BILLETE PARA LA COPA: HERBALIFE GRAN CANARIA

BILLETE PARA LA COPA: HERBALIFE GRAN CANARIA

Antonio Rodríguez

Evolución

Herbalife Gran Canaria dio un salto cualitativo la pasada temporada. Dos semifinales, Copa y liga, como novedad y como pasaporte para posicionarse como semifinalistas, como equipo de élite. Por eso, esta temporada se les trata con el cartel que se han ganado. Llevan un récord de 11 victorias en las 17 jornadas hasta ahora disputadas, en quinta posición con el mismo récord que el cuarto, Unicaja. Pobre premio les ha dado este sorteo de Copa al emparejarles con el Real Madrid.

El equipo dirigido por Pedro Martínez siempre cimentó sus éxitos en el bloque, en el esfuerzo colectivo y en la suma anotadora de jugadores que aprovechen sus opciones, sin destacar un referente claro en ataque. Los números son elocuentes: entre su máximo anotador, Brad Newley y el quinto máximo, Albert Oliver, hay una diferencia de 1.9 puntos tan solo (11.1 del primero por 9.2 del segundo).

De entre estos cinco hay dos, Nacho Martín y Albert Oliver, que regularmente suelen iniciar los partidos desde el banquillo. Estamos hablando de profundidad en la plantilla como casi nunca han tenido los gran canarios (los 10 jugadores más utilizados, se mueven en una horquilla entre 29 y 17 minutos en pista). Las incorporaciones de Ian O’Leary, Ben Hansbrough, los mencionados Oliver y Martín, así como la irrupción de Walter Tavares a partir de la jornada 9, les han convertido en una plantilla con un nivel de intensidad alto que no cesa a lo largo de los 40 minutos.

Walter Tavares ha sido una magnífica respuesta a la lesión de Xavi Rey, que tan sólo ha podido disputar 8 encuentros en esta Liga Endesa. Pedro Martínez le otorgó la responsabilidad de ser titular desde el primer día que no pudo contar con el pívot catalán y ha sido un plus defensivo. No solamente por los números, sino una sensación intimidatoria brutal desde sus 2.20, tocando todos los balones, todos los rechaces, creando pánico dentro de la zona y cambiando las parábolas de los tiros cortos.

Varios han sido los jugadores capaces de ganar partidos en los momentos finales. No solamente aquel gran triple de Albert Oliver frente al CAI Zaragoza, una de las imágenes de la temporada, sino que sean Báez, Newley, Tomás Bellas o Javi Beirán han podido sentenciar a su favor ciertos enfrentamientos. Eso sí, suelen romper los partidos antes (Solamente han jugado 5 partidos con 5 o menos puntos de margen en el resultado final). Por lo tanto, para esta Copa nos queda un equipo que marca un tempo habitualmente lento, optimizando mucho sus viajes a la línea de tiros libres (superan el 80%, junto a Valencia Basket y Unicaja), con gran intensidad defensiva y los mejores reboteadores de toda la Liga Endesa.

Defectos mejorables

En contraposición a su gran acierto en los tiros libres, en los triples no están nada acertados. Aún siendo un buen porcentaje el de Ben Hansbrough (38 %), es un jugador que aún deja fría a la concurrencia por su irregularidad. Pero más grave es que aleros, teóricamente amenazas de la línea de 6.75, tengan porcentajes tan bajos, como Brad Newley Y Javi Beirán (26 % cada uno). Ian O’Leary no es ningún especialista, pero también suma su 17 % en tales tiros.

El dato

La explicación en números de la aportación de Walter Tavares con el punto de inflexión de la lesión de Xavi Rey, a partir de la jornada 9.

Jornadas del 1 al 8: 12 minutos 2.8 puntos 3 rebotes 0.6 tapones

Jornadas del 9 al 17 (*): 25 minutos 6.4 puntos 9.3 rebotes 2.7 tapones

(*) De esos 9 partidos, en 7 ha sido titular. Antes, nunca lo fue.