EUROBASKET DÍA 2: LA LECCIÓN ESLOVENA

EUROBASKET DÍA 2: LA LECCIÓN ESLOVENA

Antonio Rodríguez

Con Pau y sin Pau, con menos ausencias y más potencial que ahora y con rivales sobre el papel inferiores, hemos sufrido derrotas en la primera fase de importantes campeonatos. En 1999, en Clemont Ferrant, en la 2ª jornada, ante Eslovenia (¡qué casualidad!). Acabamos siendo plata. En el 2005, en Novi Sad, en la tercera jornada, ante Israel. Allí faltaba Pau Gasol y luchamos por el bronce. En 2007, en Sevilla, cuando tras ser campeones del mundo y con una mentalidad que nos pensábamos imbatibles, claudicamos ante Croacia en la tercera jornada. El capricho de dos golpes en el aro, nos privó del oro al final de ese torneo. De ellas, siempre más bien que mal, fuimos aprendiendo. Hoy, vista la derrota ante Eslovenia (78-69), sacaremos muchas conclusiones, se repasará el vídeo y se tendrán que solucionar errores puntuales tácticos. Tan grave y tan liviano como eso. Errores los hubo y sucedieron en el segundo día de competición. Echen un vistazo al calendario y verán lo que aún queda. Por supuesto que hay margen para poder solucionarlo.

Antes que los jugadores examinen hoy el vídeo, tengo la idea que se fueron a la cama tras el partido con una sensación: 'los eslovenos quisieron ganar más que nosotros'. Es su torneo, están ante su afición y el rival daba un extra de emotividad, por ser los actuales bicampeones. Salieron a morder y los nuestros, no. Los españoles lo saben y deberán solucionarlo. Cuando se pierde y se juega mal, al margen de este examen de conciencia ya comentado, se miran los errores en el vídeo (Jenaro Díaz lo tendrá más que preparado), se comentan y se intenta aportar soluciones. Porque recibir 53 puntos en la segunda mitad, son producto de una sucesión de ellos. Es de perogrullo.

Para evaluarlo, debiéramos basarnos en nuestra defensa en primer lugar, puesto que fue lo que más naufragó. Los enfados de Marc Gasol eran una cruz a cada error. Los eslovenos movieron muy bien el balón en la jornada de ayer. Muy bien. Sucesión de buenos pases y creación de constante peligro desde el lado débil, para que al recibir el balón, siempre se materializara en algo positivo. Nuestra defensa de ese lado no-balón, no fue la adecuada. Y en cortes, o con tiradores preparados tras salir de bloqueos, recibiendo el balón, nos mataron. Tampoco estuvimos nada acertados defendiendo en zona. Nos faltó agresividad y nos acribillaron, tanto en entradas a canasta, donde faltaba el paso adelante de los interiores para presentarse ante el rival y denegarla, como en los triples. Sobre todo en los triples. Nos faltó intensidad y poco más hay que añadir.

La defensa del bloqueo y continuación, tampoco fue acertada. Lo que no podemos pretender es que Marc Gasol salga al balón y luego recupere todo el tiempo, porque lo podemos asfixiar. No lo hizo, no debiera hacerlo, pero sí encontrar una alternativa para ayudar al base que se quede pinchado en el bloqueo. Estoy convencido que se encontrará. Porque aquí entro a valorar los minutos de Marc Gasol: el que hoy jugara 37 minutos, me parece apropiado y correcto.

De los cinco partidos de la fase previa, los dos rivales que parecen a priori más claramente clasificados y cuyos resultados contarán para el futuro, son Croacia y Eslovenia. Y si existen dos partidos donde debemos utilizar más a nuestras estrellas, son estos dos. Otra cosa será que Marc esté al borde de los 40 minutos en los siguientes tres partidos. Pero con dos encuentros jugados, siendo estos los rivales, me parece que entra dentro de la lógica. Y que Marc no saliera hasta la línea de tres a defender a los eslovenos en el pick & roll, no es una cuestión de cansancio en los últimos minutos. Simplemente, que no tiene por qué hacerlo. Es más productivo dos pasos atrás, denegando penetraciones y resguardando el rebote.

