EL EQUIPO DE LA SEMANA: UCAM MURCIA

EL EQUIPO DE LA SEMANA: UCAM MURCIA

Antonio Rodríguez

Uno de los protagonistas del circo ACB, me dijo hace breves fechas, que el UCAM Murcia será el Obradoiro de esta temporada. “Parecía que había ocho más o menos claros para la Copa, pero creo que estos se meten”, me confesaba. Y es que este UCAM Murcia sí, tiene poso de ser equipo que se meta. Equipo sorpresa, lo llamaríamos. Mal conceptuado para mí. Sorpresa es ganar el partido de cuartos de Copa y meterte en semifinales. El que tengas una acumulación de victorias -no pronosticadas, eso sí-, durante un largo espacio de meses, no me parece, por reiterativo, una sorpresa, sino más bien un hecho que caería por su propio peso. Y eso es lo que le está sucediendo al UCAM Murcia.

A saber: Valladolid, Laboral Kutxa, Bilbao. Zalgiris, Bamberg, Olimpia Milano. A todos esos equipos ha vapuleado el Real Madrid en lo poco que llevamos de temporada. ¿Y el equipo que le ha planteado más problemas, el único que fue competitivo los 40 minutos sin sufrir paliza alguna, fue el UCAM Murcia?Pues en esas estamos. Y tuvieron que ser arrebatos de mucha calidad ofensiva en el tercer y último cuarto, para que los blancos se hiciesen con la victoria. Pues sí, ese es el carácter competidor del equipo universitario.

En la última jornada, vencieron en campo del Estudiantes (69-77), solidificando un más que meritorio 2-2 en la Liga Endesa, tras ser derrotado en campo del Herbalife Gran Canaria en una gran reacción insular, y el mencionado partido frente al Real Madrid (81-88). Oscar Quintana ya conoce la plaza, ya se siente cómodo en ella y con sus exabruptos habituales -algo que quizás no guste dentro del rectorado católico de la universidad. Pero, ¿qué le van a hacer? Oscar es así-, sus gritos y también sus gestos ostentóreos de satisfacción y felicidad -que también los tiene-, muestra conocimiento del equipo, y mala cosa suele ser eso para los rivales. Porque cuando Quintana está cómodo con su plantilla y con el entorno, la historia de la Liga Endesa sabe que eso suele ser sinónimo de éxito.

Sin ir más lejos, no estaba contento con el “tiro al blanco” de su equipo en el tercer cuarto ni con la poca actitud defensiva en el cuarto ante Estudiantes. Y en este último período, lo hizo ver. Pero es que, hasta el descanso, lograron dar una verdadera exhibición, con una facilidad para lograr 20 puntos de ventaja pasmosa. A Oscar Quintana hay que aplaudirle que dote al conjunto de sus jugadores de una identidad y que se triunfa o se muere, pero se va con ella. Miren, durante la semana de Euroliga, en Canal+, emitieron unas declaraciones de NIcolo Melli, el joven y prometedor ala-pívot del Olimpia Milano, en el que comentaba que para intentar vencer al Real Madrid, hacía falta decelerar el tempo habitual del partido, llevarlo a media cancha, donde ellos estuviesen incómodos. UCAM Murcia jugó de tú a tú a los blancos con su manera de entender el baloncesto: corriendo. Y corriendo porque es una manera agresiva de entender este juego, que es el sello con el que quiere presentar Oscar Quintana a este conjunto. Y lo hicieron. Y a punto estuvieron de ganarles.

Todos nos estamos maravillando con el acierto anotador desde la línea de 6.75 de Scott Wood. Pero es que también vemos cómo Kim Tillie ha dado un paso hacia adelante en importancia en el equipo. Como Rodrigo San Miguel, mucho más liberado, tiene capacidad de hacer más cosas que en su etapa valenciana, rindiendo a gran nivel o cómo esa sorprendente habilidad de José Ángel Antelo para coger rebotes imposibles y anotar canastas inverosímiles acaban decantando los encuentros. Del liderazgo de Berni Rodríguez (desafortunadamente lesionado con un fuerte esguince de tobillo en los minutos postreros del Palacio de los Deportes madrileño), ni hablamos, pero sí podemos redundar en su felicidad por la buena compañía que tiene. Y luego hablamos de la solidez de Jordi Grimau, de la importancia que se está adjudicando Augusto Lima y de la habilidad de Ben Romdhane para jugar a esto (que aunque no haya destacado poderosamente aún, estoy convencido que en los entrenamientos realizará jugadas y gestos con una facilidad tan pasmosa, que se ganará la admiración de sus compañeros). Y Dwayne Davis, que aunque me daba en la nariz que le iba a costar habituarse a este baloncesto más que a otros, y aunque le falta mejorar en su selección de tiro, pero para la estatura que tiene, a veces me deja fascinado la facilidad que posee para ganar posiciones y desenvolverse en situaciones cercanas a canasta.

En definitiva, que sí. Que este equipo con colores y con diseño de letras en sus camisetas muy de college USA, sabe jugar muy bien a baloncesto, porque tiene argumentos -desde el banquillo- y armas -en la pista-, como para hacerlo. Que su trayectoria está siendo muy brillante, que puede ser una de las sensaciones y que sus primeros 20 minutos en Madrid, su trayectoria precedente en la Liga Endesa y la imagen que está dando, sí, es para que se le nomine de forma justa “El equipo de la semana” en nuestro rincón.