ARTÍCULO: “¿MATAGIGANTES? DISCULPE, SOY UN GIGANTE MÁS”

ARTÍCULO: “¿MATAGIGANTES? DISCULPE, SOY UN GIGANTE MÁS”

Antonio Rodríguez

Resulta muy curioso leer ahora el cartel de “matagigantes” en algunos medios, etiquetando a este FIATC Joventut. Al Joventut de Badalona. Estoy convencido que aún quedan ecos en el viejo pabellón de La Plana y el Ausías March que hoy se alzarían y, como un castizo de la zona dirían, “no fotem, tu”. La sonrisa de Jordi Villacampa cuando uno se lo cruza por los pasillos del Palau Olimpic es, de satisfacción por un lado, mientras que no deja de vislumbrar también un hilillo de descargo, de desahogo, que ahora sí tocan momentos de celebración deportiva.

Vale que es el inicio de la competición y que solamente se han tachado seis jornadas del calendario. Y eso tampoco dice mucho. Vean el cuadro que se les detalla a continuación, de las últimas temporadas en las que se ha conseguido este récord de 4-2 que tienen en la actualidad los verdinegros:

Existen varias lecturas. Por un lado, que el FIATC Joventut en las más de las últimas temporadas, ha tenido buenos arranques. Nunca han superado este 4-2 desde la temporada 2007/2008, donde su arranque fue de un 5-1 que fue el inicio de una 2ª posición en la liga regular.

Y como pueden ver, estos primeros pasos tan acertados, nunca prometen buenas posiciones, exceptuando la quinta plaza de la 08/09. Pero sí hemos de decir del equipo de esta campaña, a diferencia de los equipos del cuadro, que ellos sí se han enfrentado ya a tres de los cuatro “cocos” de la Liga Endesa, junto a Valencia Basket: Real Madrid, F.C. Barcelona y Unicaja. Y una canasta les separa de no haber ganado a estos tres rivales. Si contemplan el cuadro, en ningún otro año han llegado a tener más de dos rivales de tal calibre (la 08/09 se pudiera asemejar, con 2: azulgranas y malacitanos). O sea, que los galones en las victorias este año, más la imagen ante el Real Madrid que tuvo que echar mano de un triple milagroso, es diferente.

Y es que en la victoria ante Unicaja (82-74), vencieron por convicción, más ganas y también más fuelle que los andaluces. Y sobre todo, por el juego alegre que desprenden. El de la Penya. El de La Plana, descubierto y techado, el de Ausías March y el del Olimpic. El de la Penya de toda la vida. O no me dirán que alegría no es anotar un triple a los siete segundos de juego. Tariq Kirksay es de esos, de los de anotar nada más recoger el balón del salto inicial, añadir otros 3 a la estadística y completar así los 4 finales (para un total de 14 puntos), coger 8 rebotes y con su extrema movilidad, hacer muy difícil la tarea defensiva.

Porque si la defensa de Unicaja sigue ajustándose en estos inicios de temporada, la prueba de Badalona fue dura. Constantes cambios de asignación para mantener siempre a los rivales con marca, como para ver a Kuzminskas defendiendo a Mallet en numerosas jugadas, consecuencia del constante movimiento de los hombres de Salva Maldonado. Hubo un momento en que al lituano le pareció tan antinatural, que tuvo el arranque de irse a su hombre para ajustar, que les acababan de coger ya tres rebotes ofensivos consecutivos. Fue cuando Mallet se encontró solo, cuando lanzó un triple que anotó y cuando Joan Plaza miró a Kuzminskas, sorprendido, espetándole con tal mirada un “¿qué haces?”. Falta de frescura mental en unos hombres, que tras la dura prueba de Moscú, lograron ponerse por delante al filo del descanso, pero que se vieron remontados nuevamente y no tuvieron la capacidad de dar otro empujón. Claro, que los locales no dieron muchas opciones.

FIATC Joventut sigue teniendo sus recetas procedentes de un revitalizado juego interior. Sitapha Savane, el rejuvenecido Savane, mucho mejor físicamente que hace 12 meses, logró 16 puntos, un 7/8 en tiros de campo, incluyendo un desesperado triple (el primero de su carrera en la Liga Endesa) para la anécdota. Lo que sí fue un martillo pilón, es que aún nadie ha sabido parar su continuación del bloqueo por el centro en todos los rivales a los que se han enfrentado. Los puede finalizar con mates, con estéticas canastas a aro pasado, o a la media vuelta tras pivotar. Todas mostradas en el choque el pasado domingo. Todas para refrendar y ampliar unas estadísticas que previo a este partido, en las 5 primeras jornadas, eran así de claras respecto a las 5 primeras de la pasada campaña:

Igualmente, Albert Miralles, ha logrado incrementar sus estadísticas, de 7.4 puntos en las 5 primeras jornadas en la temporada 13/14, a 9.6 de promedio en esta campaña, así como de un 40% ascendido a un 46%. Son las bases y cimientos de unos jugadores veteranos interiores, con la incorporación este año de Sergi Vidal y Demond Mallet, que ya conocen la casa, y que están arrastrando a los más jóvenes a dar sus mejores resultados.

El arranque del FIATC Joventut da pie a pensar que este nivel de juego y de resultados, es una constante. Ya es la tercera ocasión en que les ensalzamos, por juego y por resultados. Y si ellos son conscientes del camino, de ir buscando metas (la clasificación a la Copa sería la primera), si no sufren la mala suerte en forma de lesiones, no creo que nos equivoquemos mucho si nos aventuramos a confesar que competir -competir, ojo- por las semifinales ligueras, es algo que pueda estar a su alcance allá por Mayo. Volver a ser grandes, como siempre. Que no les pega eso de “matagigantes”.

Foto 1: (ACB Photo / Charly Mula)

Foto 2: Agencia EFE