LUCAS NOGUEIRA, EXPERIENCIA POSITIVA EN LAS VEGAS

LUCAS NOGUEIRA, EXPERIENCIA POSITIVA EN LAS VEGAS

Antonio Rodríguez

El pívot de Asefa Estudiantes, Lucas Nogueira, fue uno de los elegidos en el serial que hicimos durante la temporada de “Jugador con Actitud Azul”. Tras comentar y valorar sus virtudes, sí que puntualizábamos que disfrutásemos del jugador brasileño, puesto que no teníamos la certeza de saber cuanto más pisaría las canchas de la Liga Endesa, tras los cantos de sirena de la NBA. Su última actuación en el Summer League de Las Vegas, con 6 puntos y 9 rebotes ante San Antonio Spurs, muestran un poderío bajo los tableros que está gustando mucho en los rectores de Atlanta Hawks.

Está promediando 8 puntos y 7 rebotes por partido, que están francamente bien para ser una experiencia totalmente nueva para él. En esta Summer League está conociendo nuevos compañeros, algunos con muy buena proyección profesional y rivales muy dispares, con los que tiene que batallar en uno contra uno, sin el amparo que puedan dar los sistemas diseñados por Txus Vidorreta en el Asefa Estudiantes. Verle hace un par de jornadas, buscar el choque con Jarvis Varnado, por no ceder ni un centímetro de espacio en la lucha bajo tableros, es algo que muestra su personalidad.

Lo que más está gustando de Lucas es cómo está defendiendo su canasta. Está intimidando muchísimo, cambiando muchas trayectorias de tiro en zonas cercanas y en esta liga de verano, donde predominan mucho las penetraciones a canasta, él está obligando a rectificados y malos porcentajes en general, al margen de taponar bastante.

Lucas, ha nada que finaliza el trabajo defensivo, corre a todo sprint en la transición para ganar una posición o poder recibir en contragolpe. Esa velocidad en un hombre tan alto como él, tiene mucho valor en la NBA y bien que lo apuntan en Atlanta. Sus tareas ofensivas pasan fundamentalmente por la creación por otro gran proyecto de jugador, el base alemán de 19 años Dennis Schroeder, con el que ha conseguido una gran complicidad, finalizando así Nogueira muchas de las penetraciones de Schroeder a canasta, al recibir balones doblados o bombeados para espectaculares “alley-oops”, que son la delicia de la afición. Fuerza faltas y palmea muchos balones, llegando a una altura donde muy pocos están capacitados.

Lucas está contento. Se le ve en la cara. Por el momento, parece que en Atlanta no tienen prisa por su incorporación y las últimas noticias indican que lo veremos correr, taponar y saltar en la pista del Palacio de los Deportes de Madrid durante un tiempo. Txus Vidorreta cuenta con ello. Veremos un Nogueira, muy probablemente, titular, con más responsabilidades y con más poso, que la experiencia de este verano a buen seguro le va a servir de mucho, no solamente de escaparate para cuando ingrese en la NBA, tenga que tocar la puesta y decir: “Hola, soy Lucas Nogueira. Mis credenciales, ya los conocéis”.