ARTÍCULO: ¿ES ESTA LA MEJOR SELECCIÓN DE TODOS LOS TIEMPOS?

ARTÍCULO: ¿ES ESTA LA MEJOR SELECCIÓN DE TODOS LOS TIEMPOS?

Antonio Rodríguez

Obviemos Barcelona’92. Lo siento, pero eso no fue de este mundo, ¿qué quieren que les diga? Magic Johnson en última rueda de prensa de aquellos Juegos Olímpicos, no dejó pasar la oportunidad: “Es más que probable que yo no vea en lo que me queda de vida una selección como esta…y ustedes tampoco”. Ahí quedó.

Dejando aquel equipo que dividió el baloncesto y su historia en un “antes y después”, hablemos de Selecciones, de las terrenales. Y ahora, con motivo de la inminente Copa del Mundo, con su historia y sus recuerdos, polemicemos un poco y alcen todos sus preferencias. Miren la foto. Vean a Drazen Petrovic y los que tiene tras él: la última Yugoslavia unificada (la de Roma’91 comenzó unificada…hasta el segundo partido, donde ya apartaron a Juri Zdovc). ¿Es esta la mejor selección de todos los tiempos?

Sacrilegio decir esto en un país donde en breve diremos adiós a unos jugadores que han formado otra clara candidata a este trono, lo sé. No expongo preferencias. Solamente quiero las vuestras. Sin embargo, esta Yugoslavia tiene devotos muy devotos, incluso en España. Y su “marco incomparable” llegó durante estos días de Agosto hace 24 años, en el Mundobasket disputado en un país, Argentina, que por aquel entonces, en nada estaba preparado para albergar un torneo de estas características. “Me recomendaron que cambiase por dólares día a día y que daba igual cuando llenase el depósito del coche” recuerda Ramón Trecet, enviado especial por TVE para cubrir aquel evento. “Que los precios fluctuaban día a día. Que allí, la gasolina, cada día tenía un precio diferente”. Aquel austral, moneda “invento” de Raúl Alfonsín, era un ejemplo de la inestabilidad de aquel país en 1990. Pues allí, hubo un rayo de luz sobre la pista del viejo, viejísimo escenario del Luna Park bonaerense. Yugoslavia asombró al mundo, incluso a los que ya les conocíamos. Fue quienes provocaron que Mike Krzyzewski confesara que “no podemos seguir mandando niños a competir contra hombres” y promoviera y ayudara aquel run-run que invadía todo el planeta USA por aquel entonces: la llegada de profesionales de la NBA. Paspalj, Petrovic, Kukoc y Divac, entre otros, jugando en modo coral. Todo el talento en favor del equipo y del grupo. Tanto, que un gesto y una bandera al final, resquebrajó amistades inseparables. Pero eso ya fue otra historia.

Pues bien, próximamente en Espacio Liga Endesa publicaremos un pequeño coleccionable en cuatro entregas de aquel Mundobasket Argentina’90. De por qué aquella Yugoslavia dio esa imagen, por qué fueron tan buenos, qué hicieron para hacerles tan especiales. Eco del artículo de nuestro Javier Ortíz y su “Apoteosis balcánica”, hablaremos de sus componentes, haremos una radiografía sobre aquel geniecillo llamado Kenny Anderson, la mejor Puerto Rico, el Giannakis más brillante de la historia…y a España, que cayó en el pozo, pero que tuvo en las actuaciones de Jordi Villacampa algo que nunca debiéramos olvidar.

Cuatro artículos, cuatro entregas de aquel trozo de corazoncito que muchos nos dejamos -a través de la tele, los más- en aquella Argentina y aquella selección yugoslava. Y esperaremos vuestros comentarios. Si la historia y los conflictos bélicos nos privaron del, posiblemente, el partido de los partidos, la final de Barcelona entre el Dream Team y Yugoslavia, ¿es ésta la mejor selección de todos los tiempos? Adelante con aquella Yugoslavia de Argentina’90.