DESTELLOS

DESTELLOS

Antonio Rodríguez

Se producía el debut del F.C. Barcelona en su Palau Blau Grana por esta temporada en la tarde del Domingo, con la intriga en los aficionados por lo que iban a ver en su equipo. La imagen de falta de mucho trabajo aún por desarrollar, al margen de las lesiones de Juan Carlos Navarro y Erazem Lorbek, era algo que querían ver con sus propios ojos. Y el test era de aúpa, puesto que Valencia Basket es uno de los gallitos de plumaje reforzado este año. Eso sí, como lamentaba Velimir Perasovic, también tenía bajas y de la misma posición en la pista: tanto Pau Ribas como el recién fichado Vladimir Lucic, por un problema en el tobillo y una fortísima tortícolis en el cuello, respectivamente, no debutaron.

Y lo que se pudo ver en el Palau fueron destellos de dos equipos que necesitan un tiempo de acoplamiento tras sus numerosas incorporaciones esta campaña. Valencia Basket mostró que aún le falta continuidad. Tienen cosas buenas y trabajadas. Su defensa zonal 1-3-1 con mucha actividad y variaciones en la pista, puso en jaque a los azulgranas en el segundo cuarto (llegaron a tener un 24-41 en el marcador), unido al momento de gran inspiración de Justin Doellman, que aún saliendo desde el banco, sigue siendo el referente ofensivo valenciano. Sin embargo, les faltó calma para apaciguar a los locales en el tercer cuarto que salieron enfurecidos y recuperaron la desventaja en poco más de 4 minutos en una serie de tiro sensacional en este período. Deben ajustar su defensa individual, pues en los cambios solían dejar algún tirador blaugrana solo, tirador en la esquina habitualmente. Aún así, tras ese varapalo supieron competir en el partido. Tuvieron destellos como:

  • La polivanecia de Romain Sato les vendrá muy bien. Este escolta-alero de 1.95, que puede hacer de todo sobre una pista, sea reboteando o anotando desde fuera, como jugando al poste.
  • Con dos ala-pívots tan polivalentes como Dubljevic (a veces haciendo funciones de pívot nato) como de Justin Doellman, pueden acarrear muchos problemas a los rivales, dejando espacios inmensos en la zona para que gente como Oliver Lafayette o Rafa Martínez, puedan entrar hasta el aro, como ellos mismos.
  • La ya mencionada defensa zonal 1-3-1. Agresiva en las esquinas, con una notable rotación en las posiciones, muestra que ya hay trabajo muy bien hecho entre los hombres de Perasovic a estas alturas de competición.

Por su parte, los azulgranas vieron el resurgir de dos hombres que tuvieron actuaciones discretísimas en la pasada Supercopa celebrada en Vitoria. Un ganador como Kostas Papanikolaou celebraba cada canasta como una batalla, puesto que sabía de la importancia de este enfrentamiento para asentarse y de paso, justificarse ante su afición. Por otro lado, las acciones espectaculares vinieron de mano de Joey Dorsey, el ogro defensivo que consiguió 4 tapones y levantó al público llevándose dos balones consecutivos producto de un par de dos contra uno que su equipo realizó en defensa y acabó con dos mates, el segundo estratosférico. El equipo de Xavi Pascual también mostró detalles interesantes.

  • El fichaje de Macje Lampe será tremendamente positivo, sobre todo conjuntándole con alguien como Ante Tomic. La línea de fondo y posiciones en poste bajo serán un terreno muy propicio para él, cuando Tomic decida repartir juego desde el poste alto tras pick & roll. Además, se añade su notable lanzamiento exterior.
  • Juan Carlos Navarro va dando pasos. Pequeños, pero seguros. Y eso lo debemos celebrar todos. Anotó triples en plena eclosión blaugrana y cimentó más su seguridad en sus gestos y la potencia de los suyos.
  • Kostas Papanikolaou ya está integrado. A partir de ahora, todo será más fácil. Todo lo contrario a Jacob Pullen, que todavía está buscando un lugar en la pista que no encuentra. Tiempo que estamos en la jornada 1.

  • Un final todo nervios, muy igualado, con numerosas pérdidas de balón nos hacen ver a las claras que aún hay mucho trabajo por hacer. Pero que en destellos, dejaron entrever los mimbres que tienen.