“LA QUE NOS VIENE ENCIMA”

“LA QUE NOS VIENE ENCIMA”

Antonio Rodríguez

LUKE SIKMA (C.B. CANARIAS)

Ala-pívot. Estados Unidos. 2.03 24 años

Procedencia: Ford Burgos (Adecco Oro).

Luke Sikma es por encima de todo, un jugador de baloncesto. Hay jugadores, hijos de míticas estrellas de la NBA, que sin haber adquirido el físico de sus padres (otro Luke es claro ejemplo: Luke Walton, hijo del mítico Bill), han sido enseñados desde tan pequeñitos, que conocen todos los secretos de este juego. Y el hijo del mítico pívot de Seattle Supersonics, Jack Sikma, en este caso, es un jugador de baloncesto. Con todas las palabras.

Es el típico chaval (porque es muy joven aún: acaba de cumplir hace días los 24 años), que gusta mucho a la afición por el compromiso y la entrega con el club al que defiende, y a su entrenador, en este caso Alejandro Martínez, por las posibilidades que ofrece al juego del equipo y a sus compañeros. Y aquí recalco los dos últimos sustantivos de esta frase: equipo y compañeros.

La mejor virtud de Luke Sikma es ser un extraordinario pasador. El baloncesto es un deporte que Luke lo ve fácil. Y por tal circunstancia, sabe dónde tiene que ir el balón a cada momento. Excelente pasando desde poste bajo, excelente dando un pase extra cuando continúa un bloqueo, excelente repartiendo desde poste alto, perfecto para dinamitar una defensa zonal, por ejemplo. Lo hace con una naturalidad pasmosa. Porque es jugador de baloncesto.

Su repertorio en ataque es más bien cercano a la canasta. Tiros cortos en cortes, en continuaciones de bloqueos y su tiro preferido desde el poste bajo, un gancho en suspensión tras pivote, que tiene tremendamente mecanizado, necesitando poco espacio para ejecutarlo y que los anotaría con los ojos cerrados de lo automatizado que lo tiene. De ese tiro disfrutará mucho la parroquia tinerfeña. En Santa Cruz de La Palma ya le conocen bien, por haber jugado hace dos años allí.

Tuve ocasión de verle probar con Minnesota Timberwolves en la liga de verano de Las Vegas. Y ahí, reconozco que le costaba. Aunque mostraba dosis de sus capacidades, también su buen bote para desplazarse, pero el hecho de que fuese utilizado como '3', cuando realmente es un '4', le causaba más problemas. Al margen de no estar en muchos minutos en su posición natural del campo, en Las Vegas eran jugadores demasiado grandes para él. Sikma es un ala-pívot de 2.03, sin tener un físico extraordinario. Destaca más por sus capacidades en el juego que por su físico. No tiene un salto muy poderoso y su tiro en suspensión aún es inconsistente y no muy utilizado. Por eso tengo expectativas por ver cómo se desenvolverá en una competición tan exigente como la Liga Endesa. En defensa es un tipo con mucha movilidad, lo cual ayuda para hacer fintas defensivas y luego recuperar a su par. Para tareas reboteadoras, dependerá más el club del otro hombre alto que esté por llegar, pues es cumplidor, sacrificado, pero necesita del apoyo de alguien más especializado en el rebote.

Otra gran virtud es su carácter. Jugador abierto, implicado, de carácter muy afable. Los que le conocen hablan de él maravillas y con eso ya hay mucho ganado. C.B. Canarias puede ser una plaza idónea para un jugador como Luke, por la manera de trabajar del club, que seguro que estará agradecido a las aportaciones que pueda ofrecer este jovenzuelo, que desde su periplo en la universidad de Portland, no ha conocido más baloncesto profesional que el de nuestro país.

ESTADÍSITICAS 12-13 (ADECCO ORO)

24 minutos 10.2 puntos Tiros de campo: 60 % 8.1 rebotes