ARTÍCULO:¿ES BUEN PÍVOT VLADIMIR GOLUBOVIC PARA UNICAJA?

ARTÍCULO:¿ES BUEN PÍVOT VLADIMIR GOLUBOVIC PARA UNICAJA?

Antonio Rodríguez

Es la pregunta de los aficionados a Unicaja esta semana y de hecho, tal pregunta la copiamos de una columna de la web PlanetaDeporte.es, en el que se evalúa con números, las capacidades del nuevo pívot del equipo que entrena Joan Plaza, registros tomados de la pasada temporada.

Mi opinión y mi respuesta es: DEFINITIVAMENTE, SÍ. Vladimir Golubovic, procedente del Ted Kolejliler de Ankara, que con un registro de 12 victoria y 18 derrotas en la pasada edición de la liga turca, ha tenido unos notables números a nivel individual. En la competición doméstica, fue el segundo máximo anotador del equipo tras el exmadridista Clay Tucker, con 13.1 puntos de promedio, un efectivo 59.4% en tiros de campo, acompañado de 7.8 rebotes por choque. Números mejorados ostensiblemente en esta pasada edición de la Eurocup, donde en los 20 partidos que disputó internacionalmente, logró 19.3 puntos, 10.1 rebotes y 62.4% en tiros de campo.

Pero no creo que sean estos números los que más cautiven a la gerencia malagueña, aunque son una indudable y brillante muestra de presentación de cara a las ilusiones del aficionado. Contar con compañeros con más protagonismo en la ciudad del sol, le hará bajar tales prestaciones. Lo que más gusta en los círculos cercanos a Unicaja, es la solidez de este pívot montenegrino de 2.12, que es grande y se hace grande.

En la pasada campaña 12/13 en el CAI Zaragoza, donde acabó la sustituyendo al recién lesionado Henk Norel, realizó una extraordinaria labor defensiva, sobre todo en playoff, que metió en muchos problemas a los pívots del Real Madrid en semifinales, donde estuvo solvente. La característica que más me gusta de Golubovic es precisamente, esta parcela defensiva. Se muestra como un excelente reboteador defensivo, asegurando su tablero apoyado en sus enormes manos y descargando de trabajo a sus compañeros en esa faceta (obviando rumores y al día de hoy, sería Fran Vázquez). Por otro lado, me gusta muchísimo cómo defiende el pick&roll. Siendo un jugador tosco de pies, sin mucha movilidad, algo en lo que se asemeja a Stimac, sabe posicionarse en esa zona en concreto en la que deniega al pequeño con el balón su entrada a canasta, así como la línea de pase al grande que continúa el bloqueo. Con lo que, puntos en la zona de los rivales, permitir, lo que se dice permitir, no muchos. Es más intimidador que Stimac, entre otras razones porque es más veterano y tiene más tablas a la hora de posicionarse.

En ataque, visto la resolución tan eficiente de Stimac en poste bajo en este final de temporada, sobre todo en semifinales con el Real Madrid, he de decir que Golubovic no llega a ese nivel. Recibir de espaldas al aro y tener que finalizar, le cuesta. Sin embargo, continuando bloqueos es contundente, posee agresividad y sobre todo eso que tanto me gusta como premisa inicial: a por el aro. Pase lo que pase, a por el aro y quien pueda, que le pare. Por eso no es nada recomendable que le den un pase a cuatro metros, que le obligue a dar un bote en su camino hacia canasta, porque pierde contundencia y efectividad. Los balones hay que dárselos cercanos a canasta. Como se logre, son de los que va a comerse el aro. Otra cosa es que sea objetivo para hacerle contundentes faltas en tal trayecto. Y es que es un muy discreto lanzador de tiros libres, rondando el 60% aproximadamente (ahí, el tener unas manos tan grandes le perjudica), aunque por la fuerza que posee, bastantes acciones de canasta más tiro adicional verán en el Martín Carpena en los próximos meses.

En definitiva, jugador de equipo mucho más que de números (sin restarle valor a lo que consiguió en la temporada anterior), tosco en su movilidad, pero contundente cerca del aro, muy seguro bajo canasta y protegiendo su zona. Son variables para seguir haciendo una buena