ARTÍCULO: UNICAJA, UN LÍDER CON MOTIVOS

ARTÍCULO: UNICAJA, UN LÍDER CON MOTIVOS

Antonio Rodríguez

El próximo domingo, a través de la cadena Teledeporte, a las 18:00 de la tarde, tendremos ocasión de ver al vigente líder de la liga Endesa, el Unicaja malagueño, en un atractivo encuentro ante el FIATC Joventut, que tan grata imagen está dando en esta campaña, sobre todo tras su reciente victoria en el Palau Blaugrana. Ocasión de encontrarnos con un equipo sólido, invicto hasta la fecha en sus partidos oficiales (a la espera de lo que suceda esta tarde en cancha del CsKA Moscú), con 8 victorias en otras tantas confrontaciones.

El conjunto entrenado por Joan Plaza, mantiene la inercia de la excelente imagen ofrecida en las pasadas semifinales ligueras, donde encontró el ritmo y las respuestas a los obstáculos que se fue encontrando a lo largo de su primera campaña en la ciudad del sol. Salvo la notable ausencia de Carlos Suarez en la actualidad, por el problema en uno de sus gemelos, existe poso en sus componentes de que en su segundo año ya hay cosas fijadas, como raíles en los que la locomotora circula sin parón. Siempre hacia delante. Y puntos en los que Plaza ha puesto especial énfasis:

  • Jayson Granger es la brújula. Tras su excelsa semifinal ante el Real Madrid, Granger mantiene esa inercia de líder. A sus excelsas cualidades físicas que ya destacábamos en su periplo en Estudiantes, ha encontrado la madurez como para ser un buen conductor y distribuidor en el equipo. Su importancia y su decisión es mayor. Stefan Markovic es el otro base que también disfruta de minutos, pero se intentó fichar este verano algo diferente y complementario al director de juego uruguayo. Porque en su terreno, lo consideran el mejor. Anota menos (8.8 por los 9.5 de la pasada campaña), pero distribuye más y mejor (5 por 4.2 en la temporada anterior).
  • El eje de muchos sistemas, es Fran Vázquez. La conversión del pívot de Chantada, una vez entendidas las preferencias de Plaza, está siendo superlativa. Lleva nada menos que un 77 % en tiros de campo, algo verdaderamente marciano. Y ello es producto de su excepcional movilidad y el conocimiento de lo que se requiere en él en el bloqueo y continuación. Sabe colocarse donde lo necesitan sus compañeros, ya sea bajo el aro o abierto en suspensiones. Es un jugador que causa pavor, que por ser principio de temporada, se le está reservando (17 minutos de media y 10.8 puntos). En Euroliga está consiguiendo el mismo destrozo. Muestra confianza y se siente importante (como en las pasadas semifinales ligueras).
  • A grandes males, grandes remedios. Una de las mayores decepciones fue la marcha de Zoran Dragic a la NBA. Con su baja y el fichaje del siempre-cumplidor-Stefansson, Vasileiadis que ya conoce la casa ( y cómo se nota), junto a Kuzminskas (19 minutos, 7.4 puntos de promedio, destacados si los comparamos con los 14 y 5.0 del ejercicio anterior), se está dando un paso más importante en las posiciones de escolta-alero. Unido a la mencionada baja de Suarez, ellos están cumpliendo hasta el punto que el aficionado no está echando de menos las bajas.
  • Porque en esas posiciones, si hablamos de dar un paso más, hay que destacar a Ryan Toolson. Soberbio. 24 minutos y 12.2 puntos de promedio, con un excepcional porcentaje de 55% en lanzamientos triples (para un total en tiros de campo de 53.5%), mostrando liderazgo y el jugador más claro en crearse sus propios tiros. Desde su salida de la pequeña universidad de Utah Valley State, esta es la primera ocasión en la que repite equipo en una segunda temporada consecutiva, y eso se nota.
  • Contratar dos estadounidenses para una misma posición, la de “4”, no deja de ser una extrañeza. Pero ambos aportan en situaciones diferentes. Caleb Green (17 minutos, 6.8 puntos) es a quien más le está costando coger su sitio. Sin embargo, ya ha tenido flashes de buen baloncesto, de ser un arma exterior y de contragolpe importante, que irá a más. El otro ala-pívot, Will Thomas, más interior, más físico, duro y roqueño, ha sabido atar en corto amenazas como los “hércules" con los que se presentó Sasha Obradovic con el Alba Berlín en la segunda jornada de la Euroliga, que tuvieron en Thomas una fuerte oposición, para minimizar sus prestaciones.
    Enorme profesionalidad y carácter en momentos importantes (dos triples casi consecutivos en los retazos finales de ese mismo encuentro).
  • El uso de Vladimir Golubovic. Defensivamente es un extraordinario intimidador bajo los aros. En ataque se le está usando como jugador que gana la posición en espera del pase, en el juego poste alto-poste bajo, que tan buenos réditos le está dando al conjunto malacitano. Honesto, con grandes manos para hacerse con rechaces imposibles. Sabíamos de su garantía y en estas páginas, ya lo avisamos.
  • La polivalencia que está mostrando Joan Plaza. A utilizado todo tipo de quintentos. Dos bases (Markovic y Granger en pista), los dos teóricos “5” (simultaneando a Vázquez y Golubovic), como jugar como únicos interiores a Green y Thomas, que ambos apenas superan los dos metros. No hay rotaciones fijas, sino radiografía del momento.

En definitiva, un equipo que tiene muchas armas, porque sus poderes son optimizados. Como todo entrenador y más a principio de temporada, Joan Plaza dirá que hay cosas que mejorar. Y es cierto. Defender el pick&roll con Golubovic y su lentitud, no es lo mismo que con un lujazo como Fran Vázquez. Ahí el equipo necesita de rotaciones defensivas que aún está en proceso de ser efectivas y con el tempo adecuado. Un pase más del rival, está dejando en ocasiones desguarnecidas las esquinas, desde donde están recibiendo castigo. Pero como en todo, es cuestión de trabajo.

Superando las virtudes, la solidez que muestra en los choques, donde en apenas ocasiones se van de partido (quizás los peores minutos, Euroliga incluida, son los 20 de la primera mitad ante Herbalife Gran Canaria, muy despistados, permitiendo cortes y hombres abiertos, pero que fue solucionado posteriormente), les está dando esta ilusión al Martín Carpena. Porque se intercalan con momentos brillantes y excelso baloncesto como el mostrado en Vitoria, ante Laboral Kutxa. Y éste Martín Carpena tiene claro que este año tiene aires diferentes. Atrás quedaron las críticas por la eliminación de la Copa del Rey, dudas de la primera mitad en la pasada temporada. Ellos son conscientes que en esta 14/15, hay una continuación del trabajo y tienen una fe ensalzada aún más con los resultados del club de sus amores. Si no, no sería posible ese apoyo y esa victoria en su momento más crítico, que se solventó con un triple de Vasileiadis sobre la bocina.

Lo dicho, el domingo por la tarde, espera Badalona. Si esa tarde se presenta nublado, ya tienen planes. y de los buenos.