BILLETE PARA LA COPA: CAI ZARAGOZA

BILLETE PARA LA COPA: CAI ZARAGOZA

Antonio Rodríguez

Evolución

CAI Zaragoza es uno de los grandes. Su billete a la Copa del Rey así lo ha confirma. El año pasado, lograron su primer viaje para esta joya de competición. Llegaron a las semifinales de la Liga Endesa tras pisar el cuello al Valencia Basket. Otra sorpresa, esta vez, mayúscula. Se les fueron dos referentes este verano casi decisivos: Sam Van Rossom y Pablo Aguilar. Y repiten la misma andadura que en la gloriosa 12/13. Ya no es sorpresa. Y es refrendar una condición definida con toda la simplicidad que ello conlleva: ya son grandes.

Un equipo, una afición y una ciudad que se merecen estar. Y un conjunto al que le ha costado estar. Acoplar nuevos jugadores, novatos hasta el punto de no conocer la Liga Endesa (ya sean Tabu, Shermadini o incluso Sanikidze, cuya andadura en Estudiantes en ACB fue testimonial), es algo que con lo que José Luis Abós ha tenido que lidiar.

Han llegado a la Copa del Rey con 9 victorias y 8 derrotas. Su momento crítico vino a mitad de la primera vuelta cuando desde la visita a Valencia en la 5ª jornada, encadenaron 5 derrotas en 8 jornadas. En un buen rush final, han sabido sobreponerse.

Amparados por los ya conocidos, Llompart, Roll, Rudez o Jones, han sabido sacar un excelente rendimiento a la línea de 3 puntos en sus cañoneros. Tomen nota de porcentajes: Llompart, 43 %. Rudez, 47 %. Tabu, 42 % y Stefansson, 47 %. Eso ha propiciado que un tipo con la movilidad de Georghi Shermadini, excelente en el pick & roll, haya tenido los espacios para maniobrar que necesita. Por eso, se pueden tornar peligrosísimos para los anfitriones (recordemos que ganaron en Málaga durante la primera vuelta), debido a su acierto de triples. En un torneo a muerte súbita, los días acertados de francotiradores como éstos, es muerte súbita.

Defectos a mejorar

Un hombre que debía ser fundamental en sus esquemas, Viktor Sanikidze, se ha mostrado de momento, como un jugador muy irregular. 8.8 puntos y 28 % en tiros de 3, se antojan escasos. Claro, esta estadística no ha ayudado a paliar a uno de los que, sorprendentemente, está más flojo desde la línea de 6.75: Michael Roll. El 43 % de la temporada 12/13 se ha convertido en un 22 % en esta campaña. Además, Sanikidze, utilizado en muchos partidos como el “4” en pista, el no llegar a 5 rebotes de promedio -y lo ha mejorado en las últimas jornadas-, también se ha acusado.

CAI Zaragoza se apoya en el bloque para anotar. No hay un jugador que sea un claro referente (su máximo encestador es Georghi Shermadini, con 12.5 puntos). Por eso, cuando hay jugadores poco acertados, pierden partidos porque sus anotaciones son muy bajas. Los 78 puntos anotados en las victorias, se transforman en 65.6 puntos en las derrotas. Demasiadas ventajas.

El dato

CAI Zaragoza nunca, nunca ha ganado un partido si no tiene al menos 4 jugadores que anoten más de 10 puntos. Con menos, pierden siempre. Y esa parece ser su clave del éxito, porque en los 2 partidos que perdieron con 4 jugadores anotando por encima de los dobles dígitos, encajaron 96 y 92 puntos. Una barbaridad.