EL EQUIPO DE LA SEMANA: CAI ZARAGOZA

EL EQUIPO DE LA SEMANA: CAI ZARAGOZA

Antonio Rodríguez

En el Príncipe Felipe, pudimos ver en esta jornada, “El equipo de la semana”. CAI Zaragoza parecía que esperaba “a puerta gayola” al mayor morlaco que hay últimamente en la Liga Endesa: el F.C. Barcelona. O si no, vean esto: en las últimas 7 jornadas, desde la derrota acaecida en Valencia en vísperas a la Copa del Rey, han ganado todos los encuentros con una diferencia media de 20.3 puntos. Uno de los jugadores de los que se hablaba como “condenados”, Maciej Lampe, resulta que en el mes de Marzo es el jugador más valioso de la Liga Endesa. Y todo, porque tenía una media de 19 puntos y un estratosférico 76% en tiros de campo. Vale que no eran los rivales más fuertes -aunque debieron viajar a Málaga-, pero hay que estar centrado para lograr estos números. Y Lampe lo está. Su marcha inmaculada por Euroliga en el Top-16, cuando han asegurado la primera plaza de cara a los cuartos de final, añadía más fuerza a esta sensación. Y la derrota/rapapolvo en Milán durante la semana, en una plantilla con ostensibles bajas y decelerando el ritmo, no se sabía si iba a ser peor todavía la salida al ruedo.

Pues con esas, ahí estaban los hombres de José Luis Abós, que sí encararon a los hombres de Xavi Pascual y nunca se arrodillaron (victoria por 85-79). Porque salieron con todas las ganas, haciéndose con los primeros parciales guiados por un Viktor Sanikidze algo más que motivado. Llegar, encarar, entrar a canasta y realizar un mate con la izquierda espectacular ponía el umbral caísta muy alto. Que entre Norel y el georgiano negaban el juego interior de los azulgranas, que parecían ver ralentizado su juego. Xavi Pascual, tras los primeros minutos adversos (15-6, 17-8, 24-16 al final del primer cuarto), prueba de golpe a esa “segunda línea” que de forma individual, han tenido grandes actuaciones en esta racha mencionada de 7 triunfos: Alex Abrines, Jacob Pullen, Maciej Lampe y Mario Hezonja, con el añadido de Nachbar (ante la no convocatoria de Joey Dorsey), tampoco parecían ser la solución: 38-24 y un Príncipe Felipe extasiado sobre lo que estaba viendo.

Se presenta ante su afición el sustituto del lesionado y sonriente ante sus aficionados, Joseph Jones. Ben McCauley llega a su nueva plaza -por primera vez en Zaragoza, tras su debut en Sevilla) y agradó a la afición. Aún muy fuera de forma (evidente, lógico y normal), supo crear espacios, supo aprovechar sus lanzamientos de tres y en definitiva, fue un peligro más en el momento más peligroso, valga tal redundancia. Y es que otro de los méritos del CAI Zaragoza, fue saber aguantar el arreón del F.C. Barcelona en el tercer cuarto, que tenían que reaccionar. Y lo hicieron hasta remontar sus desventajas…menos en un punto (46-45). No fue capaz de ponerse nunca por delante. Porque además apareció Jonathan Tabu. El belga tuvo uno de estos días de anotar. Sí, de esos. 9 puntos en la primera mitad y 10 en la segunda, 4/7 en triples y sobre todo, convirtiéndolos en estacas, porque sabía dar en el momento adecuado.

Frialdad y anotar los tiros libres en los últimos minutos les hizo asegurar la victoria y recordar a la ciudad las míticas victorias frente a los azulgranas en otros tiempos, reafirmar que si consiguen rememorar aquello es que ya son grandes…otra vez. Y bien que lo disfrutan. Que ir con ese cartel, cuando se vislumbran en lontananza las eliminatorias por el título, da porte.