ARTÍCULO: SOBRE EL “INSTANT REPLAY” Y ALGUNOS ESTUDIOS MÁS

ARTÍCULO: SOBRE EL “INSTANT REPLAY” Y ALGUNOS ESTUDIOS MÁS

Antonio Rodríguez

El director de arbitraje, Francisco Monjas, en la mañana del pasado sábado, en la jornada de la final de la Supercopa, hizo una exposición para los medios de comunicación, con la comisión arbitral presente y el presidente ejecutivo de la ACB, Francisco Roca, sobre la nueva utilización del “instant replay”, en qué cuatro situaciones se detendrá el juego para utilizar de tal herramienta, sea el momento que sea de partido (ese es el gran avance). Cuatro puntos muy concretos y fáciles de entender:

1.- Para averiguar si una canasta es de dos o tres puntos.

2.- Para revisar tiempo de partido y/o posesión, en caso de fallo en el crono.

3.- Para confirmar sobre quien se ha cometido una falta que sea objeto de tiros libres, así como si tal falta está dentro o no del semicírculo de la zona de carga.

4.- Para sancionar a jugadores envueltos en conatos de pelea o refriegas, asegurando quienes están implicados.

Quiso dejar claro Francisco Monjas que en ocasiones, como bien sucedió ante un triple de Rudy Fernández en el partido semifinal de la Supercopa, que ninguna cámara daba el plano exacto de si estaba pisando o no la línea de tres, con lo que prevalecería la señalización inicial o lo que estimen oportuno los árbitros. Hizo especial hincapié en el asunto de la zona o semicírculo de carga, donde a nada que el jugador defensor esté pisando con parte del pie la línea, se considera que ya está dentro, aunque tenga gran parte del pie fuera y el otro por completo, lo que dejaría sin sancionar la acción, así como especificar que deben ser jugadas donde el atacante está en el aire. Una carga desde el suelo, con el codo o cualquier otra parte del cuerpo sobre el defensor, esté en la zona que esté, es impepinablemente, falta en ataque.

Asímismo, viendo el vídeo de un partido de la pasada temporada con mucha polémica, el Herbalife Gran Canaria-CAI Zaragoza, donde en la penúltima posesión existió una anomalía con el tiempo, quedando congelado el crono durante unos instantes en un momento determinado de tal posesión, matizó que en una situación así, todo lo que suceda a continuación, no valdrá. “Había que tomar una decisión y con todo nuestro dolor, lo que suceda a continuación de la anomalía, aunque sea una canasta ganadora, no sumará”.

Y hubo una segunda parte, que nos pareció de lo más interesante, en su estudio como en su aplicación, que son las diferentes formas y causas en situaciones concretas de faltas, entre ellas la infausta falta táctica, para penalizarlas con faltas antideportivas. Intentar delimitar con algún tipo de reglas, aunque en la mayor parte de los casos sea una cuestión de criterio personal del árbitro -que intentan que sea un criterio colectivo de todo el estamento arbitral- de la Liga Endesa, es la persecución por intentar unificar esto. Me pareció extremadamente interesante poner una norma en la que, un agarrón o golpe sobre un contrario, sancionado con falta, en una parte del brazo más arriba del codo, sea automáticamente sancionada como falta antideportiva. Consideran que más arriba del antebrazo, una falta no tiene ninguna intención ni de jugar el balón, ni de intentar arrebatarlo. Y personalmente opino que es una norma de lo más acertada. De hecho, en el estudio permanente que hacen sobre tales infracciones, yo añadiría una norma más, que lleva aplicándose tres temporadas en la NCAA, en la que se penaliza con tal falta antideportiva cualquier acción de protección o intento de ganar la posición (sobre todo en situaciones cercanas a canasta), donde el codo se use por encima de la altura del cuello. Al igual que en la regla no escrita que se pretende instaurar, tiene un común denominador, que no se quiere jugar bajo el reglamento y sí a infringirlo. Tales sanciones quizás lleven a un mayor número de señalizaciones de faltas antideportivas, que inicialmente pudiera encrespar a un jugador y caldear el ambiente de un pabellón. Pero estoy totalmente de acuerdo en erradicar cualquier tipo de acción que sencillamente, no sea baloncesto.

Pude percatarme durante la celebración de la Supercopa, que se sancionaron en mayor cantidad, faltas en los bloqueos del hombre que precisamente bloquea. Otra puntualización que me parece de lo más acertada. Ha sido un mal endémico en los últimos años en el baloncesto europeo, que mostraba, en ciertos veteranazos con muchas tablas en la utilización de los bloqueos, picardía para sacar ventaja, pero sobre todo y en su gran mayoría, una pobreza técnica en el juego, galopante. El hombre-balón que pretende sacar ventaja, debe buscar el bloqueo, nunca el hombre que bloquea buscar a su compañero, con desplazamiento implícito. Es tanta la ventaja que se saca y es tanto el empobrecimiento de nuestro juego, que celebro de una vez, se atajen este tipo de ventajas partiendo de la ilegalidad.

La justificación de ser componentes del estamento arbitral en una liga tan potente como la Liga Endesa, obliga a seguir de forma metódica, un estudio de las situaciones que el devenir y la evolución del juego, va exponiendo. Y francamente, junto a la instauración del “instant replay”, celebro esa búsqueda de respuestas, que en las situaciones ya comentadas, opino de lo más acertadas.