ARTÍCULO: 93/94: CUANDO EL JOVENTUT REINÓ EUROPA

ARTÍCULO: 93/94: CUANDO EL JOVENTUT REINÓ EUROPA

Antonio Rodríguez

Lugar: Manila y Quezón (fases previa, final y de consolación).

Fechas: 1 al 14 de octubre.

Número de participantes: 14.

Podio: Yugoslavia (oro), URSS (plata) y Brasil (bronce).

El origen:

La FIBA había tenido muchas tiranteces con la Federación Filipina desde principios de los años 60, cuando, por cuestiones políticas, se le retiró la organización del Mundial de 1963. Poco a poco, y con los cambios en las respectivas cúpulas de los dos organismos, las relaciones se fueron recomponiendo y Filipinas pudo tener al fin su campeonato, el primero concedido a un país asiático.

El desarrollo:

…Al fin cambiaba el sistema de competición, dando paso a una final ‘tradicional’. Después de la ronda previa, en la que campeón y subcampeón de tres grupos se unían a anfitrión, Filipinas, y campeón, URSS, se seguía jugando un fase final, pero con la diferencia de que las medallas no se asignaban al final de la liguilla, sino en partidos directos entre el primero y el segundo por un lado y el tercero y el cuarto por otro.

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

…Yugoslavia y Canadá (grupo A), Brasil e Italia (B) y Estados Unidos y Australia (C) se clasificaron para una liguilla en la que los norteamericanos decepcionaron ampliamente, acumulando derrota tras derrota (quinto puesto final). Por su parte, los ‘plavi’ demostraron ser superiores y ganaron sus siete encuentros, clasificándose cómodamente para una final en la que le acompañó la URSS gracias a su triunfo postrero ante Brasil.

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

La final:

Los yugoslavos habían ganado en la fase final a los soviéticos con holgura (105-92), pero en el momento cumbre no lo tuvieron tan fácil. De hecho, fue un partido igualadísimo (41-41 al descanso) que tuvo que resolverse tras una prórroga (73-73 al final del tiempo reglamentario). El ‘bombardeo’ exterior de Dragan Kicanovic (17 puntos) y sobre todo Drazan Dalipagic (21) acabó pesando más que la abrumadora presencia interior de un jovencito de 2,21 y 135 kilos llamado Vladimir Tkachenko (14). Al final, 82-81 y segundo título mundial para Yugoslavia.

La estrella:

Drazen Dalipagic había sido plata en Puerto Rico cuatro años antes, cuando todavía era un secundario en la selección yugoslava. En Filipinas mandó con su tiro, promediando 22,4 puntos (tercero del campeonato).

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

También destacaron…:

Marcel de Souza fue decisivo en el bronce logrado por Brasil: una canasta suya sobre la bocina derrotó a Italia en el partido por el tercer y cuarto puesto (86-85).

El gran Oscar Schmidt vivió su presentación internacional en este campeonato. Acababa de cumplir 20 años y su media fue de 19 puntos por encuentro.

Vladimir Tkachenko daba miedo: no solo por su corpulencia, sino por ese bigote enclavado en un rostro intimidatorio. Empezaba a ser un icono del basket FIBA. Y años después tendría una relevancia incluso suprabaloncestística.

Fotografía Archivo Fotográfico MUSEO FEB ESPACIO

Sufrió en la final contra Tkachenko (solamente seis puntos), pero Kresimic Cosic seguía siendo el pívot por excelencia del baloncesto europeo.

Las anécdotas:

…Solamente hubo dos sedes, y además muy próximas: la capital del país, Manila, y Quezón, situada en su extrarradio. Entre ambos pabellones había apenas 15 kilómetros. El pabellón de Quezón era considerablemente mejor: podía acoger a 25.000 espectadores y tenía aire acondicionado. Por el contrario, en el de Manila, los 10.000 que cabían tuvieron que soportar un fuerte calor.

…Filipinas completó la peor actuación de un anfitrión en la historia: perdió sus ocho encuentros por una diferencia media de 31,3 puntos. Aun así, terminó octavo gracias a clasificarse directamente para la fase final como anfitrión. El último fue Senegal (siete derrotas en otros tantos partidos, el mismo balance que cuatro años antes la República Centroafricana).

Colección MUSEO FEB ESPACIO 2014

…Tres de los cuatro máximos anotadores de la competición no jugaron la fase final ni fueron incluidos en el quinteto ideal: el checoslovaco Kamil Brabenec (26,9, 1º), el chino Zhang Ieping (25,3, 2º) y el surcoreano Choi Bu-young (21,1, 4º).

…Todavía está vigente el récord de anotación conjunta en un partido: nunca se han visto más puntos en un encuentro de un Mundial como en aquel Brasil 154, China 97. Los 154 brasileños también son tope de un solo equipo.

…Fue una de las primeras veces en las que una empresa privada estrechaba muy íntimamente lazos con la organización: Toyota aportó 62 vehículos que facilitaron los desplazamientos a equipos y comité.

Colección MUSEO FEB ESPACIO 2014

La actuación española:

Tras el ‘oasis’ de la histórica plata en el Europeo de 1973 y el estupendo quinto puesto del Mundial de 1974, España volvió a caer en depresión. Completó un lamentable noveno lugar en el Europeo de Bélgica de 1977, que era donde se decidían las plazas del continente para Filipinas. Con las estrellas de entonces metidas en años, era una etapa de transición a la espera de que la generación de los Epi, Fernando Martín y Andrés Jiménez tomase el poder.