ARTÍCULO: UCAM MURCIA, “NO PLACE LIKE HOME”

ARTÍCULO: UCAM MURCIA, “NO PLACE LIKE HOME”

Antonio Rodríguez

Parece que estemos hablando de chapines de rubíes y de baldosas amarillas. Chapines rojos, como el uniforme de nuestros protagonistas. Baldosas amarillas, como el color de la zona del parquet de nuestros protagonistas. Y una frase, “no place like home” para cerrar el círculo descriptivo de “El mago de Oz”. Pues si buscamos actores que puedan mimetizarse en la película de Victor Fleming, ese, es el UCAM Murcia. Cuatro partidos en casa, cuatro victorias. Efectivamente, como en casa, no se está en ninguna parte. Si se completa con otro triunfo en Fuenlabrada, ya estamos hablando de las 5 victorias (por tan sólo 3 derrotas), de una de las sorpresas de la competición liguera.

Entrenador debutante, Diego Ocampo, tras ser asistente de Pedro Martínez, Joan Plaza y Aíto García Reneses. Casi nada. Que tiene el enorme mérito de haber captado las habilidades de sus jugadores y está moviendo fichas con ellas. Por eso tienen los éxitos que tienen. Plantel ya asentado e incorporaciones acertadas para estar en este momento, sexto clasificado, empatado junto al quinto, CAI Zaragoza. Poderes de un conjunto que no son fáciles de entender y aunque no lo sean, sí parecen fáciles de aplicar:

  • Rebote ofensivo. Destacan en esa faceta y les aporta victorias. Poseen al mejor en toda la Liga Endesa, Augusto Lima (3.5 por partido). Un tipo con unas excelentes manos, que balón que toca, se queda con él. Si es bajo el aro como en la mayoría de las ocasiones, pueden ser dos puntos con bastante probabilidad. Completa la “pareja de baile” José Ángel Antelo, otro gran reboteador.
  • Zona despejada, protagonismo al elegido. Jugando con hombres muy abiertos, con grandes tiradores (Scott Wood y Scott Bamforth están en el máximo nivel. Carlos Cabezas está siendo muy destacado), y un ala-pívot abierto, como suele ser José Ángel Antelo, Ocampo diseña una jugada sencilla para, nuevamente, Augusto Lima. Él, que puede ser uno de los jugadores con mayor salto vertical de toda la competición, ayudado por su estatura, recoge los pases bombeados que le hacen los compañeros cuando están todos abiertos, por detrás de la línea de tres, porque puede saltar más que nadie. Tras el primer paso realizado, tiene un uno contra uno claro que sabe aprovechar (11.1 puntos de promedio). Como a la defensa se les ocurra cerrarse, volvemos al paso uno: amenaza de los tiradores.
  • Carácter luchador. Intangibles que cuentan y sobre todo en casa. Carlos Cabezas está en esa línea. La última victoria frente al Río Natura Monbus Obradoiro vino gracias a dos triples, cargados de convicción. Gestos de rabia y capacidad para arrastrar a los compañeros en el esfuerzo, muestran una actitud de momento, intachable. Y además, anota triples ganadores.
  • Sus tiradores. A pesar de la reciente lesión de Bamforth, de la que ya está plenamente recuperado, Scott & Scott, Bamforth y Wood, se están mostrando como bombarderos excelsos. Creándose tiros (el primero) o tras bloqueos (el segundo). Pero están haciendo las delicias del municipal murciano.
  • La afición. Si se trata de una de las pocas aficiones que -hoy día- viajan con el equipo en un número nutrido, imaginen lo que son capaces de hacer en casa. Desconozco la política de venta de entradas, pero ver a tantas familias al completo, a tantos niños entre las gradas, es una verdadera gozada. Apoyan y se entusiasman. Ni tan siquiera con el enorme parcial que encajaron en el último partido, en el segundo cuarto ante el Obradoiro (2-25), perdieron la fe por sus colores (a todo esto. Preciosos. Diseño de camisetas para felicitar. ¡Ah! Y rojos, como los chapines de Judy Garland en su adorable papel de Dorothy).
  • Defensa. Su juego defensivo empieza por la presión inicial al balón. Carlos Cabezas como sobre todo Raulzinho Neto (espectacular la lateralidad de este hombre), es el inicio de fuertes marcas defensivas, que continúan con la agobiante presión de Xadiel Rojas (exhibición absoluta el último día, robando balones) la oscura labor de Thomas Kelati o la intimidación de Augusto Lima, sin olvidar a Víctor Arteaga y sus largos brazos.
  • Progresión. Aunque se espera aún más, Raulzinho Neto está tomando ya esos poderes de ser líder en pista. Sigue teniendo la chispa de genialidad (dio un pase a Lima en el encuentro ante Sevilla, que debiera emitirse en bucle en cualquier montaje de deportes), más la importancia que poco a poco va adquiriendo Víctor Arteaga.

Pues todo ello, en una buena dinámica de equipo, en una competición como la Liga Endesa, donde a partir del quinto clasificado existe una enorme igualdad, les da ese rédito de estar destacados, en cabeza y en posiciones de jugar Copa del Rey (de momento, que queda mucho camino por recorrer). Tres derrotas, pero la conjunción de todas sus virtudes hacen “clic” en casa. Y es que “no place like home”.