Alexei Pérez Veprintsev: Todo un fenómeno en la zona

Alexei Pérez Veprintsev: Todo un fenómeno en la zona
Alexei Pérez, notable presencia en la zona (Foto FEB / Alberto Nevado)

Antonio Rodríguez

El campeonato de España junior da para ver también joyas desconocidas, que no ocultas. Porque precisamente, este tipo de torneos, sirven para que se muestren a la luz de todos. Este es el caso de Alexei Pérez Veprintsev, todo un fenómeno de las zonas.

Lo que puede dar de comer el saber fijar el pie atrás. Es asombroso cuando se hace bien. Tan lento y costoso es su aprendizaje, que cuando se adquiere, eleva la categoría y el caché del protagonista. Y eso le sucede a Alexei Martín Pérez Veprintsev, una de las mayores sorpresas que nos hemos encontrado en este Campeonato de España junior. El pívot de 18 años, de 2,03 de estatura, del Obradoiro-Peleteiro dio toda una exhibición en el enfrentamiento que su equipo perdió ante Divina Joventut (72-68) en 1/8 de final de esta edición 2018.

23 puntos, 10/17 en tiros de campo, 2/4 en triples y 13 rebotes, solamente imprimen sobre un papel el dominio absoluto que tuvo en la zona ante los pívots de la Penya. Luchando frente a jugadores interiores mucho más altos que él (Vinicius Da Silva con 2,13 de estatura) o con mucho más nombre y fama (Arnau Parrado y Joel Parra), logró superarles a cada momento. 

Con su voluminoso cuerpo, cogía una posición, la fijaba, esperaba a recibir y automáticamente a nada que lo conseguía, echaba su pie de pivote atrás, ganando una posición que inhabilitaba a cualquier defensor. De maestro. La suavidad con la que lanzaba sus tiros cortos, contrastaba con la lucha y rudeza antes de la acción. Dos puntos. Lo que apenas vemos en la élite -y si se hace, copan cientos de highlights en redes sociales-, lo teníamos delante de nuestros ojos ayer, en la plaza de toros de la portuguesa población de Elvas.

Marcando dónde debe ir el balón. Un maestro (Foto FEB / Alberto Nevado)

Alexei tiene ese equilibrio en el aire cuando salta que, forzando velocidad para lanzar sus tiros ante torres rivales y no ser taponados, aunque parezca lo contrario, siempre acaban dulcemente en la canasta. La mayoría, entran. Los que no, se pasean por el aro. Es algo innato, bello. 

Sin embargo, lo que más nos gustó es su capacidad para competir. Todos los trucos que posee, su colocación en el rebote, en el poste bajo, intensidad, roqueña posición, son para competir contra los mejores. Y no desfallece. Incluso estando agotado en los últimos minutos (ya eran cuatro partidos en cuatro días), seguía con su tarea, afinando ingenio para sacar el mismo rendimiento, creyendo tanto como el que más que su “Obra” podía vencer a los favoritos verdinegros. Martilleante.

Procedente del club ibicenco Can Cantó, para que se hagan una idea, es una especie de Marc Gasol antes de estilizarse, con la misma inteligencia, pero con doce centímetros menos. Por este motivo, quizás su recorrido no sea grande como profesional. Su físico le limita.

 Es posible que sus compañeros Rafael García Salame (un base con muy buenos gestos técnicos) o el alero Enrique Melini (una convicción en lo que hace extraordinaria) puedan tener mayor recorrido en un futuro. De verdad, nos encantaría equivocarnos. Sin embargo, en este Campeonato de España Junior, es fascinante encontrarse con tipos como este Alexei Pérez, que ayudan a sus clubes a competir como nadie, porque entienden de este deporte y nos ayuda a apreciarlo, a valorarlo un poco más. Y sobre todo, a divertirnos.

MÁS HISTORIAS DEL CAMPEONATO DE ESPAÑA JUNIOR 2018

Amar Sylla: Una 'marcianada' para la élite

Ismael Corraliza: Talento desde la barraca