ARTÍCULO: ¿Y CÓMO ESTÁN LOS ESTADOUNIDENSES?

ARTÍCULO: ¿Y CÓMO ESTÁN LOS ESTADOUNIDENSES?

Antonio Rodríguez

En Chicago se presentó el pasado 16 de Agosto la selección de Estados Unidos de largo, en su primer partido de preparación ante Brasil, tras su periplo en Las Vegas. Lo que supuso para los aficionados de la ciudad del viento y aficionados de los Bulls, no solamente la fiesta de verles en directo, sino la vuelta de Derrick Rose a una pista de baloncesto, desde el pasado 22 de Noviembre. Como suelen hacer ante su entregado respetable envuelto entre barras y estrellas, con la carga de ilusión correspondiente, se lucieron derrotando a los brasileños por 95-78. Se trataba de su primer partido, el inicio de sus amistosos, pero podemos hacer una primera visión periférica del conjunto entrenado por Mike Krzyzewski, que pudiera cambiar en sus próximos días, pero que conociendo sus gustos de muchos años ya, nos aventuramos a hacer un primer diagnóstico.

- “The man of the middle”. Tras las lesiones y bajas de jugadores como Durant, Love o la dramática de George, tal figura gana en importancia. Lo que Mike Krzyzewski ha querido siempre es el hombre grande en la zona, con marcados rasgos defensivos. Fueron Dwight Howard y Tyson Chandler en ediciones anteriores y ahora lo es Anthony Davis. Tapona, intimida, cierra cualquier entrada de agua en la zona cuando los exteriores son superados. Todos los sistemas defensivos de mucha presión al balón de los pequeños, siempre tuvieron la cubierta del hombre que dicta ley en la zona, del “not in my house”. Es ya cultura yankee. Además, con el condicionante que Anthony Davis es muy móvil, puede salir a tapar huecos, situaciones de emergencia y en ataque, anota suspensiones. Eso gusta mucho al coach de Duke.

 

- Actividad entre los hombres altos. Continuando con esta virtud de Anthony Davis, es perfectamente aplicable al resto de jugadores interiores que serán los preferidos por su entrenador. En el quinteto titular, la pareja interior de Davis fue Kenneth Faried (junto a la tripleta que parece tendremos que recitar del tirón Rose-Harden-Curry). La hiperactividad de Faried, estar en todos los sitios, independientemente de a quien tenga que marcar, grande o pequeño, su lucha por los rebotes y su intensidad, le harán ser el tipo del trabajo sucio y muy cotizado. Y en la búsqueda de esa movilidad, de momento ha apostado por Mason Plumplee (además, de sobra conocido por él) por delante de Andre Drummond o DeMarcus Cousins, algo más mastodónticos. Recordemos que en el último Mundobasket turco, Coach K situó durante muchos minutos a Lamar Odom como falso pívot e incluso a Rudy Gay como ala-pívot (lo mismo que este choque en Chicago).

- Escuadrilla de bombarderos. No es ninguna genialidad decir que se basarán en el acierto anotador de sus exteriores. Derrick Rose, Stephen Curry o James Harden fueron los titulares y parecen los hombres en los que se sustentará gran parte de la responsabilidad ofensiva. Klay Thompson y Kyrie Irving (a éste se le vio un poco perdido), serán sus principales repuestos. Claro, contar que son imparables en el uno contra uno es tan obvio como siempre útil recordarlo. Su movimiento de balón, moviendo las defensas rivales, para llegar a una situación clara de uno contra uno, serán parte de su Biblia particular para llegar a tierra prometida. En FIBA se suelen utilizar muchas variantes defensivas para parar jugadores así. Pero, ¿qué efectividad tiene ante jugadores que son capaces de anotar triples bien marcados, delante de las narices de un defensor? Difícil tarea. En la Selección Española, los ajustes defensivos con hombres exteriores, aún deber ser trabajados. Los estadounidenses pueden sacar ahí mucho rédito.

 

- ¿Derrick Rose? Bien, gracias. No hacía más que intentar convencer estos días a la concurrencia que físicamente se encontraba bien. Tras un mate fallado totalmente solo, que creó ciertas dudas, un poco más tarde en uno contra uno, con un cambio de dirección fascinante para irse de Raulzinho Neto, acabó con una bandeja, de esas que se le supone estar ya bajando y ser capaz aún de cambiar el balón a la mano izquierda y seguir con la mano por encima del aro. Muy cercano a lo que ha hecho habitualmente.

- Sus problemas para defender juego entre pívots. Frente a tipos tan inteligentes como Marcelinho Huertas, Nene y Tiago Splitter, tuvieron problemas. Al pick&roll se le añadía un pase más entre los pívots y eso les causó bastantes problemas. Trasladándolo a nuestra Selección Española, siendo una de las virtudes repetidamente comentados aquí, por el juego desplegado entre Marc y Pau Gasol, con el añadido de Ibaka, es un área que se torna decisivo de cara a un posible enfrentamiento ante ellos.

Seguiremos informando, pero parece un bloque muy compacto, con unos roles muy definidos, con estrellas muy integrados en el grupo, cuyos jugadores son capaces en su mayoría, de desestabilizar en uno contra uno. Y esto no es como hace años, que mataban y morían con él. Ahora no deja de ser una puntilla tras un buen trabajo de conceptos tácticos.