REAL MADRID – F.C. BARCELONA REGAL, A ESCENA

REAL MADRID – F.C. BARCELONA REGAL, A ESCENA

Antonio Rodríguez

Cinco enfrentamientos. Cinco, que han precedido a los presuntos cinco que nos esperan en la final de la Liga Endesa y que nos han dado pistas para...nada. Realmente para nada. Cada partido una historia. Competidos -todos-, emocionantes -hasta dos prórrogas hemos tenido-, legendarios -con actuaciones como las de Navarro en el Palau, hay que etiquetarlo así-... todo en una cocktelera, nos da una idea...de que no tenemos ni idea cómo transcurrirá esta serie final.

Real Madrid y Barcelona, por este orden en esta temporada, tienen un balance de tres victorias para los blancos, que tampoco significa nada. Ganaron el choque más importante hasta ahora, -la semifinal de la Euroliga-, sin embargo perdieron los dos choques cuando supuestamente venían de mejor racha de triunfos -el partido de ida en el Palau y los cuartos de final de Copa del Rey-. En este momento, con todas las heridas que puedan haber abierto 34 jornadas de liga regular más 5 partidos del playoff para el Real Madrid, por 6 de los azulgranas, se llega a una situación impredecible, donde intentaremos dar algunas claves.

- Ante Tomic. Parecía que iba destinado a ello si la final se confirmaba que era entre estos dos equipos. El excelente rendimiento que le ha sacado Xavi Pascual y la consolidación del croata en el poste, volverán a ser un referente ofensivo blaugrana, encontrando nuevamente una opción clara al margen del lanzamiento exterior. Sus medias en playoffs han bajado algo, con 9.1 puntos y un 65 % en tiros de campo, en comparación a los resultados de liga regular, 11.9 puntos y 61 % en tiros de campo. Tira menos, pero mejor. Mirza Begic, sobre todo, deberá ser quien contrarreste la eficacia de uno de los iconos de esta final.

- Naturalmente, el estado de Juan Carlos Navarro. Su actuación en el segundo partido de semifinales ante el Gran Canaria, con 21 puntos, da esperanzas a los aficionados del F.C. Barcelona Regal, que quizás deban tener optimismo, puesto que su teórico suplente a la hora de aportar puntos, Brad Oleson, ha culminado unas semifinales muy convicentes (12.7 puntos y 58,3 % en tiros de campo, altísimo para un jugador exterior).

- El Real Madrid quizás haya tenido su elemento más importante en los últimos partidos, en Sergio Rodríguez. Nombrado el mejor base de la Liga Endesa, designado así en tal posición en el mejor quinteto de la temporada, Sergio ha dado un verdadero recital de pases en las semifinal ante el CAI Zaragoza. 5.3 asistencias de promedio en esta eliminatoria, contrastado con las 4 de promedio en la liga regular, dan una idea de cómo ha orquestado el grupo. Y no solamente asistencias. Sus pases que finalizaban con un extra-pass, esos que no contabilizan las estadísticas, también han sido brillantes. Su labor ha hecho que Jaycee Carroll (14 puntos de media en este playoff), haya vuelto al mejor nivel de la temporada.

- Que Rudy Fernández y Nikola Mirotic no bajen sus promedios. Son los dos referentes anotadores blancos (10.6 y 12.2 en este playoff, respectivamente) y no pueden tener un descenso anotador en ningún partido por debajo de los dobles dígitos. Su equipo, lo notará mucho. Por supuesto que malas rachas anotadores se pueden suplir con defensa. Pero un equipo que acostumbra a ganar porque anota más, no puede permitirse que sus dos referentes anotadores bajen tales promedios.

Xavi Pascual y Pablo Laso han conocido todo tipo de situaciones y tendrán todo tipo de conjeturas. Sus plantillas, amplias y determinantes, como se han mostrado en ambas semifinales, ejecutarán sus planteamientos para lograr el codiciado premio final: un título que se vende más caro que nunca. Comienza el juego.