ARTÍCULO: UCAM MURCIA, ¿LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL?

ARTÍCULO: UCAM MURCIA, ¿LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL?

Antonio Rodríguez

8 derrotas consecutivas. UCAM Murcia, junto al C.B. Valladolid, era el único club que no habían ganado todavía en 2014 en la Liga Endesa. El equipo universitario ha intentado salir del túnel con el fichaje de Pete Mickeal por un mes o con cambio de entrenador, alzando en el cargo al asistente Marcelo Nicola. Sin embargo, la espiral de derrotas continuaba…hasta el viaje a Sevilla del pasado fin de semana, donde con gran claridad superó al Cajasol por 73-93. ¿Es el final del túnel?

La falta de pesas en la balanza por un lado, donde el peso se decantaba menos por imponer la tranquilidad y más por hacer carga sobre la ansiedad que pudiera producir las derrotas, más si cabe, cuando se cae en finales igualados, hacía invitar el desánimo. Sea como fuere, el caso es que al fin forjaron un triunfo tras 40 minutos con una facilidad mayor de la esperada. Quizás se encontraron con un espejo ante ellos, de un Cajasol, equipo joven e inexperto, que cuando no aciertan en sus arrebatos de baloncesto atractivo, comienza cierto nerviosismo que aceleran y precipitan acciones que tienen en malos tiros y balones perdidos en un mal destino final. Y fue lo que les sucedió a los Satoransky, Bamforth, Hernangómez, Sastre y compañía. Juego resquebrajado, donde tan sólo el “silencioso” Marcus Landry (19 puntos. El único que tuvo fe y acierto para porfiar una y otra vez en el intento de victoria) arrancaba las palmas de un, por otra parte, desangelado municipal de San Pablo.

UCAM Murcia tuvo una mentalización y una tranquilidad atípica para un equipo que llevaba 8 derrotas consecutivas. En una dinámica normal, las penetraciones a canasta de Rodrigo San Miguel hubiesen estado plagadas de dudas, ni Kelati ni Dwayne Davis hubiesen estado tan acertados en el tiro exterior (16 y 19 puntos respectivamente), ni Lima y sobre todo, Kim Tillie, hubiesen dominado las zonas con tal solvencia. Tillie, fantástico como es habitual en él, en transiciones, logró 21 puntos y 7 rebotes, que trajeron en jaque a la defensa cajista.

Hasta 5 hombres lograron más de 10 puntos en los murcianos. Sobre todo, con temple. Eso fue lo más importante. Ojo, en ataque, puesto que en defensa subieron líneas y lograron muchísima efectividad en su presión defensiva, con lo que cualquier arreón de los hombres de Aíto García Reneses, fue detenido por los universitarios, que ya desde el tercer cuarto se manejaban entre un cómodo colchón de 15-20 puntos.

Este paso por Sevilla les ha servido como una reafirmación y consolidación de su juego, alejando miedos y futuros pánicos. Y es cierto que serán los líderes de la Liga Endesa los dos próximos rivales que se encuentren por su camino, Valencia Basket y Real Madrid, con lo que es más que complicado que se torne en dinámica ganadora a nivel de resultados. Pero también lo es el recuperar sensaciones a partir de ahora, que con tales ‘miuras’, lo mejor es volver a sentir unas vibraciones que animen al grupo. Que sigue siendo joven pero con potencial, de buenos físicos y con una competitividad a veces olvidada, inherente en muchos de los componentes de su plantel, sobre todo en veteranos como Berni Rodríguez.

Siempre es bueno recuperar como atractivo un conjunto como UCAM Murcia, que tan buenas sensaciones dio a principio de temporada, y que está diseñado para hacernos disfrutar cada vez que les vemos jugar, porque muchas veces han sido relampagueantes (una jugada de contragolpe llevada por San Miguel y culminada por Tillie, fue eléctrica). Ellos saben iluminar una pista de baloncesto. Esperemos que no pierdan esta comba de optimismo a partir de ahora.