BILLETE PARA LA COPA: REAL MADRID

BILLETE PARA LA COPA: REAL MADRID

Antonio Rodríguez

Poco más se puede decir tras los ríos de tinta que se han vertido para hablar de las excelencias del Real Madrid esta temporada. 31 jornadas, sean de Supercopa, Liga Endesa o Euroliga sin perder. No solamente nos presentan a uno de los mejores equipos de la historia de nuestro baloncesto, sino que aseguran un plantel ganador, con enorme concentración para no tener un resbalón con derrotas inesperadas. La única, la visita al CsKA Moscú, club que le supera en presupuesto, entra dentro de la lógica. La misma lógica que encumbra a este Real Madrid como el máximo (¿único?) favorito para ganar esta competición. Pero esto es la Copa y bien que ha demostrado su historia en encargarse por decolorar atractivas vitolas de favoritismos.

Cuando Rudy Fernández y Nikola Mirotic, se pudieran erigir como los más destacados de una plantilla tan completa, al igual que la pasada temporada, la asombrosa aportación de Sergio Rodríguez este año les ha difuminado, aunque sigan siendo los máximos anotadores del club blanco. La evolución anotadora del canario, de 5.7 puntos en la temporada 11/12, a 9.1 puntos en la 12/13, a 12.5 en la actual, justifican que sea el mayor ídolo de los pequeños y los no tan pequeños hoy día. No solamente es su ingenio jugando, su agresividad para hacer daño de forma permanente, sino que al cristalizar en puntos su talento anotador (42 % en triples), le hacen ser con total seguridad, el MVP de una hipotética elección al día de hoy. El que un jugador que intenta casi 4 triples con envite (3.8), tenga un porcentaje en tiros de campo que supera el 50 por ciento (51.9 %), es una verdadera locura.

Sus 12 jugadores superan los 10 minutos de promedio (los que más: Llull, Mirotic y Rudy, con 25. El que menos. Dani Díez con 11). Son los máximos anotadores en conjunto de la Liga Endesa (87.1 puntos) y la mejor defensa (encajan 69.1). Tienen todas las armas posibles, añadiendo la creación desde poste bajo de Giannis Bourousis esta temporada, por supuesto contando con esa rapidez que deciden imprimir al juego, sean o no sean contragolpes. Aceleran el tempo porque están convencidos que así sacan más ventajas. Así de sencillo, así de arriesgado, así de efectivo.

Egos bien gestionados por parte de Pablo Laso y concentración durante los 40 minutos ante una plantilla así, son difícilmente superables. Sería una sorpresa máxima que no quedasen campeones.

Defectos mejorables

¿Pues qué quieren que les diga? Si alguien los encuentra, abiertos estamos. El único pero que les podemos sacar es su prolífica anotación y aplastamiento del arranque de competición, ahora no se ve tan reflejada. Los 96.6 puntos 27.8 puntos de diferencia a los rivales de las 5 primeras jornadas, se han transformado en 86.6 puntos y 15.6 de margen. Claro, que se tiene en mente que hay que dosificar, que la temporada es larga e ir apuntalando en momentos puntuales como estos de la Copa del Rey. Eso sí, desde ojos objetivos, ya me dirán dónde está la tragedia.

El dato

Es Real Madrid es el único equipo en la historia de la Liga Endesa -desde su nacimiento como Asociación de clubs de baloncesto, en la temporada 83/84- que acude invicto a la fase final de la Copa del Rey, tras la primera mitad de liga regular. Lo lograron también en la temporada 87/88. Eso sí, la curiosidad es que no quedaron campeones.