Liga Femenina: 25 grandes nombres del pasado

Liga Femenina: 25 grandes nombres del pasado

Javier Ortiz Pérez

Arranca la Liga Femenina 2019-20. Se trata de una competición que ha acogido grandísimas jugadoras a lo largo de su historia. Asumiendo la injusticia de escoger 25 nombres y dejar fuera a muchos más que también merecerían estar, aquí va solo un pequeño muestrario (en orden alfabético de los apellidos) de toda la calidad que ha habido en las últimas décadas entre nacionales y extranjeras.

1 Elisa Aguilar

Criada en la cantera del Canoe y con experiencia en la NCAA y la WNBA (Utah Starzz), fue el timón de la selección durante años y años hasta alcanzar las 222 internacionalidades. A nivel de clubs acumuló títulos con el gran Ros Casares durante ocho temporadas (2002-10) y hasta ganó una Copa con el Rivas (2011). Ahora es parte importante en la FEB.

2 Nieves Anula

Aparte de un ‘carrerón’ sobre todo en el Canoe, pasó a la historia por ser una auténtica pionera. Fue invitada al concurso de triples de la Liga Endesa en la temporada 99-2000. Y es que lo suyo era el lanzamiento exterior, superando el 40% en el global de su carrera.

3 Blanca Ares

Una de las líderes en el histórico e inesperado oro europeo de Perugia, en 1993. Era una jugadora de gran protagonismo ofensivo, llena de carácter y determinación. Su retirada fue quizás demasiado prematura, pero siempre ha tenido muchas inquietudes más allá del baloncesto, como el periodismo.

4 Rosa Castillo

Tiene probablemente el historial más brillante del basket femenino español a nivel de clubs: 10 ligas, 13 copas de la Reina… y la primera Copa de Europa para un equipo del país con el Dorna Godella. Un claro nexo entre dos épocas: empezó en los 70 jugando de pívot, pero su 1,81 se fue quedando pequeño.

5 Betty Cebrián

Con su tremendo 1,96, también ejerció de puente entre las jóvenes olímpicas de Barcelona-92 que ganaron el Europeo de 1993 y la nueva generación más ganadora incluso. Una jugadora útil, sacrificada, de esas que no piensa en el lucimiento propio. No le faltó su aventura WNBA con las Liberty.

6 Margo Dydek

La que es quizás la jugadora más alta de la historia, con 2,18 según los registros oficiales, también pasó por España (Pool Getafe y, casi una década después, Ros Casares). Su capacidad de intimidación era tremenda. La lástima fue su muerte en 2011, cuando acaba de cumplir solo 37 años.

7 Marta Fernández

Al principio, Rudy Fernández era solo “el hermano de Marta”, una jugadora inteligente y resolutiva que fue dejando huella allá donde fue, incluyendo las Sparks de Los Angeles. Tenía una gran capacidad para leer el juego que ahora ha trasladado a los comentarios televisivos de los partidos de la selección y la Liga Femenina.

8 Marina Ferragut

Al principio se basaba en la altura (1,91), lo que le permitió marcar diferencias como nacional y jugar en las Liberty, como Cebrián, con quien comparte época. Después afinó su tiro exterior y prolongó su carrera de forma solvente hasta casi los 40 años. Llegó a las 253 internacionalidades.

9 Becky Hammon

Calificada de ‘traidora’ en Estados Unidos porque llegó a jugar como nacionalizada con Rusia, tiene un cerebro privilegiado para el baloncesto, integrada en el cuerpo técnico de los Spurs.  En Rivas Futura (2006-07) y Ros Casares (2009-10) dejó constancia de ello con un gran acierto también en triples.

10 Kedra Holland Korn

Ensino (2000-01), Universitari de Barcelona (2002-03) y Ros Casares (2003-04) disfrutaron con su juego vigoroso, lleno de matices, que parecía ganar revoluciones en los partidos importantes. Tanto en BCN como en Valencia ganó la liga, algo que repetiría en la WNBA con las Detroit Shock en 2003.

11 Lauren Jackson

Con 11,4 puntos y 4 rebotes, quizá estuvo por debajo de lo esperado en su única experiencia en España, en la 2011-12 en un Ros Casares plagado de estrellas. Pero la australiana es un mito del basket mundial con su enorme presencia y ‘materia gris’. Tres MVPs en la WNBA y dos anillos con Seattle Storm.

12 Anna Junyer

Fue una de las primeras estrellas del basket femenino nacional, a pesar del carácter semiprofesional de su primera época, la de los 80. Ganó 8 ligas y 7 copas y jugó 12 años en la selección, desde los 17. Seguro que muchas veces ha lamentado no haber nacido una década después, pero gente como ella abrió el camino.

