ARTÍCULO: MOSQUITOS Y DEMÁS "INSECTOS" SALVADORES

ARTÍCULO: MOSQUITOS Y DEMÁS "INSECTOS" SALVADORES

Antonio Rodríguez

Foto: Euroleague

Sergio Rodríguez pasaba por el arco de metales del aeropuerto de Santiago de Compostela. Sonríe, aunque el rostro muestra ya cierta fatiga. Son las nueve de la noche "Sí, estoy un poco cansado. Cogí la maleta y no la he soltado en tres días". Mientras charlamos brevemente sobre los momentos de grabación que ha tenido en los últimos días con los componentes de "Informe Robinson" sobre el próximo programa dedicado a su persona, el resto de componentes de la plantilla blanca apenas conversan entre ellos, exceptuando Slaughter y Darden. Los demás, con más deseos de llegar al fin a casa que de charleta. Aunque lo harían, pues les faltaba aún una hora para el embarque.

Eso sí, ambiente de tranquilidad por el deber cumplido. Nueva victoria ante el Río Natura Monbus, la número 22 en la Liga Endesa. Curioso el dato que ofrece acb.com sobre lograr así, el pase de forma matemática a los playoffs, cuando aún restan 12 jornadas de liga regular. Y si sumamos los partidos de Euroliga, más Supercopa, más Copa del Rey…ya he perdido la cuenta de las victorias que llevan. Todo el mundo sabe que han sufrido una única derrota ante CsKA Moscú. Pocos saben las victorias, porque sus dígitos suben a la velocidad de un termómetro sobre agua hirviendo. Esta circunstancia de disputar encuentros de Euroliga y Liga Endesa de forma simultánea, la sufren/disfrutan tanto el club madridista, como el F.C. Barcelona, Unicaja y Laboral Kutxa. Esta temporada, con regularidad, partidos viernes y domingos, jueves y sábados. Lejanas distancias que entorpecen la concentración y los deseos de ganar, a causa de cansancio acumulado.

Recordamos ahora con cariño, el primer "arma" de subsistencia en situaciones de tal calibre de un equipo de la Liga Endesa: el "mosquito" del Baskonia, entonces Tau Cerámica. El "mosquito" no era más que el apelativo a una pequeña avioneta, presuntamente de empresa de mensajería, que era alquilada por la gerencia que presidía Josean Querejeta, para transportar en sus entrañas a la plantilla, cuerpo técnico algún delegado y poco más. Quizás no superase un "aforo" de 15 personas. Vehículo minúsculo, de ahí su apelativo, que ante turbulencias y tormentas, no pocos malos momentos ha hecho pasar a los diferentes jugadores que en él han "habitado". En él se hacían -y se hacen- todos los trayectos de Euroliga, siempre y cuando el depósito de combustible tenga capacidad para ello, claro. Para los entrenadores y los jugadores, era una maravilla que les recogiera nada más acabar el choque y les llevaba a Vitoria esa misma noche, ya sean las tres, las cuatro o las cinco de la madrugada. Famosas son las historias y ocasiones en las que Dusko Ivanovic, cuando entrenaba al equipo, e irritado por una mala actuación de sus jugadores en el que no dieron el esfuerzo que él les suponía, en vez de mandarles a sus casas, les llevaba entre el silencio de la noche, al pabellón a entrenar. Heridas de guerra.

Este mismo instrumento lo utilizan Real Madrid y F.C. Barcelona, aunque en este caso hablamos de vuelos charter. Unicaja hubo años que lo hizo, pero no últimamente, porque la economía y los presupuestos mandan. El que les recojan al finalizar sus partidos en algún aeropuerto cercano, en boca de un componente del equipo de baloncesto del Real Madrid, les da la vida.

"Es la manera de poder afrontar este ritmo y seguir ganando. Si no, sería imposible". En los vuelos convencionales, pensemos que el jugador regresa al hotel tras el partido. Con la excitación de haber jugado, le cuesta dormirse hasta que relaja su mente e irremediablemente, pasan algunas horas. "Claro, luego piensa que se madruga para coger el vuelo, con lo cual apenas duermes para regresar a casa. Aunque lo hagas en el avión, no es lo mismo. Y por regla general, ese día hay entrenamiento para afrontar el partido liguero, con el jugador que no está en la mejor disposición para afrontarlo. Piensa lo que supone el charter: aunque llegues a casa de madrugada, ya haces noche en casa. Descansas, te levantas aunque sea tarde, pero cumples perfectamente en el entrenamiento de la tarde. O lo que es lo mismo, has ganado un día".

En este caso en concreto, el Real Madrid viajó directamente de Estambul tras enfrentarse al Galatasaray el viernes por la tarde, a Santiago de Compostela. Con lo que en la capital gallega ya pudo realizar el mismo sábado un entrenamiento con todas las garantías para jugar en la tarde del Domingo. A exigencias de profesionales de élite, con tales calendarios, con tales distancias entre las ciudades que cubren esos calendarios, un esfuerzo para añadir mayor profesionalidad a todo lo que rodea a los jugadores. Este día a día de Laboral Kutxa, F.C. Barcelona y Real Madrid es lo que les hace poder estar imbatido en el Top-16, como es el caso del F.C. Barcelona, el que Laboral Kutxa pueda afrontar con todo su potencial el partido ante el FIATC Joventut cuando ni habían pasado 48 horas de su victoria en el OAKA ante Panathinaikos, y el Real Madrid pueda llevar esta temporada -ahora sí lo decimos- 46 victorias y una sola derrota.