ARTÍCULO: LUCAS I, EL CONQUISTADOR

ARTÍCULO: LUCAS I, EL CONQUISTADOR

Antonio Rodríguez

Lucas Nogueira acababa de incorporarse a la pista en los últimos segundos del primer cuarto. Parsimonioso, se une al resto de sus compañeros. Y en los primeros instantes en juego, con un despiste defensivo, permite que Tariq Kirksay entre a canasta y lance un tiro al que llega demasiado tarde para intimidar, permitiendo incluso, el rebote ofensivo verdinegro. La jugada continúa, con lo que no da tiempo al lamento, aunque sí da una discreta palmada con sus manos a modo de alerta. En tal continuación, consigue un espectacular tapón a Albert Ventura, corre la pista a gran velocidad buscando el pase de Andrés Miso, que le devuelve el balón, y desde una posición muy forzada, sin apenas espacio, atrapa el balón en el aire y realiza un espectacular mate, forzando falta. Teníamos delante la jugada del partido.

A partir de ahí, Lucas Nogueira cristalizó la figura del conquistador del partido. Para que se hagan una idea de su aportación de su sello diferencial en el partido, cuando él estaba en pista, eran 30 los puntos que su equipo anotó de más respecto a FIATC Joventut. Eso es dominio. Su colocación en la zona y su intimidación, le valieron 4 tapones (dos consecutivos en una misma jugada, que remató recibiendo el balón nuevamente en contragolpe y marcar perfectamente los dos pasos para dejar una suave bandeja), y forzar tiros, y rectificar parábolas de lanzamiento a los badaloneses. Hubo canastas de Ventura y Kirksay de verdadero mérito ante una muralla com él. Uno de los termómetros que evaluaban sus acciones fue que, con su ausencia, Albert Miralles volvía a convertirse en el dueño de las zonas.

Lucas Nogueira continúa el bloqueo y encara el aro dispuesto a hacer el mate. Tariq Kirksay se dispone a taponar, viendo el éxito que había tenido previamente a un intento de mate de Xavi Rabaseda. Lo que sucedió es que el brasileño hundió el balón en el aro con la virulencia que podemos apreciar en la fotografía.

Cuando Txus Vidorreta lo sentó para tomar un respiro en el último cuarto, Lucas Nogueira tenía cara de disgusto en el banquillo, viendo que a Tuenti Móvil Estudiantes le capturaban rebotes ofensivos, que FIATC Joventut recortaba puntos y desventaja. Su entrenador le hizo salir nuevamente. Todo el trabajo defensivo que volvió a realizar, era rematado en ataque por triples de Kyle Kuric. Nuestro protagonista tenía claro que su partido (13 puntos, 86 % en tiros de campo y los mencionados 4 tapones), no iba a ser en balde. que la victoria estudiantil comenzaba a cuajar con su presencia.

Él se autocoronó como “El conquistador”, como dueño y rey de tal enfrentamiento. Victoria por orgullo ante una situación de no tener mayor trascendencia este triunfo en sí que la propia victoria. Lucas Nogueira nos dejó muestras de lo que puede desestabilizar en los encuentros de la Liga Endesa. Impactante, explosivo, contundente. Pívots con su rapidez deben ser catalogados centers de élite. Lo será en un futuro. De momento y para muestra, Badalona quedó como marco para su exhibición. Y su firma quedó rubricada cuando fue reclamado por decenas de aficionados badaloneses buscando su fotografía antes de retirarse a los vestuarios. Tales actuaciones individuales, deben ser corroboradas en estas páginas. Se lo merecen.