13 Korana Longin

Lástima haber tenido a esta espigada pívot (1,94) solamente un par de temporadas por aquí, en el Universitari (de 2000 a 2002). Sin aparente esfuerzo parecía dominar los encuentros y firmar notables números (17,3 puntos y 7,7 rebotes). Un gran símbolo para el baloncesto croata durante años.

14 Roser Llop

Al mundo del basket le llenó de pena que perdiese su batalla contra el cáncer en 2001 a los 39 años. Durante los 80 y parte de los 90 fue una de las mejores españolas gracias a su talento, físico fortísimo (había prácticado atletismo también) y capacidad para anotar.

15 Evanthia Maltsi

Jugaba como una griega… porque es griega, puede que la mejor de la historia del país (aunque aquí ha habido otra muy buena, Artemis Spanou). En Celta (2004-05) y Zaragoza (2005-06) tuvo un papel preponderante, mientras que en el Ros Casares (2006-07) ejerció más de complemento.

16 DeLisha Milton-Jones

Brutal jugadora, primero en Barcelona y luego en Valencia. Siempre competitiva, sumó a sus numerosos títulos de la WNBA y españoles dos oros olímpicos con USA y otros dos en Mundiales. Otra que cuando los partidos se apretaban no tenía miedo alguno de coger la bola.

17 Maya Moore

La mejor del mundo durante una época pasó antes de serlo también por el Ros Casares (2011-12). Apuntó buenos detalles, pero era todavía joven y estaba en desarrollo. Luego fue compaginando cada vez mejor su físico con su talento hasta convertirse en una líder total. Cuatro anillos de la WNBA con las Lynx y un MVP.

18 Anna Montañana

Tras una buena carrera también ha roto barreras recientemente al entrar en el cuerpo técnico del Montakit Fuenlabrada, primera mujer en hacerlo en la historia de la Liga Endesa. No es para menos porque desde siempre tuvo fama de jugadora con mucha visión de juego y trabajadora, ‘multiusos’.

19 Razija Mujanovic

Sus 2,01 en el centro de la zona no invitaban precisamente a las rivales a ahondar en ella. Tras un largo historial que incluye la plata olímpica en Seúl-88 con Yugoslavia, vino a España ya bastante veterana, pero se quedó hasta casi los 40 años demostrando una influencia en el juego casi insuperable.

20 Isa Sánchez

Fija en la liga durante casi dos décadas, podía asumir igual el rol de jugadora destacada en ataque que el de ‘currante’ en la sombra. En sus últimos años ya se veía en ella alguien capaz de pasar con solvencia a los banquillos y sus primeros pasos están siendo brillantes al lado de Lucas Mondelo en la selección.

21 Uliana Semenova

Nunca se había hablado tanto de baloncesto femenino en España hasta que la jugadora más famosa del mundo fichó por el Tintoretto de Getafe en 1987. ‘Ula’, con sus 2,13, había ganado absolutamente todo y ya era muy mayor, pero aún así sacó al equipo de abajo y lo llevó a la final liguera… que perdió ante el Tortosa.

22 Elena Tornikidou

Impresionante que se permitiese el lujo de seguir jugando hasta los 45 años a buen nivel en el Ros Casares 2008-09. Histórica del baloncesto soviético (nacida en Uzbekistán), acabó siendo una española más con su nacionalización y matrimonio con el añorado agente Nicolás San José.

23 Amaya Valdemoro

¿Qué falta por decir de la baloncestista española más conocida? A nadie le gustaba ganar más que a ella, a nadie le gustaban más los balones ‘calientes’. Fantástico currículum de clubs (incluyendo tres anillos WNBA en Houston) y selecciones. Su último servicio fue el oro del Eurobasket de Francia-2013. Tras eso, a analizar desde el micrófono.

24 Ann Wauters

Otra a la que vimos demasiado poco aquí (solo en el ‘súper’ Ros Casares 2011-12). No le hizo falta mostrar su máximo potencial para llevarse la liga y la Euroliga, aunque sí sufrió el disgusto de perder la Copa ante el Avenida en Arganda. 1,95, pero, sobrada de caliad, su mejor virtud no eran precisamente los centímetros.

25 Natalia Zassoulskaya

Una de las mejores jugadoras rusas de la historia desarrolló la parte central de su carrera entre Godella (1991-96, incluyendo dos Euroliga consecutivas y cuatro ligas) y Getafe (96-98). Fuerte e inteligente a la vez, con un gran sentido de equipo pese a que podía jugar para sí misma perfectamente.