ARTÍCULO: F.C. BARCELONA SIEMPRE DA UN EXTRA

ARTÍCULO: F.C. BARCELONA SIEMPRE DA UN EXTRA

Antonio Rodríguez

F.C. Barcelona puede ser el mejor amigo del “extra-pass”. Al no tener estadísticas tan específicas por su propia subjetividad, sí al menos afirmamos que el equipo de Xavi Pascual está entre los equipos que más pases-extra realizan a lo largo de un partido, con el atractivo que ello conlleva. Y eso tiene un elemento diferenciador respecto al resto de plantillas: Ante Tomic. El pívot croata, reciba en la posición en la que reciba, siempre tiene la alarma encendida para dar un pase más. Él, uno de los tipos que más recibe continuando bloqueo, es generoso dando el balón a un compañero bajo el aro, es generoso para alguien abierto al triple o, como vimos el pasado domingo en el Santiago Martín de La Laguna, dando un EXTRAordinario balón por detrás de la espalda su defensor, para Bostjan Nachbar, corriendo directo hacia el aro, remontando la línea de fondo, en la que fue una de las acciones más bellas de la jornada.

F.C. Barcelona cuenta con uno de los baloncestos más bellos que podamos ver hoy día en la Liga Endesa. Y muchos podrán etiquetar este artículo de “vende-humo”, cuando los azulgranas han tenido en los últimos años y bajo los designios de Xavi Pascual, fama de todo lo contrario. De momento y antes de hacer juicios opinables, vayamos a los fríos datos. Vayamos a su anotación, a lo que que aquí ofrecemos como el abanderado de su juego atractivo, sus asistencias, y lo que Tomic en el interior puede provocar a sus compañeros exteriores, en sus porcentajes triples. Tomen nota:

NOTA: Datos solamente de liga regular, en sus diferentes temporadas.

Siempre se han incrementado en las cinco últimas temporadas, excepto en esta campaña. ¿Y eso? Pues porque llevamos 6 jornadas tan sólo y uno de esos 6 partidos, fue el rarísimo Gipuzkoa Basket-F.C. Barcelona, con un marcador final de 43-57. Hagamos un ejercicio -que sería injusto, pero también lo es el que ese día lastre el resto de números- y suprimamos ese choque. Veamos el promedio anotador de las otras jornadas: 83,4 puntos. Como en el resto de estadísticas del cuadro, una línea claramente ascendente.

Tomic dio 1.4 asistencias en su primer año azulgrana, 1.8 en la segunda y promedia 2 en la actual. Vean cómo tanto asistencias como lanzamientos triples sufren un acentuado ascenso desde la pasa campaña 13/14 (con Brad Oleson y Ante Tomic ya asentados en la plantilla y Navarro jugando la mayoría de los encuentros, con menos lesiones). Es cierto que el excelente 45% en triples viene dado por el enorme acierto de Alex Abrines y su escandaloso 68%. Aún así, queda claro, ¿no?

Los azulgranas en esta temporada deben jugar a más pases, más pausados, puesto que una de sus fuentes de anotación y generador de juego viene de sus dos “5”, Ante Tomic y este año, junto a Tibor Pleiss. Y es lógico que hagan circular la pelota. Sin embargo, les aseguro que este equipo es de los que menos tiempo gasta en sus posesiones, siempre y cuando no sea tras canasta o saque desde la línea, como es lógico. Repasen el partido del último domingo ante Iberostar Tenerife o incluso en su derrota ante el FIATC Joventut (en Euroliga, por los rigores de defensas más agresivas y diferente rigor arbitral, el cuento cambia algo). En concreto en el encuentro del pasado Domingo, frente al Iberostar, la verticalidad implantada por Tomas Satoransky (9 puntos en 19 minutos, con 4/5 en tiros de campo), buscando el uno contra uno en entradas a canasta, o un hombre alto tan rápido y atlético como Macje Lampe (20 puntos, 8/14 en tiros de campo), fueron la justificación para acelerar el ritmo. Ambos sacaban ventaja con un tempo rápido.

Claro, que el Iberostar Tenerife ayudaba “en la causa”. Con la baja de Blagota Sekulic, debieron arriesgar aún más en sistemas, buscando opciones en centelleantes cortes hacia canasta, continuaciones de bloqueos siempre hacia el aro, solventar en uno contra uno y dar una marcha más al encuentro. Enorme mérito tuvieron, que yendo 19 puntos por debajo (40-59), con cuatro bajos (Javi Beirán jugando como falso ala-pívot) y el “gigante” era Luke Sikma, remontaron llegaron a reducir hasta un 58-67, 9 puntos tan solo, el margen negativo y verse superados finalmente por el mencionado 66-80.

Con estos condicionantes, se espera con anhelo el próximo encuentro liguero ante Valencia Basket. Cada temporada es una historia, sí. Pero bueno sería que mantengamos en nuestra memoria el pasado reciente y volver a visualizar el emparejamiento hace tan sólo unos meses, de semifinales entre estos dos equipos, epopeya de las más intensas y salvajes que hayamos visto en la historia de la Liga Endesa. Los valencianos, tras un inicio dubitativo (si unimos su trayectoria en Euroliga), quiere hacerse merecer un golpe de convicción, mientras que los azulgranas, pues ya lo ven, siempre dan un extra.

FOTOS: (ACB Photo / A. Pérez)