UN BILLETE PARA LA COPA: UNICAJA

UN BILLETE PARA LA COPA: UNICAJA

Antonio Rodríguez

Evolución

Unicaja afronta por tercera oportunidad el disputar como anfitrión una edición de la Copa del Rey. Y sobre su cuello cuelga un yugo histórico que dice que en las dos ocasiones anteriores, fueron derrotados en cuartos de final (por Real Madrid en 2001 y por F.C. Barcelona en 2007). En esta nueva entrega, el rival es el CAI Zaragoza y por primera vez, inicialmente parten previamente como favoritos.

Unicaja tiene un récord de 11 victorias y 6 derrotas. Llegan tras una buena dinámica de victorias (eso sí, ante equipos que no son punteros) y perder ante Real Madrid en la última jornada disputada hasta ahora. Si comparamos el camino de este Unicaja respecto al del año pasado, son más sólidos, más profundos y más competitivos. Su marcha en Euroliga les ha hecho tropezar en lugares inesperados, como la derrota frente a Río Natura Monbús, donde la imagen no fue nada buena.

Tras ir olvidándose de lesiones durante las primeras jornadas (sobre todo la de Ryan Toolson de principios de temporada) o de Txemi Urtasun, ha habido sensaciones muy positivas a nivel individual, en el escolta estadounidense sin ir más lejos, erigiéndose en el máximo anotador (12.6 puntos de promedio), así como la convicción de Jayson Granger para ser agresivo atacando la canasta (9.5 puntos), que les ha provisto de mucha mordiente y opciones en el juego.

La compensación del juego, por su mordiente interior, la está dando alguien del que no se esperaban grandes cosas, como Vladimir Stimac. Sin embargo, el pívot serbio es alguien que está sabiendo aguantar y jugar frente a interiores con mucha más relevancia, siendo un ejemplo de entrega a cada envite. Zoran Dragic se está haciendo un jugador muy importante, continuando su extraordinaria labor del pasado Eurobasket esloveno. Kuzminskas, poco a poco florece, costándole la reconversión de ligas como la lituana y la VTB a la Liga Endesa, en parte también, por su juventud. Cada vez está adquiriendo más confianza.

Unicaja es un equipo que en los triples, tiene un termómetro y de sus porcentajes, responden o no las victorias. En sus 6 derrotas ligueras se quedó en un pobre 27.3 % en triples, mientras que cuando gana, se va hasta un 36.9 %. Eso, intentando casi 22 lanzamientos desde más allá de la línea de 6.75, tiene su relevancia (aunque 11 equipos de la Liga Endesa lanzan más que ellos). Otra estadística notable: son los segundos mejores reboteadores, con casi 38 de promedio.

Defectos mejorables

Cuentan en Nik Caner Medley como su segundo máximo encestador (11.1 puntos por partido), pero es cierto que en ocasiones hace la guerra por su cuenta, como si estuviese ajeno a los sistemas. Esto les ha hecho perder fuerza a la hora de mostrar un referente claro ofensivo en los últimos minutos de partidos igualados, aunque en muchas ocasiones han sido solventados por muy diversos jugadores, con lo que refuerza aún más la sensación de polivalencia. Veremos qué es lo que más pesará en el torneo del K.O. como la Copa del Rey. Carlos Suárez y Rafael Hettsheimeir todavía no han creado sensación de sentirse importantes, de ser determinantes para el equipo.

El dato

Curioso e importante la manera que tiene Unicaja de afrontar los últimos 10 minutos de sus partidos. Si va ganando al inicio del último cuarto, solamente ha perdido un encuentro de los 11 en los que consiguió la victoria. En cambio, si van perdiendo, es cuesta remontar (2 victorias y 5 derrotas en tal situación).