EL EQUIPO DE LA SEMANA: CAJASOL

EL EQUIPO DE LA SEMANA: CAJASOL

Antonio Rodríguez

Todos nos estamos haciendo eco de la media de edad del Cajasol. Que si sus 21 años parecen más típicos de actuales plantillas de Partizán Belgrado o de embrionarios de futuras estrellas como el Zeleznik, menos resultadistas y más de formación. Que si tal inexperiencia acaba pagándose cara… El caso es que no es así, que este es el mejor plantel que ellos han considerado para competir en Liga Endesa. Y aquí tenemos que hablar en el “ellos”, tanto de Aíto García Reneses, por supuesto, como del director deportivo de la entidad cajista, el ex entrenador ACB, Juan LLaneza, por su ojo para descubrir los Porzingis y los Bamforth donde no es nada fácil encontrarles.

Y tal es la confianza que se depositan en estos querubines baloncestísticos, que fueron capaces de cerrar el partido en el último cuarto, sentenciándolo cuando más apretaba Herbalife Gran Canaria, hasta hace dos semanas, co-líder de la Liga Endesa, utilizando su cabeza (y sus piernas, que hubo muchas), y llevarse la ¡cuarta victoria consecutiva!, logro al alcance de muy poquitos en esta competición. Mostrando un rosario de armas importante, porque en Las Palmas supieron ganar sin la aportación ofensiva del argentino Marcos Mata y con el lastre de los malos porcentajes en el tiro del otro gran cañonero, el estadounidense Scott Bamforth (3/12 en tiros de campo).

Sí, cuatro victorias del tirón, curiosamente tras tres derrotas como arranque liguero, les hacen ser a los sevillanos y no solamente por la machada del domingo por la mañana, el “Equipo de la semana”. Tras la victoria en el Príncipe Felipe, este zarpazo en el CID les hace considerarles un equipo a tener en cuenta, muy por encima de esa tierna simpatía que pueda destilar una plantilla tan joven. Pero, ¿qué les hace ser tan especiales? ¿Por qué están ganando?

  • Por un lado, cuentan con Tomas Satoransky. El base checo, donde antes eran estadísticas destacadas, jugador que siempre coqueteaba con el triple doble, ahora es un líder en la cancha y una estrella en la Liga Endesa. Repartir 7 asistencias es repartir mucho juego, producto de conocer a cada momento el tempo que los suyos necesitan, ahora de manera mucho más acentuada. Y con gente tan joven, correr, incrementar ese tempo, es una de las mejores opciones que elevan a este conjunto tan alto. Y Santoransky lo borda.
  • Hablando de correr, para que sus rápidas transiciones sean sólidas, si van acompañadas de hombres altos, como es el caso, son garantía de éxito. Aquí la pieza clave en la mayoría de las ocasiones se llama Latavious Williams. El pívot estadounidense, todo un portento físico, es uno de los mejores pívots corriendo la pista, siendo puntal en muchas ocasiones (ante Herbalife Gran Canaria lo fue así, rompiendo el partido con sus mates), o acompañando como trailer a sus compañeros. Kristaps Porzingis o Willy Hernangómez son otras dos opciones muy interesantes en tales transiciones.
  • Sigamos con las carreras y transiciones rápidas. Ahora hablamos de correr hacia atrás. Aíto García Reneses ha inculcado una gran disciplina en sus jóvenes hombres de balance defensivo. Pocas contras se toman los rivales, porque cuatro jugadores al menos, aparecen en su terreno defensivo, antes da dar tiempo a que el contrario pueda pensar sacar provecho de un contragolpe siempre frustrado.
  • Reyes del uno contra uno. En la anterior columna referente al equipo sevillano, cuando lograron una importante victoria ante el Laboral Kutxa, ya avisamos que este equipo tiene varios jugadores destacadísimos, que partiendo de la posición del bloqueo y continuación, son verdaderos maestros del uno contra uno. Sea Tomas Satoransky, Scott Bamforth, Josep Franch o Marcos Mata, son una delicia verles en tales situaciones, tomar las decisiones que toman y una bonita postal de los bonitos paisajes que nos puede dar este deporte. Cada uno a su manera: Satoransky y Bamforth aguantan, aguantan el balón para crearse posición de tiro, hasta que desestabilizan a su par y anotan bandejas o suspensiones cortas, apoyados en su maestría por el equilibrio en el aire uno el primero, y por su tremenda explosividad para elevarse en suspensión aún teniendo el defensor delante, el otro. Josep Franch es menos finalizador y más de romper a su rival y repartir con un balón doblado y Marcos Mata tiene ya muchísimas tablas para irse por rapidez ante la marca muy habitualmente, de jugadores interiores (muy utilizado como ala-pívot).
  • Actividad defensiva. La mayoría de sus hombres interiores, exceptuando Ondreij Balvin, que ahora lo sacaremos a relucir, son jugadores tremendamente móviles. Ya sea Williams, Porzingis, Hernángómez o Burjanadze, son de saltar a los bloqueos y recuperar con notable rapidez, para no dejar nunca desasistida su canasta o resquicio alguno en el camino hacia el aro de cara al rival. El más destacado en esta faceta es Latavious Williams sin duda, dueño y señor de la zona en lo que a tareas defensivas compete. Móvil, ágil, agresivo y contundente. Su trabajo es encomiable. Y Aito García Reneses cuenta también con el ya mencionado Balvin, un “center” de los de toda la vida, mucho más estático bajo canasta, que ha ganado en tablas y saber estar de forma notabilísima en esta temporada 13-14, que barre casi todo lo que cae de su tablero y ofrece la seguridad a sus compañeros para arriesgar un poquito más en los marcajes a exteriores. Ahora sí que se está convirtiendo en un bastión defensivo importante.
  • Confirmación de los jóvenes. Joan Sastre sigue dando pasos firmes, Josep Franch muestra más poso de base asentado tras su irregular paso por Murcia y Willy Hernangómez está progresando a pasos agigantados, hasta llegar a ser uno más de los importantes, sin necesidad de asteriscos. El pívot cedido por el Real Madrid jugó muy buenos minutos en el Príncipe Felipe y fue titular en el CID en esta última victoria. A su tremenda calidad, se le van dando minutos para poder fijarla, como los revelados en una fotografía de Robert Capa. Su madurez mental y ganas por mejorar hacen de él el resto. Me huele que está ‘condenado’ a ser en un futuro uno de nuestros pilares en la Selección Española.

Pues todos y cada uno de estos puntos, dan como resultado un equipo con mentalidad ganadora y con aspiraciones a pelear en el furgón de la élite y por otro lado, en una de las plantillas que viéndoles evolucionar en la pista bajo la mirada de Aíto García Reneses, da gusto disfrutarles. Son agresivos, espectaculares y enganchan al aficionado.

San Pablo está siendo testigo de un baloncesto desenfadado, conexión perfecta para la afición, que no debiera dejar de pasar de largo. Si buscamos paralelismos con la NBA, su juego de optimización del uno contra uno, de aprovechar con su manual de sistemas tácticos, las cualidades físicas de sus hombres (y no al revés), es pura NBA. Tomas Satoransky es un jugador que será NBA claramente. Kristaps Porzingis, muy posiblemente también lo sea. Latavious Williams es ese “Reggie Evans type”, que viendo su rapidez y agresividad, trae un pedacito de todo aquel espectáculo. Lo dicho, Cajasol es un equipo muy, muy atractivo para ver. Porque además ganan. Y por eso, son “El equipo de la semana”.