EULIS BÁEZ, JUGADOR ACTITUD AZUL

EULIS BÁEZ, JUGADOR ACTITUD AZUL

Antonio Rodríguez

Pocas veces a un jugador se le oyen ecos tan distantes, tan lejanos en el tiempo. Desde Vic en concreto, en LEB-2 y desde aquel 2005 en Akasvayu Vic, la tercera categoría de nuestro baloncesto, donde apareció este dominicano con aire tímido, hasta hoy, cumplimentando una larga travesía en niveles tan dispares. Estilista y dominante. Elegante y avallasador. Eulis Báez se ha convertido en una de nuestras joyas en la Liga Endesa. Y lo ha hecho con la perseverancia de un martillo golpeando. Porque es lo que tienen los jugadores que destacan desde la clase media, desde el anonimato. Destacada en la pasada temporada y destacando en la actual, comenzando como un invitado más del star system de nuestra competición: 13 puntos, 11 rebotes y 2 asistencias tuvieron la rúbrica de una victoria en el Fernando Buesa Arena ante el Laboral Kutxa.

Eulis Báez subió a la élite de nuestra liga la pasada temporada en el Herbalife Gran Canaria, club y ciudad donde de lejos, se siente más a gusto. El equipo llegó a las semifinales de Copa del Rey, el mayor éxito de la historia del club claretiano, y sufrió posteriormente la lesión de Xavi Rey, echando al traste -o pareciendo al menos-, las esperanzas del equipo. Y ahí emergió Eulis Báez, ala-pívot hasta ese momento, a la posición de “5” titular del equipo. Circunstancias mandaban y ahí tienen a Pedro Martínez a lo que se vio obligado como recurso, con la confesión de sorpresa por parte de su entrenador. Con Báez se bajó en estatura, pero no en intensidad. Mostró ímpetu por proteger su aro, por bloquear el rebote y hacerlo suyo o de los suyos. La defensa se convirtió más móvil, en uno contra uno no le superaban, recuperaba en el pick & roll con la rapidez de un base, y todo sin perder un ápice de contundencia. Sus rebotes aumentaron desde 5 en liga regular a nada menos 9.2 de promedio. ¿Comprenden de lo que les hablo? Ahora hablemos del ataque. En el playoff, sus números aumentaron de 8.8 puntos en liga regular, a 10.2, y los rebotes de 5 a nada menos de 9.2 de media. El resto de la historia ya la conocemos: semifinalistas de la Liga Endesa, por primera vez.

Eulis Báez es como ver baloncesto hace 25 años. Finta, bote y parada para suspensión corta, como aromas a lo Reggie Johnson. Pivotes, proteger sus tiros con el cuerpo con la maestría de aque que nos encandiló en Badalona y León. Old school, true school. Ganar la posición, encarar a su par en uno contra uno. Y también tirador exterior. Este sí es el verdadero “4”, porque sabe tirar desde tres puntos abriendo defensas (su mecánica es deliciosa verla), sin perder el oficio de lo que debe ser jugar al poste, de pasar, de decidir en uno contra uno o ganar posiciones en las inmediaciones del aro. Dinamita dentro, resolutivo fuera. Por eso su talento baloncestístico le hizo jugar como “5” con éxito.

Y no parece querer bajarse ya de la burguesía ACB. Ahí le tienen, ahora arropado como no ha estado en su periplo en Las Palmas, con compañeros de mucho nivel, siendo su capitán (co-capitán junto a Tomás Bellas) y el aval de 31 años que han visto mucho en su carrera como para ser estandarte. No se queden con la tentación de seguirle, de tener ojoso solamente para él, durante un par de jugadas ofensivas y otro par defensivas. Verán lo que es saber de baloncesto. Verán lo que es saber moverse con alguna finalidad siempre. En Endesa gustan las historias de superación. ¿Akasvayu Vic? ¿De verdad? Acaba de empezar la temporada. Hablaremos en Marzo de dónde está este Herbalife Gran Canaria clasificado y hasta dónde Eulis Báez, uno de los lujos ya no tan oculto, de nuestra liga.