LA QUE SE NOS VIENE ENCIMA

LA QUE SE NOS VIENE ENCIMA

Antonio Rodríguez

MARIO DELAS (BLUSENS MONBUS)

Pívot. Croacia. 2.07 23 años

Procedencia: Zalgiris Kaunas (Lituania)

Mario Delas es un jugador old-school. Y eso siempre me gustó. Uno le ve en la rueda de calentamiento, delgado, sin una apariencia física de hombre roqueño que debe ganarse la vida bajo los tableros y no le causa la mejor sensación...hasta que le ve jugar. Entonces, vuelve a mirar el programa con la alineación de jugadores y lee su procedencia: “¡Ah, es croata! Entonces...”. Sello balcánico de los de toda la vida. De los que saben jugar a baloncesto.

Mario Delas ha sido un jugador permanentemente internacional con su país en categorías inferiores por la clarividencia de su baloncesto y su calidad en el juego. Quizás su físico no lo haya dado para ser un hombre contundente, o la madre naturaleza le ha proporcionado unas piernas potentes como a otros jugadores. Sin embargo, él fue moldeando su baloncesto a través de esas carencias y sus virtudes superaron con creces sus defectos. Virtudes que le han alzado a ser jugador de Euroliga en varias temporadas.

La gerencia del Blusens Monbus se decantó por el fichaje de este pívot croata, porque tenían claro la mayor característica que les podía dar: sabe pasar. Y eso, en un juego como el que practica Moncho Fernández, de muchos bloqueos, de “puerta atrás”, de salidas para tiradores, de crear espacios bajo el aro...¿saben el valor que tiene un pívot pasador, que sepa salir fuera y vea de manera cristalina el discurrir de las evoluciones de sus compañeros como para dar el pase medido y en el momento preciso? Eso son muchas asistencias, muchas amenazas y muchas canastas fáciles que harán ganar muchos partidos en esta Liga Endesa, que se intuye tan igualada para la próxima temporada.

Reconozco que es un arte éste del pase, que cada vez se está perdiendo más y al que cada vez le doy más valor. Mario Delas suele ser un pívot que juega abierto, que ve todo el campo para pasar, que además posee un muy buen lanzamiento exterior, triples incluido, con lo que la amenaza es mayor si cabe. Y se completa aún más, puesto que midiendo 2.07, es capaz de botar el balón de forma impropia en un 2.07 y entrar a canasta sin ninguna dificultad. Con ello, ya completamos la triple amenaza. Por eso, redundo en aquello de ser un jugador de la vieja escuela. Con total seguridad, es capaz de pasar, de tirar y de botar para penetrar. Garantías más que sobradas.

Sus estadísticas, como pívot de banquillo en el Zalgiris Kaunas de Joan Plaza esta pasada temporada, son las de un hombre de rotación en un equipo de Euroliga, no muy descollantes. Pero no se dejen engañar. En su equipo actual, puede ser un jugador importante, no ya por sus estadísticas, sino por todo lo que puede generar a su alrededor y lo fácil que puede hacer la vida a sus compañeros.

Hay que reconocer que su defensa no es la más dura del lugar y sí es un aceptable reboteador defensivo. Tiene movilidad para las defensas del bloqueo y continuación y es rápido para hacer fintas defensivas, un poco menos para recuperar, por no tener piernas muy explosivas, como ya he comentado. Redundo, eso sí, en que sus virtudes están en el ataque. No es de extrañar verle cogiendo un rebote en defensa, subiendo el balón en alguna situación que el equipo lo necesite y finalizar el “coast to coast” con una bandeja elegante, porque es capaz de hacerlo.

Jugador que apenas comete errores y sí puede aportar mucho al equipo. Seguro que a Moncho Fernández, le hará su trabajo mucho más fácil.

ESTADÍSITICAS LIGA LITUANA 12-13

20 minutos 5.6 puntos Tiros de campo: 48.2 % Rebotes: 3.9

ESTADÍSTICAS EUROLIGA 12-13

12 minutos 3 puntos Tiros de campo: 41.8 % Rebotes: 1.9