Previa Fase Final Valencia'20: Morabanc Andorra y Valencia Basket

Previa Fase Final Valencia'20: Morabanc Andorra y Valencia Basket

Antonio Rodríguez

MORABANC ANDORRA (6º clasificado. 13 victorias –  10 derrotas)

              En el Principado de Andorra, el optimismo es grande. Oteando el bosque, ven que siguen siendo una pieza más dentro del concierto europeo. “Vernos por cuarto año consecutivo en Europa, explica el crecimiento constante del club” era la muestra orgullosa de Francesc Solana, su director deportivo. “A pesar que los clubes ACB hemos mejorado últimamente, nosotros también y por eso volvemos a competir en una competición muy exigente como la Eurocup, en la que llegamos a ser semifinalistas”.

              El proyecto se afianza. Y el presente del club pasa por la Fase Final de Valencia que iniciará en la segunda jornada de la competición, debutando ante los locales el próximo jueves 18, a las 15:30 horas. Eso sí, la baja y la posterior retirada dentro de la concentración del pívot Dejan Musli, por no haber superado definitivamente sus problemas de rodilla, deja al plantel algo diezmado, más si cabe por ser hombre interior y contar con la ya conocida baja de Moussa Diagne. Su fractura por estrés en la tibia les priva del corazón y calidad que atesoraba paso a paso el senegalés. Con lo que, a falta de los dos pívots natos más importantes, el resto deberá multiplicarse y sobre todo ganar en agresividad ante rivales más altos.

              Cierto es que si a Nacho Llovet y Tyson Pérez les define algo en común es la fe y entrega que ponen en cada partido. El segundo, sobre todo, tras pasar seis semanas de baja a principios de este 2020, tiene ganas de mostrar las buenas expectativas que se le intuyen. Su explosividad física será un factor a tener en cuenta en la zona. Al ala-pívot Bandja Sy le acompañará el repescado desde Palma de Mallorca (LEB Oro), Babatunde Olumujiwa, jugador estadounidense de 28 años y 2,05 de estatura, que estaba promediando 6,7 rebotes en la actual temporada.

              Por eso, su fortaleza residirá en el juego exterior. La dirección y la anotación vendrá sobre todo de Clevin Hannah, el base estadounidense que con 12,5 puntos y un 36,7% en triples, es el principal baluarte y máximo anotador en ataque. El siguiente peldaño es más que probable, lo tengan que ostentar David Jelinek y David Walker. Sus compañeros y entrenador necesitan que anotan los más de 15,2 puntos que combinaron en liga regular, puesto que en sus muñecas estarán gran parte de la competitividad y aspiraciones andorranas. Porque realmente aspiran a eso: a competir con todos, a hacer el mejor papel posible sin entrar inicialmente, en las quinielas de clubes que aspiran a lo máximo. “Estamos a la expectativa cómo coger ritmo de competición” declara Nacho Llovent. “Hay que coger el punto de los partidos. Y para eso, el aspecto mental será fundamental. El debut ante Valencia marcará el nivel de exigencia, de cómo debemos enfrentarnos a un equipo de gran nivel como son ellos”.

              Y para el final, nos dejamos un jugador que para Endesa Basket Lover es absoluta debilidad, como Dejan Todorovic. Tras su mala suerte con una gravísima lesión en la campaña 18/19, este año intentó dar un paso más, como el primer capítulo de su “día después” particular. En la mayor alegría de la historia andorrana en la Liga Endesa, su triunfo en cuartos de final en esta última edición de la Copa del Rey, fue hombre que puede mostrarse decisivo.

Pues eso, que MoraBanc Andorra piensa en el día a día, paso a paso. Y todo lo demás, vendrá dado.

PLANTILLA PARA ESTA FASE FINAL

 

 

VALENCIA BASKET (7º clasificado. 12 victorias – 11 derrotas)

              ¿Cuánto pesará La Fonteta? ¿Cuánto es la presión para Valencia Basket en esta Fase Final tan curiosa, sin público en la grada? Pues suponemos que seguirá siendo grande. Porque aun estando los jugadores concentrados, sus familias si les harán llegar que su viaje matutino a por el pan, se convierta en preguntas, en ánimos y apoyo desde esta distancia. Porque es la menor que cualquier otro de los participantes. Y ese “aliento” se nota. “Para nosotros, es muy importante que se juegue en Valencia. Es cierto que se juega sin afición y son muchos partidos en pocos días. Y eso, te aseguro que todos los equipos pueden ganar a cualquier otro” apostilla el estandarte en la plantilla taronja, Bojan Dubljevic. “Jugamos mejor con afición. Podemos conocer las canastas, pero sin afición, es más difícil”.

              Valencia Basket cuenta con casi toda la plantilla a la disposición de Jaume Ponsarnau, con la excepción del base Guillem Vives, que tras un golpe en su mano izquierda durante un entrenamiento a principios de mes, se le detectó una fractura en uno de sus huesos. Todos los demás, están disponibles, incluido el escolta estadounidense Jordan Loyd, que deberá ser uno de los puntales ofensivos en la línea exterior. El entrenador Jaume Ponsarnau decía con buen criterio que “tengo curiosidad por descubrir cómo, en una competición tan corta como esta, los equipos sabrán gestionar las derrotas de cara al siguiente partido”. Y es cierto. La falta de tiempo para recuperaciones anímicas será muy importante en este “todo o nada” en la que se convertirá esta fase final. Y para ello, habrá que sumar una fuerte mentalización al talento ya contrastado. Que en Valencia lo tienen. Y y mucho y bien lo ha mostrado este curso, con una notable actuación en la Euroliga, después de un muy dubitativo inicio.

              Por supuesto que, como equipo que oficialmente juegue en casa, deberá ser uno de los principales en alcanzar el crédito y la plaza para semifinales dentro de este grupo. Esa es casi una obligación impuesta. Y a partir de ahí, todo puede suceder. Porque un equipo que, durante la liga regular ha tenido la fiabilidad del 37,9% en triples en su conjunto, puede usar eso como baza fundamental. El acierto en jugadas que finalicen en triples, se tintarán de primordiales ante los problemas que todos sufrirán de falta de ritmo de partidos, acoplamiento en transiciones defensivas o ajustes en las ayudas. Abrir el campo y amenazar de tres, quizás sea la cualidad definitiva. Quino Colom y Van Rossom, Sastre y Doornekamp, “Dubi” y Tobey, San Emeterio o Ndour… cuando se cuenta con una enorme plantilla, toca tan solo autoexaminarse y los resultados llegarán. Ahora es su momento. Porque las gradas estarán vacías. Pero siguen siendo naranjas.

PLANTILLA PARA ESTA FASE FINAL

 

PREVIA DE LA FASE FINAL: RETABET BILBAO BASKET Y KIROLBET BASKONIA