EL EQUIPO DE LA SEMANA: CAI ZARAGOZA

EL EQUIPO DE LA SEMANA: CAI ZARAGOZA

Antonio Rodríguez

A orillas del Ebro, tienen un equipo que no solamente enorgullece, sino que hace sonreír. Y es que, no es para menos, cuando su afición va a verle y es testigo que en las últimas cuatro jornadas, no solamente gana -los cuatro, del tirón-, sino que además se va a unos siderales 91 puntos por cada envite. Eso alegra al más sesudo y exigente aficionado.

CAI Zaragoza logró una fantástica victoria ante Valencia Basket, que hasta llegar a la capital maña, llevaba 2 derrotas en 19 jornadas ligueras, por 95-89. Da la sensación que cuando veamos que estos dos equipos sean unidos por el calendario, con el Príncipe Felipe como escenario de sus andanzas, habrá que remarcar ese día, no citarse con nadie y ponerse delante de la tele para disfrutar. Su 122-120 del pasado playoff dejó huella y parece que también un encargo: no bajar el listón de calidad y ofrecer uno de los choques de la temporada. Y así lo hicieron ambos conjuntos y así lo guardaremos en nuestro baúl particular de recuerdos. Por encima de lesiones y de polémicas con entrenadores descalificados, vimos un excelente espectáculo.

El equipo de José Luis Abós está atravesando por su momento de presentar armas ante los grandes. Y en contra de lo que dicta la meteorología nacional, debe ser que allí hay un sol especial, que hace brillar los filos de tales armas de forma tan radiante como intimidatoria para los rivales. El bloque, en conjunto, está ofreciendo las mejores prestaciones en estas últimas fechas, como el coro que ha encontrado la manera de conjuntarse. A saber:

- Giorghi Shermadini parece estar al margen de rumores de salida, tras el interés suscitado por el Olympiacos. La vuelta de Henk Norel, le hizo no participar en el partido ante Iberostar Tenerife. Pero sí que en los tres de los cuatro partidos que conforman la racha ya comentada contando con esta excepción, se alza hasta los 16.7 puntos de promedio. Y es que, rumores hay sobre su posible marcha, claro. Pero también el georgiano dicen que verse como pieza angular de una plantilla, es mayor motivación que cualquier otra. Si hay que esperar acontecimientos con casi 17 puntos de media, pues perfecto.

- Jonathan Tabu. Reconozco mis dudas sobre este buen tirador exterior desde el principio de temporada y cuando las jornadas se iban deshojando. Digamos que como segundo base, la brújula que indicaba a sus compañeros en pista era variable, sin marcar rumbo fijo. Ahora el base belga tiene entre sus lindezas hacer jugar, y ya no solamente son las destacadísimas 9 asistencias en La Laguna hace 2 jornadas, sino el poso, la tranquilidad y la efectividad para dar excelentes asistencias en picks & roll de perfecta ejecución. Es como haber aprendido dónde debe colocar el balón para que su pase sea eso, una asistencia. Ahora sí hay dirección marcada.

- Damjan Rudez acaba con cualquier adjetivo con el que debamos calificar su lanzamiento de 3 puntos. Al croata algo le tuvieron que poner bajo el árbol de Navidad junto a los regalos. Desde esa fecha en la que todos nos felicitábamos, Santa Claus le tuvo que guiñar un ojo a su marcha en el trineo, porque es increíble que Rudez lleve desde ese día un, agárrense, ¡60,5 % en lanzamientos triples! Que ese porcentaje, traducido en tiros de campo, quizás los buenos pívots que dominan bajo el aro, sean capaces de hacer. Sin embargo, si lo traducimos en triples, es sideral. Eso sí es estar de dulce. Y claro, un tipo de casi 2.10 de estatura que lance así, es mucho más difícil detener, que si la ametralladora en cuestión midiese 1.80. Pues ahí queda.

Y luego, lo conocido. Los “pistoleros” Llompart, Stefansson, Roll, más la progresión de Viktor Sanikidze, cuya concentración se va garantizando minuto a minuto, Joseph Jones que sigue a su trabajo sin demandar nada, pero luciendo cuando toca, Pere Tomás que también aporta puntos junto a Tabu desde el banquillo… En definitiva y repitiendo lo anteriormente dicho, que a este CAI le suenan bien todos los instrumentos en este mismo momento. Y por encima de retóricas, porque tienen tal confianza que ellos no conciben que lo suyo no suenen bien. De hecho, no se lo creerían. Hasta tal punto que cuando un verdadero equipazo como Valencia Basket, que sí jugó un notable partido en el Príncipe Felipe, achuchaba y se ponía por delante, era cuestión de segundos tan sólo los malos ratos, y los hombres en esta ocasión, de Joaquín Ruíz Lorente la mayor parte de los minutos (que supo dar templanza en un ambiente en general algo crispado), sabían solventar el mal trago con dominio y, eso sí, mucha anotación. Que, oiga, para anotar 95 puntos, no se aceptan pájaras ni bajones, sino que el martillo golpee de forma permanente y cadencia constante. Pues cuando cerca queda el final del segundo tercio de la liga, en esas está el CAI Zaragoza, la reluciente orquesta de la Liga Endesa.