ARTÍCULO: NOBLEZA BATURRA

ARTÍCULO: NOBLEZA BATURRA

Antonio Rodríguez

2º CAI Zaragoza 95-101 Real Madrid

Albert Fontet, micrófono en mano, daba las gracias a los aficionados del CAI congre-gados en el Príncipe Felipe, por el apoyo recibido a lo largo de toda esta campaña. Difícil campa-ña, porque no olvidemos que los caístas partían desde un listón muy alto: las semifinales de la pasada temporada. Este año cayeron en cuartos de final ante el mismo rival, el Real Madrid. Sin embargo, Fontet, como capitán de los locales, abogaba por lucha y la entrega que han tenido sus compañeros durante las 34 jornadas en liza más estos dos partidos del playoff. El público así lo reconoció y les devolvió una sonora ovación. Casi una hora después de todo aquello, Viktor Sani-kidze, junto a su pareja y algunos amigos, se retiraba del recinto con una sonrisa en la cara, a modo de satisfacción del deber cumplido.

Y es que es cierto que CAI Zaragoza se ha despedido a lo grande de esta edición de la Liga Endesa. Un excelente encuentro ante el vigente campeón, Real Madrid, donde el resultado lo dice todo (95-101), donde utilizaron todas las armas -y casi todas brillaron- en la matinal del Do-mingo, hace que se despidan con la cabeza bien alta. Siguen siendo grandes. Semifinalistas de la Copa del Rey (nuevamente eliminados por el Real Madrid) y cuartofinalistas, dando esta extraor-dinaria imagen, da caché a nuestra competición.

Realizando los hombres de José Luis Abós un extraordinario partido, yéndose a 95 puntos, decir que un par de minutos de desconcentración en la 2ª mitad, fueron el detonante para perder ventaja y posterior derrota, suena a que enfrente debían tener a los San Antonio Spurs. No exactamente. Pero sí que tuvieron al Real Madrid, un conjunto que si bien parecía que en el primer capítulo de este playoff por momentos, parecía que les faltaba fuelle, en este segundo sí han de-mostrado tener muchas de sus armas a punto.

Pablo Laso marcó un guión para que lo siguiesen en esta ocasión con mayor insisten-cia: pívots, balones a los pívots, la importancia de sus pívots y de crear desde posiciones de poste bajo. De los 29 puntos con los que el Real Madrid acabó el primer cuarto, 24 de ellos fueron generados por sus pívots, anotando ellos, dando el pase para el lanzamiento de tres o en su defecto, algún otro intruso, como el caso de Tremmell Darden, jugando en su territorio, poste bajo. Haciendo de pívot, vaya. Tan sólo un contragolpe culminado por Dani Díez y un triple de Jaycee Carroll de los suyos escalofriantes, dando un paso atrás tras bote, fueron las únicas no anotaciones que partieron desde hombres grandes. Y en el segundo cuarto e inicio del tercero, siguieron en la misma tónica. Solamente los minutos de inspiración de Sergio Rodríguez o Rudy Fernández, que volvió nuevamente a las pistas a pesar de su dedo roto, rompieron esa dinámica. Felipe Reyes, 13 puntos. NIkola Mirotic, 15 puntos más Ioannis Bourousis, 11 puntos, fueron los mayores puntales. Hoy les tocaba a ellos en un equipo que presume tener -y lo tienen- el mejor perímetro del baloncesto europeo. Viéndose más grandes adentro, Pablo Laso lo tuvo claro y no le importó dejar el talento de los Sergios o de Rudy en un segundo plano. Eso sí, Rudy se hizo importante, a pesar de sus dolores en el dedo fracturado, anotando en apenas 13 minutos, 10 puntos que fueron como clavos para los maños.

CAI Zaragoza jugó con muchísima agresividad. La polivalencia de Sanikidze y de Ru-dez, hábiles lanzadores de 3 puntos, desmontaba la defensa de los jugadores blancos, cuyos pívots tenían que arriesgar a salir hacia fuera. Y es que a diferencia de primer partido, los dos caístas estuvieron más acertados desde la línea de 6.75 (Sanikidze: 0/3 el viernes, 2/3 el domin-go. Rudez: 1/3 el viernes, 4/5 el domingo. Claras diferencias). Sumen el estudio de Abós en poner a Pere Tomás a jugar en poste cuando era Carroll su defensor, de lo que también sacaron partido. Añadamos a eso el daño que hicieron en los balones doblados, recibidos por jugadores en buenos cortes desde lado débil (destacado Joseph Jones, con 13 puntos), su eficacia en el pick&roll, y sobre todo deseo de hacer algo importante en el -posiblemente- último partido ante su parroquia, y esa mezcla da la “nobleza baturra” de un equipo que tiene ganada a su afición, a toda la ciudad de Zaragoza, por su orgullo ante una canasta.

Real Madrid espera rival, entre Unicaja y Herbalife Gran Canaria. En este segundo match ante los zaragozanos, han vuelto a lucir como en las grandes ocasiones. Lo atractivo para ellos, es que ahora no se trata de olvidadas jornadas de liga regular. Ahora en la Liga Endesa, es la hora de la verdad.

Crónica 1º partido Real Madrid-CAI Zaragoza