10 momentos, 10 (de la temporada 18/19) 1ª parte

10 momentos, 10 (de la temporada 18/19) 1ª parte
-

Antonio Rodríguez

1.- Espectadores privilegiados de todo lo que sucedía en la cancha. La temporada 18/19 ha dado para mucho. Infinidad de canastas espectaculares, de finales agónicos y sobre todo, competición. Porque la calidad y la exigencia nos dan la mejor competición nacional de todo el continente. Sin lugar a dudas. En Endesa Basket Lover, como broche final y durante dos entregas, vamos a mostrar toda la belleza que logra capturar un objetivo. Olvidemos clasificaciones, resultados y centrémonos en instantáneas que nos hayan cautivado. Que ensalcen con su retórica todo lo mejor que pueda dar nuestro deporte.

 

2.- De esta lucha vivimos durante tres semanas. El Playoff, mejor ejemplificado que nunca. Corresponde al segundo partido de cuartos de final entre Unicaja y Valencia Basket. El afán por capturar el balón, sin ningún miramiento a los cadáveres que puedan dejar por el camino, encierra toda la fuerza que posee. Dubljevic, Lessort, Wiltjer y Van Rossom, porfiando por la posesión y caídos en batalla al mismo tiempo. La esencia de junio, de pujar por un título.

 

3.- La virtud de sortear obstáculos, como en esta ocasión Andrew Albicy sobre Clevin Hannan. La Liga Endesa es una larga travesía donde hay que estar preparado para todo. Incluso para la hípica, si se tercia.

 

4.- La plena satisfacción y el júbilo que provoca. Ferrán Bassas en esta fotografía, es más grande que el propio pabellón. Crecerse en los momentos importantes, tocar el cielo. Ganar. Y si no llega, una legión de aficionados le aúpan, celebrando todo aquello por lo que han pagado al pasar por taquilla. Es la fantasía del baloncesto.

5.- El espectáculo de lo no conseguido. Siempre hay una vuelta más. Lo que iba a ser un estratosférico mate, produce el giro de un martilleante tapón. Helar la sangre al que, incauto él, pensaba sentirse protagonista. Mamadou Niang no estaba dispuesto a que Nemanja Radovic tuviese su momento de gloria. En la grosería del tapón está su belleza.

6.- El capricho de un rebote. Lo que cuesta ganar la posición en las hostilidades de la zona y que todo dependa de los cálculos del rechace. Mientras tanto, vale todo: empujar, aguantar la posición en la zona y mirar con ojos muy deseosos, como lo hace Colton Iverson, un esférico que les guiña el ojo buscando dueño. ¿Quién será el premiado?

 

7.- De frases hechas y recursos de repertorio. Aquí va una: bosque de brazos. En esta estampa, mejor que nunca. Lo que nos sorprende que, en la naturaleza más frondosa, Dominique Sutton está cubierto por una sombra que apenas nos deja distinguirle. Michele Vitali, Rafa Luz y Moussa Diagne se encargan que así sea. Que no llegue un rayo de luz al portador del balón. Sin embargo y viendo lo que ha vuelto a suponer el Coliseo burgalés, de tales tinieblas salían los locales.

8.- Víctimas de aterrizajes forzosos. Víctimas forzando situaciones cómicas, como nuestros protagonistas, Sadiel Rojas y Oriol Paulí, que parecen dos juguetes en desuso. Todos observando al juez y parte que debe determinar cómo se ha llegado hasta aquí: los árbitros. Excepto Kevin Tumba, cuya mueca viendo la escena, lo dice todo.

 

9.- Gian Clavell ha sido como las explosiones… no tan controladas. Podía salir por cualquier parte con resultado imprevisible. Podía desquiciar a un entrenador y a toda su afición en unas, podía enamorar a todos en otras. Esta entrada a canasta ante los azulgranas, es toda una delicia. Esta vez era salir cara. Y si esto sucedía, a disfrutar.

 

10.- Despedimos esta primera parte con la sensación de lo que supone anotar cada una de las canastas acaecidas en nuestra competición. Una delicia para los paladares. ¿A que en esta fotografía estamos muy, muy cerca de conocer su sabor? Paco Cruz ya lo sabe. Instantes de espera hasta cumplir con el objetivo. Todos observan, mientras que él debe ser el único convencido que tendrá premio.