Esta acumulación de situaciones hicieron que durante algunos minutos, estuviésemos desarbolados en defensa. Los jugadores de Bozidar Maljkovic movieron muy bien el balón y jugaron muy bien. Y no es que tuviese una brillante actuación hoy en el banquillo, sino más bien que su scouting previo y la preparación con sus jugadores en estas últimas semanas, ha sido muy correcta e incluso brillante. Y teniendo jugadores estelares como Goran Dragic, todo un portento de este deporte, es todo más fácil. Hubo momentos en que nuestras rotaciones estuvieron muy bien. Forzamos malos tiros y mostramos seguridad. Conocemos el camino. Solamente hay que buscarlo.

Pasando a nuestro ataque, estuvimos limitados por su buena defensa. Por ejemplo, las canastas que vimos ayer a Rudy Fernández en entradas tras brillantes uno contra unos, hoy, ni una. No se pudo. Nos denegaron cualquier ventaja en muchas situaciones de bloqueo y continuación, al margen del scouting previo, por lo comentado al principio de la crónica: porque ellos jugaron con mucha intensidad y sus ayudas llegaban. Al hombre que intentaba penetrar -y que nunca podía- y al pívot que quería continuar, no vieron camino. Ellos siempre llegaban. Por eso, nos veíamos obligados a sacar el balón fuera y hemos estado durante muchas posesiones viviendo del lanzamiento exterior, con rachas muy notables de José Manuel Calderón en la primera mitad y de Sergio Rodríguez en la segunda. Pero era un bálsamo con caducidad.

Repasando estadísticas de lo que hemos creado en la zona, sea en situaciones de poste bajo, contragolpes, entradas en uno contra uno...cualquier circunstancia que se genere en la zona, saqué las siguientes estadísticas:

Tiros de campo: 10/18

Faltas provocadas: 7

Asistencias: 2

Pérdidas de balón: 8

Teniendo a un hombre como Marc Gasol con lo que es capaz de generar, con los nuestros corriendo como saben y con su velocidad ya conocida (hoy 2 contragolpes, con una canasta del “Chacho”. Ellos anotaron 10 puntos así), o con lo determinantes que pueden llegar a ser entrando a canasta hombres como Sergio Rodríguez, Calderón, Llul o Rudy Fernández, hoy el bagaje fue pobre. Sigo insistiendo en que debe haber alguien que conecte con Marc Gasol y que consiga ganar posiciones cercanas a canasta cuando éste distribuya desde poste alto (me da igual que sea un base, escolta o ala-pívot) o que esté abierto y preparado para una suspensión, cuando quiera pasar en poste bajo. Hoy no lo hubo. Se debe seguir trabajando sobre ello. Y sobre el 13/21 en tiros libres, será una noche accidental, o debiera serlo. Nada alarmante.

Como se puede apreciar, es situar a cierto hombre dos pasos más adelante en tal situación, encontrar mejor línea de pase en tal momento... Con ciertos matices, muchas de las canastas hoy encajadas, se solventarán. Con más agresividad, que convencido estoy que se dará a partir de ahora, llegarán mucho mejores resultados. El equipo que tenemos posee un elenco de armas suficiente como para desmontar a cualquier rival en este Eurobasket y en ellos confiamos. Porque nos han mostrado siempre su raza y carácter ganador, y porque en definitiva, muchos de ellos tienen calidad más que sobrada. La decepción del partido de anoche no difuminará el camino que tenemos proyectado. Hoy será día de descanso y se trabajará más si cabe. Juan Antonio Orenga y sus asistentes tienen sobrada conciencia y conocimiento de ello. A seguir mirando con optimismo.