Las películas de baloncesto que no te puedes perder

Las películas de baloncesto que no te puedes perder

El deporte siempre ha dejado grandes momentos para el cine, con títulos ilustres y premiados por su potencia cinematográfica. En días con muchas horas que ocupar, el baloncesto se hace imprescindible para todos los Basket Lover. Por ello, te traemos nueve películas de baloncesto que debes ver.

Campeones (2018)

La gran mayoría de referencias cinematográficas relacionadas con el baloncesto nos llegan de los Estados Unidos, así que... ¿Por qué no empezar con una buena película hecha en casa? Campeones es una entrañable narración que emociona: valores y baloncesto; enseñanza más allá de la cancha. Si todavía no la has visto, ¡te encantará!

Camino a la gloria (2006)

Los 'Miners' de la Universidad de Texas el Paso de 1966 inspiraron esta historia basada en hechos reales: un equipo que ganó y transformó. El conjunto liderado por el mítico entrenador Don Haskin que se proclamó campeón del campeonato nacional de la primera división universitaria de baloncesto estadounidense protagoniza el film; una historia sobre inclusión racial y la lucha contra el racismo a través de la pasión por el juego.

Coach Carter (2005)

Samuel L. Jackson se metió en el papel de Ken Carter, un entrenador de una modesta localidad estadounidense, para enseñarnos de crecimiento deportivo y personal. Desde el banquillo del modesto instituto de Richmond, Coach Carter narra la historia basada en hechos reales de un equipo de instituto que tuvo que aprender de la vida para aprender del baloncesto.

He Got Game (1998)

Denzel Washington es una de las caras visibles de uno de los films relacionados con el baloncesto más míticos de la historia. Con la participación de Ray Allen y Allen Iverson, la firma reivindicativa de Spike Lee nos da una historia que no deja indiferente a nadie.

Above de rim (1994)

El desaparecido artista Tupac Shakur es una de las caras más reconocidas de una cruda historia sobre mucho más que baloncesto. Cultura Hip-Hop del momento, estética y simbolismo en una pieza emblemática.

Ganar de cualquier manera (Blue Chips) (1994)

Blue Chips explica la historia de un entramado obscuro dentro del baloncesto universitario estadounidense; la necesidad de ganar y los límites éticos y morales, en el centro de la cuestión. 

Los blancos no la saben meter (White men can't jump) (1992) 

Un auténtico clásico: Woody Harrelson como estrella del baloncesto universitario y Wesley Snipes como 'crack' de las canchas callejeras en una dura pero divertida historia. 

Hoosiers: más que ídolos (1986)

El estado de Indiana respira baloncesto. Es una relación única y especial que se puede ver en Hoosiers, la historia de un pequeño equipo de instituto (Hickory, ¿les suena a los fans de los Pacers?) que hizo historia con sus hazañas deportivas. 

Space Jam (1996)

Si dices baloncesto y cine, hay una pieza por excelencia que debe ser considerada: Space Jam. Michael Jordan y los Looney Tunes salvando el planeta tierra gracias al baloncesto. ¿Qué más se puede pedir? Una película que disfrutarán mayores y pequeños.

Una pandilla de altura (2002)

Otra recomendación para los pequeños y pequeñas de casa: una historia fantástica de cómo un niño se convierte en jugador de la NBA gracias a unas zapatillas mágicas. Con la recopilación de grandes momentos del principio de la década y cameos como el de Jason Kidd, esta es sin duda una gran pieza para arrancarse a ser un/a Basket Lover.