¿QUIEN DA PRIMERO…?

¿QUIEN DA PRIMERO…?

Antonio Rodríguez

Real Madrid 93-98 F.C. Barcelona

Las estadísticas dicen que en 28 de las 30 ocasiones en las que un equipo gana el primer partido, acaba llevándose el Playoff final de la Liga Endesa. Ambos equipos lo sabían y por eso jugaron a la intensidad que lo hicieron, como para acabar el encuentro con un precioso marcador de 93-98.

Ganó el F.C. Barcelona, y veremos hasta qué punto ésto quiere decir algo. Pero sí es cierto que el equipo dirigido por Xavi Pascual realizó un excelente encuentro, donde a los minutos brillantísimos de juego se pudo ir en el marcador y cuando el Real Madrid fue dando los “arreones” de ponerse por delante e intentar irse (73-68 a pocos segundos de finalizar el tercer cuarto), ellos hicieron algo fundamental: no dejaron de anotar. Nunca permitieron parciales escandalosos, porque nunca dejaron de anotar. Y eso, en este tipo de eliminatorias, puede llevar al título.

Desde un principio, F.C. Barcelona salió centradísimo. Con Nachbar desestabilizando en entradas a canastas a Mirotic, o en salidas de bloqueo para suspensiones, marcó con un 0-7 inicial, las intenciones de cómo aprovechar las circunstancias como para intentar ganar este envite. Bostjan Nachbar (17 puntos y 7/10 en tiros de campo) fue un quebradero de cabeza para su defensor en las más partes del encuentro, Nikola Mirotic (4 puntos y 2/4 en tiros de campo, jugando 4 minutos menos que Nachbar), como para Pablo Laso. Ante Tomic (17 puntos y 11 rebotes) podía más que Bourousis, más que cualquier pívot blanco, no solamente partiendo de pick&roll, sino también haciendo daño desde poste bajo, situación a la que fue porfiando una y otra vez.

Rudy Fernández fue el jugador del Real Madrid que intentó con sus acciones intentar paliar las desventajas iniciales. Acciones individuales de mucho mérito, siendo aún insuficientes. Los azulgranas dominaron toda la primera mitad con un buen elenco de hombres que aportaban, liderados por Nachbar y Tomic y dando mucha vivacidad al juego. Cuando Real Madrid reaccionó con Sergio Rodríguez y Jaycee Carroll en pista, llegando a empatar a 27, Erazem Lorbek anulaba aspiraciones de remontada con un triple. Esa fue un poco la historia del encuentro.

Pablo Laso, viendo que donde más agua entraba era en la posición de pívot, fue probando con Felipe Reyes, con Slaughter, y con Salah Mejri en minutos importantes, aportando minutos de calidad el tunecino con tapones, mucha intimidación y algún que otro contundente palmeo en ataque como añadido. Los mejores minutos blancos llegaron en el tercer cuarto, cuando pudieron ajustar mejor la defensa e intentar correr lo más posible, sean Rodríguez (16 puntos) o Llull (14). Tuvieron dos momentos puntuales que les dio ánimos, a ellos y a la concurrencia. Uno inicial, al filo del descanso, donde pudieron “decorar” su desventaja que estaba en torno a los 8-10 puntos, por un 44-48 al descanso, y sus momentos más brillantes, cuando pudieron ponerse por delante con 67-64, con una gran entrada de Sergio Llull en contragolpe, solicitando Xavi Pascual a falta de 03:20 para el final del tercer cuarto, acrecentado con el 73-68 ya comentado. No se pudieron ir de más.

Los azulgranas volvieron a ponerse por delante en los primeros minutos del último cuarto, ventajas cortas, pero psicológicamente por delante en el electrónico, era importante dada la rivalidad entre ambos, y en los últimos minutos, hubo más calma por su parte. En el Real Madrid había más dudas, fintas de tiro, doblar balones…y no encontrar posiciones de tiro lo suficientemente cómodas. Un ejemplo fue el robo de Marcelinho a falta de 02:35, con 86-87 en el marcador, tras doblar un balón Llull y tener sus compañeros hasta tres opciones de tiro que fintaron y no ejecutaron.

F.C. Barcelona dominó la mayor parte del partido, estuvieron muy acertados en tiro (igual que el Real Madrid), forzaron muchos tiros libres (igual que el Real Madrid), pero a nivel estadístico, con 4 balones perdidos menos, quizás fuesen la diferencia (menos dudas) para llevarse este primer enfrentamiento en la final de esta temporada en la Liga Endesa.