex Abrines, con su magnífica campaña en el F.C. Barcelona en esta 14/15. Ver a un ex NBA como Marshon Brooks, totalmente desesperado en Milán, porque Abrines le había colocado delante de sus narices 5/5 en triples, es para ser optimistas de cara al futuro.

Vimos a un gran equipo

La Copa del Mundo también trajo a un equipo realmente extraordinario. Fueron los campeones porque tenían que serlo. Estados Unidos realizó un juego maravilloso, muy lejos del alcance de cualquiera. No dieron opción a nadie, sus rivales tan sólo aguantaban hasta el descanso, donde ponían el acelerador, echaban a correr y… como motos, oiga. Como James Harden en la foto. Ya les digo: como motos. Un gran espectáculo el que pasó por nuestras pistas.

El FIATC Joventut, arriba nuevamente

Vamos despidiendo. Pero no podíamos hacerlo sin mencionar a los verdinegros. La imagen que están ofreciendo en esta Liga 14/15 es extraordinaria. Un gran espectáculo en el Palacio de los Deportes y a pesar de la derrota, ante el Real Madrid, y la victoria en el Palau Blaugrana, con la canasta sobre la bocina del señor de la foto, Goran Suton, hicieron tomar un camino pletórico, que les está llevando a los puestos más altos de la clasificación. Lo que hace tener unos buenos veteranos en casa. Y con un juego extraordinario. Como la Penya de toda la vida, vaya.

Mirotic a la NBA

Estaba cantado. Nikola Mirotic emigró a la NBA, a las filas de Chicago Bulls. Para el recuerdo, grandes, grandes actuaciones en nuestra competición con el Real Madrid y muchos días de gloria. Ahora, esta representación, está dando muchas pinceladas de brillantez en las pistas de la mejor liga del mundo. Y que siga así por mucho tiempo.

Despidiendo el año

Y al 2014 le decimos adiós con un sorprendente líder en la Liga Endesa: el Unicaja. Con su entrenador Joan Plaza a la cabeza, la solidez, la competitividad y la sensatez confeccionando la plantilla y jugando al baloncesto de los malagueños, hace que se confirme lo que anteriormente comentábamos de la comunión equipo-afición, que por momentos, llegó a ponerse en duda. Todo vuelve como antes en ese aspecto. Bueno, quizás el recuperar el antiguo uniforme, aquel del final liguero de 1995, ayude para que 20 años después…¿quien sabe?

FELIZ 2015 A TODOS!!!