JUGADOR ACTITUD AZUL: NIKOLA MIROTIC (REAL MADRID)

JUGADOR ACTITUD AZUL: NIKOLA MIROTIC (REAL MADRID)

Antonio Rodríguez

Francamente, no sabemos cuanto tiempo más podremos disfrutar de Nikola Mirotic en nuestras canchas. Los ecos de la NBA cada vez suenan con más fuerza y todos sabemos que será su próximo destino. No sabemos cuando. Pero lo será. Por eso, debiéramos aprovechar, por aquello del ‘por si acaso’, estas oportunidades de ver al jugador del Real Madrid en acción sobre nuestras pistas.

Hablar de las características de uno de nuestros mejores jugadores, es casi redundante. Pero sí que podemos extrapolar sus habilidades con lo que pedirán de él los Chicago Bulls, en su próxima parada deportiva (si no es que lo traspasan antes en algún “cambalache” típico de la NBA, circunstancia que parece improbable). Nikola este año ha fortalecido algunas de sus facetas de juego, por las que tendrá que subsistir allí. ¿Más volumen muscular? Pues sí, es uno de esos puntos que poco a poco ha ido puliendo. Aunque Mirotic tiene unas grandes habilidades para manejar el balón, driblarlo o pasarlo, y cierto es que en algún momento, hasta se hubiese podido plantear usarlo como un “3”, a la NBA va con una definición clara en su posición de juego: la de ala-pívot. Y por ello, se ha fortalecido para poder ocupar tal posición.

Es mejor reboteador defensivo, porque es más contundente para cerrar el rebote (4.5 defensivos para un total de 6.3, por los 3.6 defensivos y 5.5 totales en la pasada temporada). Aunque no se le de mucha importancia, allí, tal incremento reboteador será fundamental. Para ser un jugador relevante, sobre todo manejándose en posiciones defensivas interiores, debe mantenerse sólido en el rebote al menos, defensivo. Prueba más que superada. Además, muestra una mejor colocación en posiciones defensivas.

Nikola ha tenido siempre una muy buena muñeca para los lanzamientos exteriores. Pero su progresión en esta campaña en el lanzamiento triple, no solamente se percibe en la pista intuyendo que tras ese acierto, hay mucho trabajo previo, sino mucha más seguridad, reflejado también en las estadísticas. Lo que hace un año era un 43 % y 2.8 intentos por partido, en este extraordinario año para él, se ha visto incrementado en un notabilísimo 49 % y nada menos que 4.8 intentos por partido. Con ello, se le puede etiquetar como triplista de élite en la Liga Endesa (a la que corresponden todas las estadísticas exhibidas). Claro, con este ascenso a todos los niveles en el triple, se reduce en uno por partido sus intentos de lanzamientos de 2 puntos. Eso sí, manteniendo el mismo porcentaje (54 %).

Mirotic sabe decidir tanto en uno contra uno abierto, como en poste bajo. Su juego en la NBA contará de muchos espacios y podrá ser igualmente resolutivo cuando tenga que encarar a su par, en este caso siendo tipos más atléticos que a los que se enfrenta habitualmente por Europa. Y creo que la otra gran mejoría que ha tenido es la del juego en poste bajo. Hace unos cuantos meses, lo pasaba mal cuando practicaban defensas muy físicas y de mucho contacto en las cercanías del aro. Ahora juega con más aplomo ahí, porque sabe que su arsenal de lanzamientos cortos también se ha incrementado. Ha mejorado bastante su toque en los tiros con la mano izquierda, sea en ganchos en suspensión o tiros cortos. El utilizar con mucha efectividad ambas manos, le da un prurito importante que en Estados Unidos bien que sabrán valorar. Y en este ejercicio 13-14, con el ritmo impuesto por Pablo Laso a sus jugadores (o sería mejor decir, con la libertad que ha dado a unos jugadores ávidos de correr la pista), sus condiciones para jugar a campo abierto, se han fortalecido. Lee muy bien las posibilidades que las transiciones rápidas pueden otorgarle a un tipo como él, que sabe además, pasar muy bien el balón.

Es de ley que Nikola Mirotic quiera jugar junto a los mejores jugadores del mundo, probarse hasta donde puede llegar. Su estado de madurez es el perfecto para emigrar cuando él y su club actual, lo deseen. Estamos convencidos que tendrá un puesto asegurado entre las piezas importantes de la plantilla, porque para ello, a pesar de su talento innato para este juego, ha ido desarrollando facetas del juego -ya descritas-, que le han ido armando como un jugador más importante si cabe. Poseer un talento, pero trabajar en ello más aún porque las aspiraciones es comprobar hasta donde está el techo, eso también es ACTITUD AZUL.

Todas estas virtudes las podemos ver en nuestras canchas. Nikola Mirotic no es alguien que pase desapercibido cuando juega a baloncesto. Disfrutémosle, porque está a punto de caramelo.